Redacción EC

debe ser el personaje que más consenso genera en el fútbol peruano, con la complejidad que eso supone. Ha sido deportista calificado, mundialista en Argentina 78 y España 82; entrenador de clubes y selección, arañando la clasificación a Francia 98; y dirigente, con una gran influencia en la clasificación a Rusia 2018 y el repechaje a Qatar 2022.

Por eso, cuando hace unas semanas, , hubo unanimidad en el hecho de que se estaba perdiendo a un hombre valioso, con una vasta experiencia.

LEE TAMBIÉN: Pablo Lavallén, el guía de Melgar que da la espalda a los penales pero ya tiene hitos históricos en torneos internacionales

De un momento fue Oblitas quien reconsideró su decisión y hoy es el flamante Director General de Fútbol de la FPF. Se trata de un cargo más influyente, con mayor volumen de trabajo.

En ese sentido, los retos de Oblitas son más complejos. Pretenden concretar un postergado: la reestructuración del fútbol peruano. Un tema tan antiguo que parece una muletilla. Sin embargo, se trata del último gran encargo de su trayectoria.

, Oblitas ha dado algunas luces sobre sus planes. En principio, ha pedido que Antonio García Pye, su brazo derecho desde hace mucho tiempo, se convierta en el gerente, ya no solo de la selección absoluta, sino de todas las selecciones.

Las divisiones menores no son el futuro, sino el presente inmediato. | Foto: FPF
Las divisiones menores no son el futuro, sino el presente inmediato. | Foto: FPF

¿Qué se pretende? Unificar criterios. Desde las ligas departamentales hasta la Primera División. “El próximo año no va a ser tan sencillo porque las reglas ya están dadas y no puedes cambiar de la noche a la mañana, sería injusto. Para el 2024 debemos tener un torneo donde todos sepan las reglas”, ha comentado.

Hay una idea que podría cobrar forma: que la Copa Perú se convierta en la Liga 3 y que el equipo que resulte campeón no ascienda directamente a Primera, sino a la Liga 2. Ese cambio de tuerca generará que los clubes se exijan institucionalmente, pues de no hacerlo difícilmente accederán a la división de honor.

Un punto fundamental para Oblitas es la gestión. “Hay que ayudarles a entender la problemática del futbol. No basta con ser campeón y participar en un torneo internacional, sino cada vez ser mejores en la gestión”.

Para tener una Liga 1 mucho más competitiva se necesita trabajar desde abajo. Menos informalidad y más gestión. (Foto: GEC)
Para tener una Liga 1 mucho más competitiva se necesita trabajar desde abajo. Menos informalidad y más gestión. (Foto: GEC)

A propósito de eso, su cargo como director general de fútbol de la FPF fue creado para que él no solo impulse el cambio, sino que lo vigile sostenidamente. “Es mi responsabilidad. Si veo que no estamos trabajando por ese camino, se lo voy a decir al directorio, al presidente. La garantía es esa. Me están dando un puesto donde puedo estar en todos los estamentos del fútbol. Voy a disponer de la gente idónea para que me ayude”.




Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más