Hasta inicios de esta semana Cristal no tenía estadio para jugar la Libertadores. “Hay que aceptarlo, el Nacional ya no es para jugar fútbol”, se quejó Carlos Benavides, gerente del club. Y es que el concierto de Alejandro Sanz le había quitado el Estadio Nacional. “Ha dejado de ser un escenario de fútbol y ahora es una infraestructura de espectáculos”, agregó un mortificado Benavides.

Sin el Nacional, los dirigentes del campeón peruano buscaron una solución: jugar ante Tigre en el Alberto Gallardo en su debut en Lima. No obstante, surgió un nuevo impedimento. La directiva debía esperar que Conmebol acepte el cambio de horario del partido para la tarde. Y todo indica que así fue.

Felipe Cantuarias dio la nueva buena. El presidente de Sporting Cristal afirmó que los cerveceros serán locales ante Tigre en el Alberto Gallardo, su estadio. “Jugaremos en el Alberto Gallardo. El encuentro se jugará el jueves 28 a las 3 de la tarde en nuestro estadio”, dijo en conferencia de prensa.

El encuentro ante Tigre primero estaba programado para las 9:45 de la noche y por ello se pensó llevarlo al Miguel Grau. Hay que recordar que Sporting Cristal debutará en el torneo ante el difícil Palmeiras en Sao Paulo, el jueves 14 de febrero.