Ángel Comizzo vivió tres etapas en Universitario. En la primera ganó el título del 2013, en la segunda perdió el campeonato 2019, y en su vuelta el 2020 no ganó la final de la Liga1. (Foto: Liga 1)
Ángel Comizzo vivió tres etapas en Universitario. En la primera ganó el título del 2013, en la segunda perdió el campeonato 2019, y en su vuelta el 2020 no ganó la final de la Liga1. (Foto: Liga 1)
Miguel Villegas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Ayer, al promediar las 9:30 de la noche, un Chosicano a toda velocidad cruzó la avenida Paseo de la República y embistió con frialdad a un grupo de universitarios cuyos rostros, según unos pocos testigos, tenían el color de una breve euforia. El Chosicano, luego del impacto, salió disparado de la escena y dejó un saldo dramático en los universitarios, que hoy lamentan la pérdida irreparable del mayor de ellos, el jefe de familia, que responde al nombre de .

Podría resumirse así el clásico del fútbol peruano, el primero en tiempos de pandemia, sin público. La noticia puede contarse de distintas maneras aunque la verdad sea una sola: el Chosicano Axel Moyano (1), joven jugador formado en Cantolao y hoy en Alianza Lima, necesito apenas 3 minutos para estar en el momento justo en que se le necesitaba para atacar una pelota, marcar el 2-1 del clásico contra y acabar no solo con una racha de tres años sin poder ganarlo, también con un ciclo tóxico, liderado por el técnico Ángel Comizzo, cuyo saldo de casi tres temporadas es ningún título y el 90% de desaprobación.

La U perdió el clásico pero se lee entrelíneas que en esa derrota algo obtuvo.

(1) Axel Moyano aparece como una de las promesas del Cantolao en el libro Niños Futbolistas, del escritor Juan Pablo Meneses.

COMPARTE: Ángel David Comizzo se va de la ‘U’: el ex arquero que nunca pudo atajar las polémicas | PERFIL

***

Los técnicos influyentes, además de los campeonatos, resumen eras: Scarone es el padre de la final de la Copa Libertadores, Markarián de los maravillosos años 90, Cappa del Contra todo, Contra todos. Comizzo es, más que el entrenador de la U, el técnico de Gremco, la administración de Universitario que ha protagonizado/permitido, algunos de los capítulos más ominosos de los últimos cinco años en el club: la cardiaca campaña del 2018 que casi termina en un humillante descenso deportivo, pagos no declarados a favor de la U que reducirían su deuda monstruosa o el vejamen sufrido un día de febrero del 2021, cuando delincuentes en motos tipo scooter decapitaron a la estatua de Lolo en el Monumental.

Paolo Guerrero: accidente en Brasil
El delantero peruano que defiende los colores del Internacional de Porto se encuentra estable tras este choque automovilístico.

Aunque Comizzo no es responsable directo de lo que ocurre en las oficinas, sí representa la cara más pública de un equipo en escombros. Y de un club peruano que no tiene dirigentes, sino bandos: los buenos son los que no están, los malos son los que entran. Así, por ejemplo, resulta que ni siquiera las buenas intenciones de un Roberto Martínez —en caso las tuviera, creería que sí— pueden ir de la mano con las de un viejo hermano bicampeón como el Puma Carranza. Sencillamente, porque están en caminos distintos. Dolorosamente, porque eso es lo que hace la política, dividir. Los dos son ídolos de la U, los dos ganaron todo, los dos se quieren más allá de la cancha, pero sospecho que hoy, si se encontraran en la calle, ni siquiera se saludarían.

Todo por ser de Gremco o no ser de Gremco. Ese es el daño invisible de esta administración.

MIRA: Cosmos de Pelé: el equipo que hace 44 años revolucionó el fútbol mundial como el PSG de Messi
LEE: Percy Rojas: el campeón de América que no se da por vencido, abre de nuevo su academia para niños

***

No nos digamos mentiras: si bien la U tiene fútbol femenino, juega a las e-sports, e incluso algunos de sus socios hacen aeromodelismo en Campo Mar, es el equipo de fútbol el que le da vigencia, prestigio, dinero. En tres años y con idas y vueltas, a Comizzo se le debía evaluar por eso y por eso se va. No porque, de pronto, haya dejado de ser un gremcolover. Ángel Comizzo deja Universitario tras completar 23 partidos en 2021. Perdió 9, ganó 7 y empató 7. Consiguió 28 puntos de 69 posibles este año (40.5%), logró 29 goles a favor y recibió 42 (DG -13). Hoy está a 11 puntos de Alianza, el líder de la fase 2 y del acumulado. Hoy no tiene una defensa fiable -Carvallo tapó 13 partidos y le hicieron 18 goles- y tampoco tiene una ofensiva letal —-entre Valera, Succar y Gutiérrez no hacen los números de Novick—. Hoy no tiene un solo futbolista joven con chances de exportación. Hoy hasta su capitán Aldo Corzo es suplente. Y por eso, hasta quienes confían en él a ciegas, le dijeron te vas.

Ángel Comizzo sacó campeón a la 'U' en el año 2013. Es el gran logro de su gestión. FOTO: GEC.
Ángel Comizzo sacó campeón a la 'U' en el año 2013. Es el gran logro de su gestión. FOTO: GEC.

***

El futuro de la U, otra vez, depende de lo que ocurra en un escritorio. —encargada por SUNAT, el otro poderoso acreedor—, en enero un nuevo comando técnico, e incluso un par de nuevos viejos jugadores. Es decir, expuesta al milagro de empezar de cero. Con una deuda corriente que crece y un Plan de Reestructuración que nunca tiene fecha para iniciar.

Lo único sano que ha ocurrido, tras la derrota y la salida de Comizzo anunciada por él mismo en RPP, es que esa bomba a punto de estallar ha sido desactivada. Aunque vista desde una perspectiva real, es apenas un cohetecillo: a tres años de su Centenario, Universitario cambia de entrenador en un nuevo intento de maquillaje. Todo lo demás sigue exactamente igual. Ha sido apagado el fuego en uno de los cuartos. Pero el incendio sigue consumiendo la casa allá atrás.

ASÍ DESPIDIÓ LA U A COMIZZO:


MÁS EN DT...