Andrew Pasillas pesaba 180 kilos y tras sobrevivir al COVID-19 prometió que cambiaría su vida y ayudaría a otros. (Foto: YouTube | 
BIGGY BRO)
Andrew Pasillas pesaba 180 kilos y tras sobrevivir al COVID-19 prometió que cambiaría su vida y ayudaría a otros. (Foto: YouTube | BIGGY BRO)
Redacción EC

El sobrepeso es una de las enfermedades que afecta a más personas al día de hoy y más ahora con la pandemia de la COVID-19. Andrew Pasillas, de 28 años, pesaba 180 kilos. Hace unos meses contrajo el coronavirus, situación que lo puso en riesgo porque se le dificultaba mucho respirar.

MÁS INFORMACIÓN: Mamá de 2 pequeños que sufría de epilepsia recuperó el control de su vida dedicándose al fisicoculturismo

Andrew asegura que cuando era más joven le gustaban los ejercicio y gozaba de buena salud. “Yo era manager de gimnasios del aspecto de las inscripciones, y pues, yo estaba muy delgado, tenía un buen físico, buena salud, mucha energía, y en ese entonces yo pesaba menos de 90 kilos”, contó a .

Sin embargo, un día dejó la actividad física y comenzó a ganar peso. Su trabajo en el gimnasio se había convertido en su pasión pero “cuando pedí el puesto de manager general, no me lo quisieron dar y eso me dolió mucho y poco a poco perdí los ánimos de seguir viviendo y de tener una meta en la mente”.

Andrew llegó a pesar más de 180 kilos y fue en ese momento cuando recibió una noticia que le iba a cambiar la vida. El joven que sufría de un cuadro de obesidad contrajo la temida COVID-19. “Después de no poder respirar, dije ‘esto se está poniendo mal, ya vámonos a la emergencia’, dijo Andrew.

Los médico le dijeron que su diabetes haría más complicada su recuperación. “La verdad me espantó porque había escuchado que gente que tenía diabetes y estaba obesa cuando agarran el coronavirus les toma la vida”, recordó Andrew sobre aquel momento. “Sentí que se me iba a ir la vida”, explicó.

En su desesperación relata que prometió a Dios que si le permitía recuperarse bajaría de peso y ayudaría a otras personas. Promesa que grabó en un video. “Desde ese entonces he estado con esa meta de tratar de ayudar a la gente con obesidad y que quiere cambiar sus vidas para mejor”, dijo Andrew.

Tras vencer al COVID-19 está cumpliendo con su promesa y con denodados esfuerzos ha logrado perder más de 35 kilos en pocas semanas. A través de su canal de YouTube donde se hace llamar está compartiendo su proceso con otras personas e inspirándolos a tener una vida saludable.

Tras atravesar duros momentos con esta enfermedad, Andrew está agradecido por la segunda oportunidad que le dio la vida. “Si alguien está pasando por lo mismo, que se decepciona, que se siente como que no hay esperanza, yo les quiero demostrar que sí hay y que no se den por vencidos, dijo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

No te pierdas