Liverpool se coronó por primera vez como el mejor equipo del mundo tras vencer 1-0 a un buen Flamengo. Firmino marcó en el minuto 99 en tiempo de alargue. (Foto: AFP)
Liverpool se coronó por primera vez como el mejor equipo del mundo tras vencer 1-0 a un buen Flamengo. Firmino marcó en el minuto 99 en tiempo de alargue. (Foto: AFP)

Por algo Roberto Firmino fue descubierto en el Football Manager, una serie de videojuegos de fútbol. Lo demostró ayer en la jugada de gol que le dio el título del Mundial de Clubes al Liverpool. Control, amague y definición de Play Station para darle a los ‘Reds’ su primera corona mundial.

Este Liverpool tuvo que esperar toda su historia para decir que son los mejores del mundo y lo hizo a su estilo, entregando todo y definiendo en un contragolpe perfecto, como aquel videojuego donde fue descubierto Firmino para ser fichado por el Hoffenheim. Pasó en el 2010 cuando el ojeador del cuadro alemán quedó impresionado por las cifras que tenía el brasileño en el simulador virtual cuando jugaba en el Figuerense de la Segunda de su país.

Así empezó su aventura europea que hoy lo encumbra a lo más alto como el jugador que marcó tanto en la semifinal como en la final, para darle el título a los ‘Reds’, cuando el tiempo era su peor enemigo. Ante Monterrey lo hizo en el minuto 94 de juego, y ayer fue en el 99, aunque ya se jugaba el alargue de media hora.

“No podría estar más feliz por él [Firmino], con que haya podido marcar ese gol. Antes del partido hablamos mucho sobre lo que significa esta competición para la gente de Sudamérica, y especialmente para los brasileños”, explicó Klopp sobre las sensaciones tras las victoria. Además, felicitó al ‘Mengao’ por la propuesta que presentó en el encuentro.

—Encuentro parejo—

Toda una historia de 127 años para por primera vez celebrar ser el mejor club del mundo. Desde su nacimiento como Everton Athletic en 1892 hasta la noche en Doha, donde Firmino convirtió y Henderson levantó el Mundial de Clubes.

Fue 1-0 sobre un buen Flamengo, y en alargue. El cuadro brasileño salió a hacerle partido al inglés y en base a velocidad y buen toque le daba a Sudamérica un digno representante en la final.

Sin embargo, el rey de Europa demostró también su nivel para hacer figura al portero brasileño Diego Alves.

Así se fueron al alargue, donde un contragolpe sentenció el encuentro. Pase largo de Henderson para Mané, que cedió rápido a Firmino. El brasileño la pisó y enganchó a Rodrigo Caio y al portero para convertir.

Liverpool vs. Flamengo: Lincoln falló el 1-1 para el ‘Mengao’ en el Mundial de Clubes 2019

—El técnico—

Jürguen Klopp llegó a Liverpool en octubre del 2015. El cuadro rojo venía de ser sexto en la Premier pasada y con el técnico alemán empezó la revolución.

Si bien las dos primeras temporadas no fueron de celebraciones –cayó en la final de la Europa League 2016 ante Sevilla y quedó octavo y cuarto en la Premier League, respectivamente, las sensaciones eran buenas.

En su tercer año llegaron a la final del torneo continental 2018, que perdieron ante el Real Madrid, y este año por fin pudieron levantar la ‘Orejona’ con su triunfo en la final ante Tottenham.

Este 2019, a esa Champions y al Mundial de Clubes de ayer también se le suma la Supercopa de Europa de agosto pasado, que logró al vencer al Chelsea en la final.

Antonio Mohamed retó a pelear a Jurgen Klopp durante la semifinal del Mundial de Clubes

—Revancha histórica—

Luego de tres oportunidades desperdiciadas, Liverpool por fin se corona a escala mundial. En 1977 y 1978 no disputó la Intercontinental por problemas con el calendario -en el 78 lo reemplaza el Borussia Moenchengladbach-. Y luego, en 1981, cayó ante el Flamengo. En 1984 pierde ante Independiente, y ya bajo el formato de Mundial de Clubes, en el 2005, ante Sao Paulo.

Con la victoria, los ‘Reds’ se cobran una vieja revancha con el ‘Fla’ y con el fútbol mismo, ya que a su tradición e historia le faltaba este título. 

El cuadro inglés había perdido tres finales por el título mundial en su historia, una de ellas ante Flamengo en 1981. Se cobró su gran revancha y celebró en Doha.