Parece haber sido hace poco cuando Johnnier Montaño llegó a nuestro país para defender la camiseta del Sport Boys. Sin embargo, aquel debut del volante colombiano se dio en el cada vez más lejano 2007.  Ayer, casi doce años después, el 'cafetero' recibió el OK y obtuvo la nacionalidad peruana oficialmente.


"Si el muchacho está enterito, la va a romper", se lee en El Comercio cuando el cafetero llegó a Lima. Ya tenía 24 años y había vivido mucho en el fútbol. Debutó en América de Cali y de inmediato pasó a Quilmes de Argentina, todo entre 1998 y 1999.

Integró la selección Sub 20 de su país y ganó el Torneo Esperanzas de Toulón de 1999. Con esa edad debutó en la selección mayor en la Copa América de 1999. Le marcó un gol a Argentina en aquel recordado partido en el que Martín Palermo erró tres penales.

Jhonnier Montaño

Luego marchó al fútbol italiano, donde vistió las camisetas de Parma, Hellas Verona, Piacenza para regresar al América de Cali en el 2004. Santa Fe, Al-Wakrah (Qatar) y Cortuluá fueron sus equipos antes de llegar al fútbol peruano.

Ahora, tiene familia peruana. Su hijo Estaban brillas en el equipo de Reserva de Municipal. Así, Johnnier se ha asentado en el país y hoy ya goza de la nacionalidad.


MÁS NACIONALIZADOS
Pero, el caso Montaño, quien paseó su fútbol en nuestro territorio por Alianza Lima, San Martín, Melgar, y actualmente en Cantolao, no es el único que se dio en los últimos años. Han sido varios los elementos que llegaron del extranjero y, legalmente, tiempo después, se convirtieron en un peruano más.

Dos de los más sonados fueron los casos de Horacio Calcaterra (ARG) y Gabriel Costa (URU). El primero ya ha tenido minutos en la selección mayor y está en la lista preliminar para la Copa América de Brasil, mientras el segundo todavía no debuta pero también se encuentra en esta última nómina. 

Hay situaciones de otros jugadores que, pese a ya estar nacionalizados, no han vestido la Bicolor. Esto se dio con Jorge Cazulo (URU), por ejemplo. El volante solo accedió a someterse a dicho proceso para no ocupar plaza de extranjero y ayudar al club celeste en este sentido.

Por un tema estrictamente laboral o por amor repentino que nace hacia un nuevo país y a todo lo que esto implica (costumbres, historia, etc),  estos son algunos de los motivos por los varios futbolistas tomaron esta  importante decisión en sus carreras.