Fokker: Chemo atesora dos recuerdos de los aliancistas caídos
David Hidalgo Jiménez

A los 19 años, Chemo del Solar del Solar ya era un líder. A ese flaco alto y melenudo, sus compañeros del San Agustín y de la selección lo respetaban como a un veterano. En 1986 acababa de ingresar a la Universidad de Lima y entrenaba por las tardes en el colegio de San Isidro porque amaba el fútbol, y a pesar de su corta edad, de sus ganas de querer vestir en una cancha la camiseta crema de Universitario, ya sabía lo que era ganarle un título nacional al equipo de los 'potrillos' de Alianza Lima.

"La verdad que para mí fue un golpe durísimo. Llegué a tener una convivencia con Daniel Reyes, Pacho Bustamante, Luis Escobar, el mismo Caíco que estaba en la selección de mayores. Fue terrible lo que pasó", confiesa Chemo del Solar a DT El Comercio. 
    
"Queda de lado si te formaste en la 'U' o en Alianza. En ese momento estuvimos todos juntos. Yo lo sentí así. Me sentía cercano a muchos chicos que tuvieron la desgracia de fallecer", cuenta Chemo recordando claramente lo vivido hace 29 años. 

En esta charla, el actual técnico de la San Martín, reveló que atesora presentes invaluables de los caídos en el mar de Ventanilla. "Yo tengo dos recuerdos de dos jugadores de ese equipo y que hasta ahora permanecen guardados en mi casa: es la camiseta de Daniel Reyes, cuando jugamos la final del 86 con San Agustín, y la camiseta de Caíco, que me la regaló cuando tuve un acercamiento importante con él en la Copa América del 87. Era una persona encantadora, era un tipazo de primera, espectacular, de verdad. Le tenía un cariño gigante". 

Al año siguiente, en 1988, las figuras del San Agustín --Chemo del Solar y Roberto Martínez-- cumplieron el sueño de fichar por Universitario de Deportes, pero comparten también el haber soportado juntos la experiencia más trágica en la historia del fútbol peruano.

LEE TAMBIÉN...

No te pierdas