¿Por qué se reunieron el Colo Ibáñez, Cazulo y Guastavino?
¿Por qué se reunieron el Colo Ibáñez, Cazulo y Guastavino?
Miguel Villegas

El fútbol es un juego pero es más que un juego: es cultura. En 1982 y para este diario, el Nobel Mario Vargas Llosa escribió columnas de opinión en las que decía que el fútbol, casi tanto como una novela, construye héroes de carne y hueso. Luego profundizó en un ensayo: "Pues bien, los futbolistas son las personas más inofensivas a quienes se puede conferir esta función idolátrica. Ellos son, claro está, infinitamente más inocuos que los políticos o los guerreros, en cuyas manos la idolatría de las masas se puede convertir en un instrumento terrible".

Tres de ellos, , y , buques insignia de la ‘U’, Cristal y Alianza Lima, están aquí, en el Parrillón de Miraflores, porque coinciden en ello. Los tres han sido convocados por el para renovar (y discutir) la idea de que el fútbol es más que un juego sencillo.

Discuten y es normal. Aunque no hay más testigos que el comité organizador de Minuto 90, polemizan sobre el torneo local. “Es complicado de entender”, dice Guastavino. “Hay muchas cosas por cambiar”, analiza Cazulo e Ibáñez cuenta que el viaje en bus a Cutervo fue de ficción: “Hicimos un vuelo y de ahí 6 horas en bus. Y en la carretera pasó un hombre con unas vacas que detuvo todo. Eso también es el fútbol peruano”. Pocas cosas más cinematográficas que los capítulos insólitos de este torneo. Nada más de fútbol de entrecasa. Nos ha reunido el cine y la posibilidad de que el fútbol sea eterna materia prima para filmar.

“Creo que la cultura y el fútbol no tienen por qué ser dos cosas alejadas. Es una vía importante para que la gente conozca y aprenda con lo que más disfruta” dice ‘Piqui’. Por su parte, Guastavino cree que “el hecho de que el Festival de cine sea gratuito le da la posibilidad a cualquier hincha de acercarse más al lado humano y cultural del fútbol”. “Para los hinchas de Alianza y todos los equipos disfrutan del cine y una buena lectura, es una gran oportunidad para pasar un buen momento. El año pasado, me contaban, la proyección del documental de Alianza fue lleno absoluto”, dice ‘Colo’ Ibáñez, que promete: “Este año tenemos que pelear lo último por ellos, los hinchas, para salir campeones”.

El Festival de Cine de Fútbol Minuto 90 se desarrollará este año en tres sedes: Lima (19-21 de mayo en el Centro Cultural de España, Jr. Natalio Sánchez 181 – Santa Beatriz), luego en Arequipa (26-28 de mayo en el Centro Cultural Peruano Norteamericano, Calle Melgar 109) y finalmente en Cusco (2 y 3 de junio en el Auditorio ICPNA, Avenida Tullumayo 125). El ingreso es gratuito.

¿El fútbol es cinematográfico? ¿Creen que pueda ser así, que construya héroes? Hablan todos. Arranca Cazulo, el líder espiritual celeste: “Puede producir espejos, gente para admirar, pero somos jugadores nada más. No podemos olvidarnos de eso. Quizá no me gusta la palabra ídolo porque hay gente que se desvive trabajando desde las cinco de la mañana, señoras que crían a sus hijos solas, eso también es heroico. No podemos perder lo cotidiano para solo mirar lo heroico. Cuando fallas un penal, ¿qué? ¿se acabó todo? No es así”.

“Un gol en el último minuto quizá es lo más cinematográfico que hay”, dice Ibáñez.

Es el turno de Guastavino: “De niños, nos cuentan todo lo que hizo el fútbol uruguayo. Desde el Mundial del 50, hasta lo que consiguieron Peñarol y Nacional en Libertadores. De niños, te decía, nos llevan a la cancha no solo a jugar baby fútbol, nos llevan a competir. Con ese espíritu crecemos. No he visto eso en otros países. Quizá eso responde a tu pregunta de por qué el fútbol uruguayo parece tan cinematográfico. Que lo es”.

Mientras tanto, Cazulo, Guastavino e Ibáñez se van a sus casas para seguir construyendo una historia que, quién sabe, será tan de cine como un nuevo título.

LEE TAMBIÉN

No te pierdas