Con 28 años, el extremo del líder Alianza Universidad es una de las atracciones de la Liga 1 que podría volver a jugarse en julio. (Foto: GEC).
Con 28 años, el extremo del líder Alianza Universidad es una de las atracciones de la Liga 1 que podría volver a jugarse en julio. (Foto: GEC).
Eliezer Benedetti

En las canteras de Alianza Lima han surgido muchos cracks y es uno de ellos, aunque su caso es muy diferente al de los demás. Durán pintó como una promesa en el club íntimo, junto a jugadores de la talla de André Carrillo y Yordy Reyna, pero se fue perdiendo en el camino e incluso llegó a jugar el Mundialito de El Porvenir. Luego, tras constantes luchas en la Copa Perú, el extremo de 28 años ha logrado resurgir de las cenizas y ahora es la sensación de la Liga 1 con el Alianza Universidad de Huánuco, líder del Torneo Apertura.

MIRA: Liga 1: ¿Cómo se jugará lo que resta de la temporada 2020?

La vida y carrera de Jack Durán ha dado muchos giros inesperados. Su indisciplina en los primeros años de su carrera tuvo mucho que ver. Le pasó mucha factura como profesional, pero eso ya es parte de un pasado que le ha servido para madurar. De esos errores ya aprendió, y el extremo del club huanuqueño sigue en busca de sus sueños.

Jack dejó de ser el ‘Rey de la Copa Perú’ y tiene como meta sentarse en el trono de la Liga 1. Con su equipo puntero, espera no perder el pulso triunfador y mantener ese nivel que mostró antes de que se suspenda el torneo peruano. Además, tener 28 años no es excusa para que sus sueños de migrar al extranjero y vestir la Blanquirroja no sigan pendientes. En el mejor momento de su carrera, espera cumplirlos pronto.

-Empezaste en menores de Alianza Lima y pintaste como promesa de los íntimos con André Carrillo e incluso con Yordy Reyna. ¿Por qué no llegaste a explotar todo tu talento ahí? ¿Por qué ellos sí?

Sí, empecé en Alianza, en menores. Estuve ahí con muchos jugadores y de los que destacan ahora son André Carrillo y Yordy Reyna. Yo creo que no tuve la oportunidad como ellos la tuvieron y, fuera de eso, fue la mala cabeza que tuve de chico por no pensar en mi carrera. Como se dice, los humos se me subieron y, cuando me di cuenta, ya lo había perdido todo en ese momento.

MIRA: Las incógnitas de la Liga 1

-¿Por qué crees que ellos sí pudieron jugar en el extranjero?

Creo que porque ellos aprovecharon el momento. Supieron cuidar su carrera, dieron todo al máximo y se les presentó la oportunidad y no la desaprovecharon hasta el día de hoy.

Jack Durán se inició en las canteras de Alianza Lima. (Foto: GEC)
Jack Durán se inició en las canteras de Alianza Lima. (Foto: GEC)

-¿Sientes que no te dieron las oportunidades suficientes en Alianza Lima?

Yo siento que no me dieron las suficientes oportunidades. Yo salí muy resentido de Alianza, porque en sí me tiraron (acusaron) de algo malo que nunca fue verdad. Eso no lo voy a comentar. Solo diré que el entrenador Carlos Basombrío me tiró mal y me botaron mal de Alianza. Aparte de eso, no me daban la oportunidad porque cada vez que me subían o para hacer una pretemporada, me volvían a bajar y así me tuvieron como dos o tres años. Y bueno, no se dio y tuve que emigrar a otro equipo.

-Entonces, ¿la salida de Alianza Lima tú no la decidiste, sino el club?

Sí, el club fue el que me echó a mí por cosas que me tiraron mal- como se dice- por un entrenador. Yo dije, entonces, “por qué no me hacen una prueba y quedamos en algo”, pero no. Ellos creyeron en el entrenador y me botaron. Como dicen los jugadores, me botaron como perro, pero bueno ya es cosa de la historia y ahora a seguir para adelante.

-Hay algo que dijiste y que sueles repetir mucho en las entrevistas es que tu carrera se estancó por tu mala cabeza. ¿A qué te refieres exactamente con mala cabeza?

Como se dice, a la vida mundana que tuve anteriormente, en pensar en discotecas, en mujeres. Eso me pasó factura con el pasar de los años y es por eso que perdí mucho tiempo en mi carrera.

MIRA: ¿Quién es Craig Foster? La historia del ex futbolista que rescató a un peruano en Australia | CRÓNICA

-¿Qué pensabas cuando estabas en alguna juerga o en discotecas? ¿Tenías en cuenta que tu carrera se ponía en peligro?

No, no. Cuando estás en esa vida, uno no piensa en esas cosas. Uno piensa que ha ganado mucho, que lo tiene todo, y ahora que uno ha reflexionado sobre eso, se da cuenta que no es así. Tú nunca terminas de ganar algo hasta el día que Dios lo quiera. Se me subieron los humos a la cabeza, pensé que lo tenía todo cuando no tenía nada. Pero no me arrepiento de esa vida. Eso yo lo dejo en la historia y ahora soy una nueva persona.

-¿Crees que ese estancamiento y tu “vida mundana” se debió a las malas influencias?

No, yo no creo que sea por los amigos o malas influencias. Esas decisiones las toma uno mismo, porque si un amigo te dice vamos a tomar, tú escoges si vas o no. Tienes que ser profesional en ese medio. En el tiempo pasado no lo fui, dejé pasar todo, pero ahora que un amigo me dice “Jack, vamos a tomar”, le digo que no, que eso ya no cabe en mi vida ni en mi carrera. Y, sobre todo, porque yo sigo tratando de limpiar la imagen que tuve anteriormente.

-Entre el 2013 y 2014, jugaste en José Gálvez y el técnico Julio Zamora te apartó del equipo por ausencias a los entrenamientos. ¿Qué fue lo que pasó?

Son cosas que tuvimos ahí en el club. Solo un día yo falté al entrenamiento porque en Gálvez no nos pagaban y no teníamos pasajes. Entonces, cuando fui al entrenamiento el día siguiente hubo un malentendido. Yo entrenaba de lo más normal, haciendo mi gimnasio como cualquier jugador, y el ‘profe’ Zamora se me acerca así, o sea, a agredirme con sus palabras, mentándome la madre y hablándome con lisuras. “'Profe', ¿qué tiene?, tranquilo”, le dije. Y me decía: “a la otra que me tires mal, vas a ver” y me hablaba con lisuras.

MIRA: Ricardo Gareca viajará a Argentina: ¿por qué el técnico de la selección peruana decidió volver a su país?

-¿Cómo solucionaron el tema?

Yo le decía “está loco ‘profe’, ¿qué está hablando? ¿Yo qué he hablado de usted?”. Yo ni enterado de lo que había pasado. El ‘profe’ quiso ir a las manos conmigo, nos separaron y al día siguiente conversamos. Lo que había pasado es que un representante había dicho que yo lo estaba “maleteando” al entrenador y no era así. Esas cosas a mí no me gustan. Si yo tengo que decir algo, se lo digo en su cara. No tengo por qué maletearlo. Al final se solucionó.

-¿Qué pensabas cuando llegaste a la Copa Perú luego de ser señalado como promesa en Alianza y jugar en equipos de Primera como San Martín y José Gálvez?

Nada, porque en ese entonces, cuando yo pisé la Copa Perú, no había tenido equipo durante cuatro meses y justo en abril se me presenta la oportunidad para jugar la Copa Perú antes del cierre de libro de pases. Creo que ese fue un milagro de Dios, una bendición que me dio de poder darme trabajo. Yo lo tomé con más tranquilidad y empecé a luchar a partir de ahí y a dar todo de mí.

-Y cuando llegaste a jugar el Mundialito de El Porvenir, ¿sentías que ya no volverías a destacar en Primera?

Jugué el Mundialito de El Porvenir y esa vez campeoné. Fue justo en ese tiempo que no tenía equipo, no tenía trabajo, tenía un hijo que mantener y me tocó la opción de jugar ahí. Mis metas y mis sueños nunca se cayeron. Yo siempre decía ‘voy a luchar y voy a volver a llegar’. Y mira, se me volvió a presentar la oportunidad y no la pienso dejar. Voy a seguir para adelante con esto.

-Desde entonces aprovechaste las oportunidades. Tres años consecutivos fuiste considerado el mejor jugador de la Copa Perú. Incluso en el 2017 lograste el anhelado ascenso con Binacional. ¿Por qué no decidiste renovar con el club y jugar en Primera? ¿Por qué volver a la Copa Perú?

Mira, te comento. Fui a un doctor y me saqué una prueba y me dijo que no podía jugar al fútbol nunca más. Es más, me dijo que no podía ni correr en mi casa un metro porque me moría. Ese doctor me dijo que, supuestamente, estaba mal del corazón, pero a mí no me interesaban lo que me decían. Binacional decidió no contratarme, porque confió más en ese doctor que en mi palabra.

MIRA: La tarde que el 'Nene’ inventó el tiro libre 'a lo Cubillas’ que no ha sido repetido en los mundiales

-¿Entonces fue el club que decidió no renovarte por lo que te dijo el doctor, pese ser la figura del equipo en esa campaña?

Claro, lo que pasa es que el doctor me puso unas máquinas para que vea el corazón y yo le pregunté si podía hacer mi vida normal con eso. Y el doctor me dijo que sí, que podía subir cerros y normal. Como yo tengo un grupo de amigos con el que hacemos navidades para niños, nos vamos a subir cerros y tú sabes que en el cerro tu corazón se agita por la altura que vas a subir. Y bueno, yo creo que eso ha hecho que el corazón esté mal o se acelere. Prácticamente, me quisieron fregar mi carrera de nuevo, pero Dios es tan grande que con él no van a poder.

-¿Sí deseabas jugar en Primera División con Binacional?

Sí, yo sí quise jugar. Pero como creyeron más en el doctor que en la palabra de Dios, tomé la decisión de volver a jugar en la Copa Perú.

-Tu carrera ha dado muchos giros. Comenzaste en Alianza, llegaste incluso a jugar en el Mundialito de El Porvenir y ahora vuelves para brillar en la Liga 1. ¿A qué se debe ello?

Yo creo que son milagros de Dios. A partir de que yo me entregué a Dios y me dediqué a la palabra, Él me ha dado muchas oportunidades y me ha abierto muchas puertas para seguir adelante. Esto no es de casualidad, es gracias a Dios y a mi familia que estoy llegando a destacar y me estoy sacrificando. Gracias a ellos dejé la vida mundana que perjudicó anteriormente mi carrera. También considero que me he esforzado mucho. En todo el tiempo que he jugado en la Copa Perú, entrenaba y luchaba para poder ser el mejor jugador o lograr ascender. Lamentablemente, en el 2016 no pude, en el 2017 lo hice y en el 2018 también con este equipo (Alianza Universidad), tras el cuadrangular con los equipos de Segunda.

MIRA: Fútbol contra el racismo

-Dejas de ser el ‘Rey de la Copa Perú’ y ahora eres la sensación del momento en la Liga 1. ¿Qué genera eso en ti?

Me causa felicidad y tranquilidad. Yo soy uno de esos jugadores a los que le gusta luchar y ser el mejor cada día. También me gusta mejorar en el estilo de vida, en la vida mundana que ya no la hago, en lo futbolístico. Yo estoy entrenando mucho para ser un mejor jugador y sacar adelante a mi familia.

-Justo esta cuarentena te agarra en quizás el mejor momento de tu carrera. ¿Qué tanto te puede afectar esta inactividad?

No, no me puede afectar en nada. Si lo he logrado en la Copa Perú, ¿por qué no puedo lograrlo en el fútbol profesional? Si en la Copa Perú descansábamos más de cuatro meses para volver a jugar y esta cuarentena no me va a afectar a mí, no le va a afectar al equipo. Yo te lo digo porque confío en mí y en mi Dios que tengo al lado, que vamos a seguir adelante.

-Con respecto a tu meta de llegar a la selección, hay ligas que se han dado por terminada como la Ligue 1 de Francia, la Eredivisie de Holanda, entre otras, donde hay jugadores peruanos convocables. Este panorama quizá motive a que Ricardo Gareca se fije un poco más en el fútbol peruano, donde tú estás siendo protagonista. ¿Consideras que tus opciones aumentan ahora?

No puedo decirte sí o no. Esa decisión ya la tiene el ‘profe’ Gareca, él decide a quién convocar y a quién no. Pero uno tiene que luchar para cumplir sus metas. Mi sueño es vestir la camiseta de mi país, que es lo que cada jugador anhela. Eso es lo que yo deseo y voy a esforzarme para lograrlo.

-¿El comando técnico de la selección se han contactado contigo?

Bueno, sí, pero el tema es que yo no puedo mencionar nombres. Sí se contactaron, me hablaron. Me dijeron qué cosas tenía que hacer: el recorrido, que lo estuve haciendo en el campeonato, pero lamentablemente paró. Voy a seguir haciendo lo que me han pedido y seguir trabajando.

-En cuanto a tu futuro, dijiste reiteradamente que piensas en salir al extranjero. ¿En qué liga te gustaría continuar tu carrera?

Yo no soy de escoger ligas, pero me agrada la brasileña y la mexicana. También la de Estados Unidos, la MLS, donde hay muchos peruanos. Vamos a ver la oportunidad que Dios me muestra para poder emigrar y cumplir el sueño que uno quiere.

Ver esta publicación en Instagram

⚽️⚽️ alianza udh hermoso jugar en un estadio así

Una publicación compartida de Jack Duran 28 (@jackduran28) el

-De no concretarse tu salida al extranjero, ¿te gustaría volver después a Alianza Lima para cerrar tu carrera?

Claro, sí me gustaría volver a jugar en Alianza Lima pero, eso sí, que no me vuelvan a tratar como lo hicieron en menores. Sí sería algo lindo regresar a uno de los más grandes del Perú y más grandes también a nivel internacional. Además, estando en Alianza Lima a cualquier jugador se le abre las puertas en el exterior. Sin embargo, yo estoy bien agradecido con Alianza Universidad, que me abrió las puertas desde el principio, con el equipo que confió en mí. Los dirigentes confiaron en mí y el pueblo confía en mí. Yo tomo el club Alianza Universidad como mi casa y si yo tengo morir en este equipo, moriré en este equipo.

-Se ha especulado mucho con tu vuelta al Matute. ¿Te han llamado desde el club victoriano?

No, esas son habladurías creo yo. Lo miré en un montón de páginas, pero el club Alianza Lima nunca se contactó conmigo, nunca se contactó con mi representante. No sé si se habrán contactado entre clubes. Pero nada, si se presenta la oportunidad, me toca ir a trabajar y dar todo de mí.

Liga 1: se aprobó el reinicio del torneo y tendrá a Lima como sede única | VIDEO

MÁS EN DT...

TE PUDE INTERESAR




No te pierdas