Universitario: tres sueños por cumplir a 8 años del Centenario
Universitario: tres sueños por cumplir a 8 años del Centenario
Miguel Villegas

¿Tiene motivos para festejar la 'U'? Sí, los tiene. ¿Tiene deudas? Muchísimas. A ocho años del Centenario y en medio de la euforia por la celebración del 92 aniversario del , estas son tres deudas urgentes por saldar, tres problemas que incomodan, tres obsesiones de las que hablan periodistas, jugadores, hinchas y ex dirigentes. ¿Estás de acuerdo? 

Un club libre de deudas

Acaso el principal objetivo si se quiere pensar en un histórico título continental. Visto desde el aire, la ‘U’ institución es hoy un desierto en el que cualquier posibilidad de verde es producto del milagro. La ‘U’ está detenida en el tiempo. Instaladas tres administraciones temporales en cuatro años –Right Business, Bravo de Rueda y ahora Solución y Desarrollo-, todas han priorizado el área deportiva y más bien postergado el motor principal de su origen, es decir, la elaboración y presentación de un Plan de Reestructuración que permita tres cosas en un futuro cercano: 1) Proteger los activos del club (Campo Mar y el Lolo, y no malbaratarlos. 2) Pagar la deuda con los acreedores que hoy supera los 200 millones de dólares. 3) Sentar las bases de una institución cercana a su gente, acaso el potencial oculto del que nunca nadie se preocupó. “El Plan está hecho, solo debemos presentarlo a la Junta”, le dijo Raúl Leguía a El Comercio hace un mes, aproximadamente. Sin este documento, la ‘U’ celebra sus 92 años a la deriva. Viviendo el día. Si antes fue gobernado por una casta dirigencial que solo pensaba en el título nacional de diciembre, hoy se vive parecido, solo que con distintos apellidos.

Una institución con 25 mil socios

El sitio oficial de River Plate explica: “El Club Atlético River Plate posee más de noventa mil socios. Es conocido como ‘El Más Grande’ por su gente”. Según el diario La Tercera, la Universidad de Chile supera los 16.195 socios hábiles en 2012 y para el 2016 esperaba duplicar la cifra. Una nota de América Economía celebraba los 10 mil socios a los que había llegado Barcelona de Ecuador en un programa de captación de 2008. Tres países espejo para el medio peruano, sin duda. Universitario era hasta el 2013 el club peruano con más socios hábiles para una elección (2.500), una cifra insuficiente, pobre, que no guarda relación con su vínculo afectivo mayoritario en el Perú. Las políticas de captación de socios en Universitario siempre fueron aisladas, motivadas más bien por algún apetito electoral (la ‘U’ card, por ejemplo, o los abonos después); no por establecer una relación que mezcle lo comercial con lo sentimental, que apele al sentido de pertenencia, que use el marketing afectivo como único resorte. Un club como la ‘U’ necesita tener cuando menos 25 mil socios que puedan cotizar lo suficiente para no depender de taquillas, sponsor mezquinos o alguna clasificación aislada. La ‘U’ gana un socio (dinero), el socio gana un nuevo hogar (su club, su sede de playa, su estadio). Quedan ocho años para que alguien se dé cuenta.

La primera Copa Libertadores

El primer club peruano en disputar una copa. El primer club peruano en llegar a semifinales. El primer club peruano en jugar una final del máximo torneo continental de clubes a nivel mayores. El equipo peruano mejor ubicado en la tabla histórica de este torneo, según Conmebol. El primer club peruano en ganar una Copa Libertadores Sub 20. ¿Qué institución deportiva local está obligada a salir campeón de la Libertadores si no es la ‘U’? ¿Es posible esperar que el azar juegue a favor de un plantel grande (Cienciano) o la corporación Backus vuelva a invertir millones? (Cristal). No, no debería ser así. “La obsesión de los hinchas tiene que ser la obsesión de los dirigentes. Pero una que vaya más allá de la cancha y busque ordenar el club, sanearlo, potenciarlo, convertirlo en un movilizador social del país”, dice el periodista José Alfredo Madueño, voz autorizada del Colectivo Lolo, uno de las agrupaciones de hinchas de la ‘U’ más interesadas en la recuperación económica del club. ¿Cuál es la ecuación exacta para ganar la Copa Libertadores? ¿Existe? Detrás de los últimos cuatro finalistas, River y Tigres en 2015; Independiente del Valle y Atlético Nacional hace un mes, hay instituciones sólidas (River y su masa societaria vigente, aún tras el descenso), con un respaldo económico importante (los mexicanos invirtieron 30 millones de dólares en armar su equipo) y, sobre todo, con un equipo de fútbol bien trabajado, consciente de sus fortalezas y debilidades, y conectado con su país (la cesión de las taquillas de Independiente para los danmificados del terremoto en Ecuador lo transformaron casi en la ‘selección nacional’). La Copa Libertadores no solo se gana solo jugando al fútbol; también pensándolo, generándolo, construyendo un sueño alrededor de él.

Y hoy la ‘U’ está muy lejos de eso. 

LEE TAMBIÉN