Sporting Cristal vs. Juan Aurich: análisis del partido de ayer
Sporting Cristal vs. Juan Aurich: análisis del partido de ayer
Redacción EC

RAÚL CASTILLO

fue intenso en los últimos minutos del partido y fue estructuralmente muy compacto en defensa como en el mediocampo, pero sinceramente estuvo muy lejos de ser calificado como un partidazo, inclusive está muy distante de los cinco posibles mejores del 2014. Sporting Cristal ni Juan Aurich brillaron en el Estadio Nacional. Fue un encuentro en el que cada uno de los equipos únicamente trató de aprovechar el error del rival, al no poder sacar provecho de sus facultades para generar ocasiones de gol individual ni colectivamente, y con la facilidad que lo habían logrado a lo largo del año. Al fin de cuentas, Sporting Cristal y Juan Aurich hicieron tablas y ahora definirán el campeón nacional en el estadio Mansiche de Trujillo. A continuación, algunos apuntes que me dejó el partido de ayer en Lima:

1. La táctica de Mosquera. Mosquera planteó mejor el partido que Ahmed. El técnico chiclayano decidió anular el ataque de los celestes, no primó su poder ofensivo, pero con Christian Ramos, Edgar Balbuena y Harold Cummings, Aurich puso tres torres infranqueables para los celestes en el mano a mano. Sí, puede ser cierto que Cristal generó un par de ocasiones, pero la táctica de Mosquera, con buen pressing en tres cuartos de cancha, obligó a que los celestes tiraran pelotazos desde los centrales para ganar arriba con la potencia de sus centrales. Esto funcionó casi a la perfección: Cristal, en su conocida faceta de crear no pudo hacerlo con naturalidad y Aurich dominó atrás. Inclusive, Aurich ganó un par de oportunidades de contra. Lamentablemente, no pudo concretar en el arco de Penny. El palo de Pacheco fue la ocasión más clara.

2. La soledad de Lobatón. Calcaterra había sido suspendido y Ahmed decidió por Yotún en el mediocampo. El lateral-volante no lo hizo mal, pero no tiene el fútbol, organización ni visión que sí tiene Horacio en el puesto. Cristal fue muy frágil en el mediocampo, se notaba la ausencia de un jugador que le dé libertad a Lobatón para permitirle ser el nexo con los atacantes, incomunicados del resto. Por eso, más de un hincha se preguntaba por qué no arrancó Sheput en el centro. Con su inclusión, Cristal ganó pase y dominio del balón, pero no fue letal, y, como una vez dijo Guardiola, con un jugador más en el mediocampo que el rival, la posesión y el fútbol podría generar más oportunidades para el equipo. Cristal no lo hizo y hasta pecó de individualista con acciones de Maxi Núñez como de Irven Ávila, pero quedó la sensación de que el gol podía llegar más a través de esa forma.

3. Las dudas de Cristal en defensa. Nadie duda que Edinson Chávez y Luis Abram son buenos prospectos para el futuro celeste, pero ayer más de un error de ambos pudo concluir en gol a favor de Aurich. Jair Céspedes hizo lo que quiso con Chávez en los 90 minutos –que demuestra ser mejor como extremo por derecha- y a Abram se le notó muy inseguro con la pelota en los pies a la hora de la salida, obligado por Aurich a saltear la línea media con pases largos. Eso sí, en el juego aéreo fue impasable, pero ante la falta de creadores en el medio, el pelotazo hacia Ávila como a Blanco no era la única solución para salir adelante.

4. Erick Delgado. Muchos dudaban de su entrega, su actualidad como portero, y hasta de su honra como profesional; sin embargo, Delgado tapó ayer para ocho o nueve puntos en la ficha. Tapadón a Yotún y buen achique contra Sergio Blanco en el segundo tiempo. Delgado le dio seguridad al arco chiclayano, hizo las pausas para ‘dormir’ el partido y al lado de Alfredo Rojas, fue una de las figuras de Aurich en esta segunda final del ‘play off’ de la Copa Movistar.

5. El factor Rengifo. Antes de su salida, Rengifo era el gestor de creaciones de los chiclayanos. No es un pasador, pero servía de nexo con el pelotazo largo. Los defensas de Cristal nunca pudieron con el ‘Charapa’. Con su salida a los 74 minutos, Aurich perdió peso en el ataque y, justamente, llegó el vaivén de los celestes en el final del partido.

6. La imprecisión. Aurich en la definición y Cristal en la organización. Si quieres salir campeón, debes concretar. Gana el que aprovecha y pierde el que dilapida. Igual con los celestes. Toda dividida era a favor de Aurich y tanto Lobatón como Maxi Núñez, Cazulo y otros jugadores más fueron imprecisos en el partido de anoche. Los celestes se acercaban, pero luego caían en el error y la confusión. El partido, a fin de cuentas, no fue nada del otro mundo. 

LEE TAMBIÉN: