El Real Madrid impuso la diferencia de calidad ante el Cruz Azul mexicano, que se topó con Iker Casillas cuando pudo meterse en un duelo desigual, en el que el conjunto español exhibió su momento estelar para golear sin paliativos (0-4) y acceder a la final del Mundial de Clubes, el único título de prestigio que falta en sus vitrinas. 

TAGS RELACIONADOS