Universitario sabe a una crema amarga [OPINIÓN]
Universitario sabe a una crema amarga [OPINIÓN]
Jasson Curi Chang

Que sus propios números hablen del Universitario del ‘Puma’ Carranza. En cinco fechas del Torneo de Verano ha pateado 18 veces al arco y solo anotó tres goles, según se publicó en las estadísticas de la ADFP. Tiene 14 jugadores con al menos una tarjeta amarilla y tres ya fueron expulsados: Arquímedes Figuera (contra Alianza Lima), Alexi Gómez (UTC) y Adán Balbín (Real Garcilaso). Y como no, si totaliza 59 faltas cometidas (un promedio de casi 12 faltas por partido). Ante el Aurich en Trujillo dio 176 pases correctos y robó 41 veces el balón, pero la sensación que deja es que no encuentra un estilo de juego.

► 

La crítica apunta directamente a las nuevas contrataciones. Porque la ‘U’ cerró el 2016 jugando los playoffs y en esta campaña con sus nuevas caras no ha mostrado muchos progresos. Rodríguez y Corzo están lesionados, Schuler ha comenzado a jugar y alterna buenas y malas, Vásquez se va ganando el puesto pero no le alcanza solo con ímpetu. Si bien trajeron a Figuera para el medio, el venezolano solo ha mostrado que es un fósforo encendido: dos expulsiones y una tarjeta amarilla. Juan Manuel Vargas está lejos de su mejor forma, encima no gravita en la posición de mediocampista que le delegan. No es más que el jugador que traslada de un campo al otro, y su pegada al balón solo apareció en el gol ante Sport Huancayo y un remate tibio frente al Aurich. El único que se salva, por ahora, es Luis Tejada. El panameño da muestras de lo que ya ha hecho en el fútbol peruano. Lleva dos goles y siempre es el referente en la ofensiva. La complicación se inicia cuando el balón no le llega en posición de ataque y tiene que ingeniárselas para crear peligro.

En cinco fechas, la ‘U’ nunca repitió el mismo once, muestra del desorden interno. Y desde hace dos jornadas se apela a la sorpresa desde el banco con dos juveniles como Siucho y Tito. El papel de favorito se cae a pedazos en las puertas del Monumental.

LEE TAMBIÉN...