Diabético atravesó corriendo Estados Unidos, entre Disney de California y de Florida. (Foto: Don Muchow)
Diabético atravesó corriendo Estados Unidos, entre Disney de California y de Florida. (Foto: Don Muchow)
Redacción EC

Atravesó Estados Unidos de costa a costa. Don Muchow es un diabético insulinodependiente que acaba de correr cerca de 4.600 kilómetros entre los parques Disneyland, en California, y Disney World, en Florida, para demostrar que su condición no ha sido una barrera para hacer ejercicio.

MÁS INFORMACIÓN: Jerry Flake, el abuelo de 73 años de EEUU que ha demostrado que su calidad con el baloncesto no se ha perdido

Don Muchow, de 59 años, culminó la travesía feliz porque ama correr y por “ser el primero” en proponerse dicha meta entre ambos parques. La carrera hace parte de una un poco más larga entre la costa pacífica estadounidense y la atlántica, de Newport Beach (California) a Indialantic Beach (Florida).

El atleta cuenta en su blog que comenzó a correr en febrero de 2020, pero debido a la muerte de su padre y la pandemia interrumpió la travesía entre marzo y septiembre de ese año. Muchow se ha consagrado como corredor de maratones y también de las modalidades de Iroman y Ultrarunner después de una vida sedentaria y llena de temores.

El deportista cuenta en su blog que en 2003, cuando tenía 42 años y 22, 6 kilos de sobrepeso, se dio cuenta de que su profesor de gimnasia estaba equivocado al advertirle que el ejercicio sería “demasiado peligroso” por su enfermedad.

Recordó que no era el más rápido o el más joven, pero supo que el ejercicio era crucial para ayudar a los diabéticos tipo 1 a mantenerse saludables, controlar el azúcar en la sangre y minimizar las complicaciones”.

Se queja de que los médicos no pudieron responder sus preguntas sobre cómo hacer malabarismos con el ejercicio, la insulina y la comida para evitar cambios peligrosos de azúcar en la sangre, “el miedo más profundo y oscuro de todos los diabéticos tipo 1”.

Muchow dijo en una entrevista con que un amigo le sugirió que corriera de Disneyland a Walt Disney World. ”Una pequeña bombilla se encendió en mi cabeza y dije: ‘No creo que nadie haya hecho eso, vamos a buscarlo’, y nadie lo había hecho. Así que para mí fue especial, ayudarme a cumplir un sueño”, expresó.

El diabético narra en su blog que empezó con carreras cortas y fue aumentando hasta correr largas distancias. ”Para mi sorpresa, no morí ni terminé en la sala de emergencias. Comencé a creer que todo era posible, si me preocupaba por los detalles de T1 (la diabetes Tipo 1)”, dijo Muchow.

”Muchos de nosotros queremos estar activos, queremos estar sanos, queremos evitar complicaciones, pero hay complicaciones para evitar complicaciones, y quería ayudar a las personas que vivían con la enfermedad a ver que hay formas seguras para hacer incluso cosas épicas”, dijo a News 6.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

No te pierdas