Cristal vs Melgar: claves del empate 2-2 en el Estadio Nacional
Cristal vs Melgar: claves del empate 2-2 en el Estadio Nacional
Horacio Zimmermann

Paridad en todo. y empataron 2-2 en Lima y definirán al campeón nacional el miércoles en Arequipa. A continuación, algunas observaciones del peleado partido que se jugó en el Estadio Nacional:

1. La deuda fue en ataque. Cuatro goles para un partido con tan pocas situaciones de gol parece exagerado. La deuda del partido fueron los ataques. Estaban tan advertidos ambos equipos de lo que podía hace el rival que, cuando cada uno tuvo el resultado a favor, evitaron ser sorprendidos antes que sorprender. Cuando les tocó elaborar, con el contrincante resguardado atrás, achicando espacios, ninguno tuvo la suficiente claridad para hilvanar acciones claras de peligro. Cuantitativa ni cualitativamente. No pudieron contra lo reducido de los espacios ni la constante compañía de marcadores rivales. La capacidad ofensiva de ambos necesitó del error del contrario para marcar.

2. El factor sorpresa. El juego tuvo menos riesgo de lo necesario por decisión de ambos. La modificación del resultado durante el trámite tuvo que ver en la ejecución de los planes. El cerrojo que impusieron los dos equipos con el marcador a favor pedía una acción inesperada. No hubo factor sorpresa. Uno, dos, tres, cuatro y hasta cinco toques pero el pase final no llegaba nunca. La imposibilidad de hilvanar acciones claras de gol pedía a gritos que uno de los integrantes de cualquier equipo se salga del esquema, tome la bandera y resuelva. Cuando el colectivo no funciona, los equipos se entregan a la inventiva de algún jugador. Hoy ninguno se atrevió.

3. Dos hombres importantes. Melgar sorprendió con la alineación sin Zúñiga ni Fernández en el once. Reynoso envió tres defensas en el centro, dos hombres de contención, un organizador y un atacante. Sin embargo, quienes dieron verdaderamente equilibrio a su juego fueron Uribe y Quina. Gran esfuerzo de ambos futbolistas para convertir una línea de tres en cinco y un ataque de uno en tres. La persistencia en la tarea llevó a ambos jugadores a marcar los goles de Melgar. 3

4. El pleito táctico. No me detendría a analizar cuál de los dos entrenadores ganó el pleito táctico. El resultado da para muchos a Reynoso como ganador. Sin embargo, prescindiría del mismo para determinar si uno u otro impusieron el plan pactado. La paridad del duelo ratifica.

5. La llave. La paridad en el trámite no da para rotular de favorito a uno u otro equipo. Eso sí, no desconozco que dentro de todas las opciones de resultados posibles, Melgar tiene una ligera ventaja. Debe ratificarla el miércoles en Arequipa. 

VOTA...