Andy Polar es el jugador del momento en el fútbol peruano. Por ello, el extremo del Binacional fue convocado a la selección Sub 23 que se prepara para los Panamericanos. (Video - Foto: GEC)
Redacción DT

Por: Kenyi Peña Andrade

Si uno googlea Andy Polar, le aparecerán múltiples notas sobre su vida. Notas que, probablemente, hace doce meses no pasaban de diez en el navegador. Ni siquiera Alexis Arias, jugador que ya salió campeón en Melgar y que ya fue convocado a la selección mayor, despertó esta atracción magnética que ha provocado el volante del Binacional con los hinchas. Y  no me refiero solo a los de su club, sino también a los de Universitario, Alianza Lima, Cristal, etc. Todos lo quieren como refuerzo para la próxima temporada.


Los que seguimos a cada fin el fútbol peruano, tenemos claro que hay otros futbolistas que hace buen tiempo vienen llevándose los aplausos en equipos del interior del país. Marcos Lliuya en Sport Huancayo, por ejemplo. Sin embargo, lo de Polar va más allá. Lo piden al equipo de Ricardo Gareca, y le caen elogios de periodistas e hinchas en Twitter y Facebook. Hasta la cadena internacional ESPN se atrevió a compararlo - exageradamente- con el belga Eden Hazard.

El jugador incluso cautivó al mismo Nolberto Solano, quien lo convocó recientemente a un microciclo de la selección sub 23 que se prepara para los Juegos Panamericanos Lima 2019. Sin embargo, no todo ha sido felicidad en su corta carrera y su vida no siempre ha sido color de rosa. ¿Cuál fue el problema por el que pasó y que casi trunca su carrera?

Era enero del 2017. Nuestro país empezaba a vivir lo que sería un verano caliente, el sol pegaba. Arequipa ya estaba ardiendo y no precisamente por el caluroso clima. Polar, con 19 años, había jugado la finalísima de la Copa Perú con Binacional y había enamorado a más de uno con su gambeta. Uno de los que terminó seducido por su juego due Melgar. Directivos juliaqueños y arequipeños se reunieron, se tomaron un café, y llegaron a un acuerdo de palabra por el pase del jugador.

Cuando Polar pisó el césped del Monumental de la UNSA, se vistió de corto y empezó a entrenar, solo era cuestión de esperar para que estampe la firma. Es más, hay material en YouTube donde podemos ver al mismísimo Polar declarando ya como jugador de Melgar. "Vengo con muchas ganas de jugar, hacer las cosas bien y dejar todo. Gracias a Dios las cosas se están dando como yo quiero. Espero jugar la Copa Libertadores", indicó en aquel momento, como se observa, vistiendo el buzo del cuadro arequipeño.

Andy declaraba con el buzo de Melgar. (Video: YouTube- imagen: captura)

Contra todo pronóstico, Andy abandonó la concentración del Melgar aduciendo una supuesta enfermedad de su madre. No obstante, los directivos de Melgar aseguraron que todo fue una mentira para lograr su verdadero objetivo: firmar un mejor contrato con Cienciano.
"El día lunes pidió permiso indicando que su mamá estaba enferma. Nosotros le hemos creído. Eran las 10 de la noche y no llegaba. Fui a su casa y no estaba. No sabemos nada de él. Es una pena que haya abandonado de esta forma la concentración", aseguró Gustavo Vivanco, delegado de la institución mistiana en ese momento.

El directivo de Melgar hizo su descargo sobre el caso Polar. (Video: YouTube- imagen: captura)

Además de dicha acusación, el mismo directivo del club arequipeño aseguró que Polar tomó la decisión debido a que iba a ganar más dinero en el conjunto cusqueño. "Es una pena lo que ha pasado con este chico, que está pensando más en la plata que en ser un proyecto. Sabemos que el profesor García lo ha llamado. Él mismo jugador me hizo ver la comunicación. Pero yo pregunto, ¿qué ganó Andy Polar hasta ahora? Nada. Simplemente está siendo mal orientado por gente interesada", concluyó.

Días después de que explotó la bomba, el técnico de Cienciano en ese entonces, el profesor Fredy García, dio su versión de los hechos asegurando que nunca se comunicó con el futbolista. “¿Quién es Andy Polar? ¿Dónde jugó? ¿En qué puesto juega? No lo conozco y por lo tanto no lo he llamado para jugar en Cienciano”.

Al final, Polar terminó quedándose en Binacional y la verdad sobre lo qué realmente pasó en aquel momento todavía es una incógnita. El extremo ahora sigue su vida siendo figura cada fin de semana y, con 22 años, y ya solo enfocado en el tema fútbol, tiene el deber de ser una realidad que duré más de una buena temporada. Promesas que nunca se consolidaron hay de sobra en el fútbol peruano. No convertirse en una más, ese será el gran rival a gambetear.

Aquí te contamos tres datos de Andy Polar:

No te pierdas

No te pierdas