Renzo Ratto apoya que el estadio de Alianza pueda llevar el nombre de un sponsor. (Foto: Eduardo Cavero / GEC)
Renzo Ratto apoya que el estadio de Alianza pueda llevar el nombre de un sponsor. (Foto: Eduardo Cavero / GEC)
Leonardo Torres Cueva

El fútbol vuelve en el Perú, pero hay otro partido que los clubes no han dejado de jugar: el de las deudas concursales. Alianza Lima es uno de ellos y venía cumpliendo con sus deberes económicos de la mano de Renzo Ratto. El ex administrador ahora responde cómo afrontó los dos años en lo más alto del club blanquiazul.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Barcelona en crisis: razones para una catástrofe y la ‘profecía’ de Lionel Messi

-¿Cómo recibiste Alianza Lima y cómo lo dejaste?

Entré a Alianza Lima en octubre del 2016 y me retiré en diciembre del año pasado. La junta de acreedores fue el 19 de ese mes, pero el 18 ya había mandado carta notarial con mi renuncia. Había comentado meses anteriores que iba a renunciar, con el respeto a una institución tan grande, muy aparte de que soy aliancista.

El técnico de Alianza Lima hizo un pedido especial a sus hinchas

-¿Por qué la renuncia?

Siempre buscando nuevos retos profesionales. Uno espera que las personas que llegan lo puedan hacer mejor.

-¿Cómo recibiste el club?

En una situación complicada. Una institución emblemática con el tema financiero dañado, la imagen también. Debo ser honesto y reconocer que la anterior administración hizo un manejo adecuado de la estructura de costos. Nosotros continuamos con ese manejo responsable y logramos obtener mayor cantidad de ingresos, producto del trabajo de todos los involucrados en el club Alianza Lima, desde el portero hasta quien te habla. Fue un trabajo honesto, responsable y transparente.

LEE TAMBIÉN: Liga 1: así terminará de disputarse los partidos de la fecha 7 del Torneo Apertura

-¿Cuán complicado fue recuperar a la institución?

Cuando llegué, las puertas no se abrían fácilmente. Alianza Lima es un club concursado y las instituciones financieras no te abren las puertas. Ir a buscar recursos a la banca paralela es más costoso; y sin embargo, tenían sus dudas. La idea que se fijó inicialmente fue reunir al personal, comprometerlos y empezar a trabajar para sacar adelante la institución. Fijamos metas y objetivos en todas las áreas y luchamos por ello. En los primeros cinco meses establecimos comités consultivos. Antes existía uno, pero se dedicaban más del tema deportivo, nosotros instauramos uno consultivo, uno de menores, otro de infraestructura y uno legal. Esos pilares eran fundamentales para sacar a la institución adelante. Poco a poco nos ganamos una imagen que nos abrió la puerta de los auspicios. Con ello conseguimos beneficios para la institución.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Christian Cueva: ¿Por qué es tan importante para Ricardo Gareca y la selección peruana?

-¿El título del 2017 fue clave?

El tema deportivo es importante, pero creo que lo más importante fue la imagen. La transparencia del trabajo ayudó mucho. Si bien es cierto que el título ayudó, hay un trabajo administrativo, financiero y de marketing detrás que no se ve. Los premios deportivos son muy significativos, pero la imagen es más que ello. Buscamos prácticas corporativas dentro del club para desarrollarnos como una institución mundial. Buscamos iniciar un círculo virtuoso en base a lo deportivo y lo que viene detrás. Asimismo, buscamos que todos se sientan contentos dentro del club. Cumplíamos con los honorarios de todos, no solo del primer equipo, hacíamos muchos esfuerzos. Ello generó compromiso y que todos vayamos en la misma dirección.

-¿Cuáles fueron las acciones concretas que realizaron?

Al principio se establecieron metas por cada área de manera anual. Tanto en el lado deportivo, legal, menores e infraestructura. Un club no solo depende del apartado deportivo, hay ingresos por auspicios, por televisión, y algo que acá no está muy desarrollado, pero Alianza Lima debe hacerlo: la transferencia de jugadores y activaciones. Todo ello hace que las instituciones anden de la mejor forma.

En el tema laboral, hicimos prácticas de buen gobierno. Regularizamos los contratos, la gente pasó a cuarta y quinta categoría para que gocen de todos los beneficios de la ley. Asimismo, se defendieron los derechos de Alianza Lima: se recuperaron algunas áreas, extendimos el plazo del predio en Santa María, la explanada, la cancha del norte, entre otros. También implementamos el plan de menores.

En cuanto a lo financiero, se cumplieron con todas las obligaciones. Muchas personas nos alentaban a que no paguemos. Pero ello iba a ser contraproducente, nos podría acarrear sanciones y aumentar los intereses. Asimismo, ello nos cierra puertas de otras instituciones.

Sobre marketing, conseguimos nuevos auspiciadores debido al gran trabajo que hicimos todos. Nuestra imagen mejoró y conseguimos captar empresas que se interesaron en nosotros. Creían en nosotros por la transparencia.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Día del Niño: 7 cartas de pequeños para Vizcarra, Paolo, Eva, Pilar y Gastón, a un año del Bicentenario

-¿Donde estuvo la base de esas decisiones?

El comité deportivo nos ayudó mucho, con la dirección de Gustavo Zevallos. Hacíamos análisis estadísticos para tomar mejores decisiones en cuanto a las contrataciones. Nos equivocamos poco en 2017. Fue un esfuerzo enorme de los jugadores y del cuerpo técnico, todos enfocados en el objetivo.

En el tema financiero nos ajustamos en todo lo que pudimos. Necesitábamos generar ingresos, pero eso no viene del lado financiero, ya que este se encarga de administrar los recursos. Los ingresos provienen del marketing. Ahí conseguimos auspicios. Lo ideal siempre fue obtener auspiciadores de gran calibre. Se logró tener un big player como el Banco Pichincha.

Fútbol Peruano: conoce los protocolos de la nueva normalidad para el retorno de la Liga 1 | VIDEO

-Sobre la deuda concursal, ¿en cuánto la recibiste y en cuánto la dejaste?

No quiero pronunciarme sobre la deuda a detalle, pero sí a grosso modo. El proceso concursal lo había hecho el señor Bustos. En mayo del 2015, la deuda estaba casi en 49 millones, pero era deuda concursal sola. Viendo a grandes rasgos, la deuda concursal es una deuda de pasivo no corriente, también hay pasivo corriente que es lo que se gasta para que se mantenga el club. También había una deuda contingente de casi 8 millones de soles. Nosotros comenzamos a trabajar para reducir la deuda concursal. Nuestra principal función no es ganar el campeonato, tenemos que pagarle a los acreedores y eso es lo que se hizo.

Ahora que han salido los estados financieros de Alianza Lima, se ha reducido la deuda de 82 millones a casi 68, pero ya se activó la deuda contingente que antes no estaba contemplada. Nosotros, en un momento determinado, teníamos un pasivo no corriente de casi 22 millones de soles. Ese ha bajado y ahora está en 10. La deuda concursal es la más representativa del pasivo pero hay otras deudas que se contemplan.

-¿Alianza cumplió con lo que se planteó?

Independientemente del contingente que se ha activado por decisión de Indecopi, hemos bajado la deuda a un ritmo de cuatro millones anuales. Eso es lo que ha representado en la deuda. Si uno revisa la memoria que se ha presentado este año, son memorias auditadas, hay 82 millones en el año 2018. Nosotros la agarramos en 2016, ahí vemos como ha bajado. Hoy estamos en 68 en total pasivo.

Tenemos que tener mucha atención en el tema de los ingresos. Muchos se preocupan cuando las deudas comiencen a crecer. En 2016, los ingresos de Alianza fueron de 31 millones. Para finales del 2019, según lo auditado, los ingresos fueron de 59.3 millones. Ello ha permitido cumplir con obligaciones y algunas mejoras. Muchos pensarán que fue por la Copa, por supuesto que ayudó, pero no solo ha sido eso. De 31 a 59.3 ha crecido más del 90% del ingreso. Se logró por activaciones, premios, taquilla, etc.

MIRA: El golazo de Andy Polo fue elegido el mejor de la MLS is Back | VIDEO

-¿En cuánto crecieron los ingresos de Alianza Lima?

A nivel mundial, hay seis o siete conceptos de ingresos: TV, auspiciadores, taquillas, premios, transferencias. En esto último reforzamos mediante la infraestructura se está desarrollando bien la etapa de menores. Hay ingresos que no hemos percibido y ya se contempla en todo el mundo como los nombres de los estadios: ponerle un auspiciador y cambiar el nombre, eso proveer un gran ingreso. No desmerece el nombre, se fortalece la marca a nivel internacional.

Los ingresos de TV representaban más del 70%, luego se equiparó con los auspicios, premios, etc. Me atrevo a decir que ahora representa el 36 o 35% de los ingresos. También porque subieron las taquillas. En 2016 estábamos en 186 mil al año, igual fuimos los primeros. En 2019 lo dejamos en más de 300 mil al año. La gente se sentía contenta en ir a Matute.

Al principio teníamos de promedio un tercio del estadio, entre 8 mil y 10 mil. Revisando y calculado, duplicamos ese promedio, ahora está en casi 18 o 20 mil asistentes en promedio. Queda un tercio que tenemos que llenarlo para que se evalúe la ampliación de Matute. Es un proyecto que está planteado pero hay otras prioridades como el lugar de concentración.

-En cuanto al naming, ¿hubo alguna propuesta concreta?

No evaluamos muy fuerte este tema. Lo conocimos, pero no lo evaluamos mucho. El aliancista es muy pegado al nombre y podría sentirse afectado. Pero esto se maneja a nivel global. Creo que si el aliancista entiendo que esto sumaría, debería permitir que se realice. Siempre se llamará Alejandro Villanueva, solo que tendrá un sponsor. Es una oportunidad que será beneficioso. Sin embargo, no se trabaja por imposición, se debe tener un consenso para que todo funcione.

-¿Se equivocaron con las contrataciones en el 2020?

Es difícil pronunciarme ahora que no estoy en el club. Yo creo que las personas que están ahora han hecho el esfuerzo para que sea el mejor equipo posible. El presupuesto se mejoró siempre con la intención de hacer un buen papel en la Copa Libertadores. Las cosas no han salido bien. Lo que siempre le digo a los aliancistas es que de la pasión no se puede vivir. Siempre hay que tener un pie anclado en la razón. Si solo vivimos con pasión, el club puede ser penalizado. Debemos seguir remando para que el club continúe creciendo.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Yuriel Celi: el peruano de 18 años que quiere llevarse todos los premios de la Academia

-¿Que opinión te merece la discordancia que existe con el Fondo Blanquiazul?

No tengo una opinión al respecto, pero todo se puede arreglar. Si es que hay algún distanciamiento como tu lo dices, todo se puede mejorar. Quizás hay desconfianza porque no se conocen entre todos, pero poco a poco nos ganamos la confianza. No Renzo Ratto, en todo el club. Se deben buscar los caminos para sacar la institución adelante, pensando siempre que Alianza Lima está por encima de todos nosotros. Todo lo que hacemos es para el club. Así lo manejamos nosotros para que sigan creciendo. Hay que buscar la manera de traer nuevos recursos, porque si se agotan, ahí llegan los problemas financieros.

-Por último, ¿te buscó Universitario de Deportes?

No quiero pronunciarme al respecto. Mi corazón es blanquiazul y siempre será así. Desde chico lo soy y ha sido un honor haber estado en Alianza Lima.

MÁS EN DT

VIDEOS RECOMENDADOS

Este es el fixture de la selección peruana para la Copa América 2021
Leipzig y Julian Nagelsmann, dos historias de película