Se jugaba el último minuto de juego en el Francisco Mendoza de Olmos y buscaban el gol del triunfo frente a por la . Un centro al área para fue interceptado por Ojeda, pero controló mal el balón y cuando quiso despejar hizo caer al delantero del cuadro norteño. Claro penal que el árbitro no sancionó y que por el contrario le sacó la segunda amarilla a Elías, según su criterio, por fingir.

Esta jugada pudo cambiar el 2-2 final entre los norteños y huancaínos, en un partido en el cual la labor de Legario fue bastante cuestionada, sobre todo en el segundo tanto de Los Caimanes, por posición adelantada de Aponte.