Redacción EC

Las lágrimas bordearon sus ojos. La emoción de ser homenajeado por , institución a la que tanto ama, quebró a . El brasileño nacionalizado peruano agradeció por tanto al equipo en el que jugó durante once años.

"No pueden imaginar como me siento en este momento. Yo amo tanto a Sporting Cristal, a la hinchada que me acompañó durante once años", dijo al público en

"Muchas gracias Cristal, muchas gracias mi Raza Celeste. Cristal siempre será mi vida", dijo al borde de las lágrimas el atacante que jugó 12 minutos del primer tiempo en el partido que .

 

No te pierdas

No te pierdas