Yeva Klingbeil volvió a correr con su equipo de atletismo después de que le diagnosticaran cáncer en noviembre de 2019. (Foto: Twitter | ShenAthletics)
Yeva Klingbeil volvió a correr con su equipo de atletismo después de que le diagnosticaran cáncer en noviembre de 2019. (Foto: Twitter | ShenAthletics)
Redacción EC

Yeva Klingbeil es una estudiante de último año en el Shenendehowa High School de New York () pero la enfermedad del cáncer la mantiene alejada de su pasión: correr. Sus compañeras del equipo de atletismo están muy apenadas por su enfermedad. Por ello decidieron prepararle una sorpresa que quedó registrada en un emotivo compartido en .

MÁS INFORMACIÓN: La historia de cómo unos jugadores de la NBA sorprendieron a estudiantes con becas universitarias

El equipo de campo traviesa de la escuela secundaria demostró el verdadero significado del trabajo en equipo. Klingbeil, que fue diagnosticada con cáncer en noviembre de 2019, recibió ayuda de algunas de sus compañeras de equipo para cruzar la línea de meta en un emotivo reencuentro el pasado lunes.

“Qué gran momento para ver a Yeva Klingbeil de último año en la competencia de atletismo femenino de hoy”, escribió el departamento de atletismo de la escuela, publicando el video en Twitter. “Los compañeros de Yeva la ayudan a cruzar la línea en el relevo 4X1”, continuó el mensaje. “¡Yeva continúa su lucha contra el cáncer y seguimos asombrados por su espíritu!”, añadieron en las redes sociales.

El video ha sido visto más de 200,000 veces, mostrando a Klingbeil caminando del brazo con tres de sus compañeras de equipo mientras la ayudaban a terminar la carrera. El resto del equipo y los corredores de otras escuelas se apresuraron a felicitarla después, coreando su nombre al unísono.

A Klingbeil se le diagnosticó rabdomiosarcoma, una forma poco común de cáncer que afecta el tejido muscular, principalmente en adolescentes.

Según una página de recaudación de fondos de para Klingbeil, comenzó la quimioterapia en 2019 para una masa cancerosa alrededor de la mandíbula, seguida de tratamientos de radiación, que dañaron su tronco cerebral. Después de semanas ingresada en UCI y de trabajar con varios especialistas, recuperó parte de su función y el tumor se redujo a la mitad de su tamaño original.

“Yeva y su familia rezan para que su cerebro continúe recuperándose y pueda respirar, caminar y comer una vez más”, escribió su entrenador Rob Cloutier en Pledge It. “Si bien Yeva ha pasado por todo esto y más, nunca ha dejado de preocuparse por sus amigos y familiares y nunca ha perdido la esperanza de recuperarse.

Cloutier organizó un maratón el otoño pasado para ayudar a la familia de Klingbeil a compensar el costo de sus gastos médicos. La maratón recaudó US$21,474, que también compartieron con Family Reach , una organización que ofrece asistencia financiera a familias de pacientes con cáncer.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR