Marco Reus, figura del Borussia Dortmund. (Foto: AFP)
Marco Reus, figura del Borussia Dortmund. (Foto: AFP)

Mientras se recupera de una lesión que lo ha marginado desde febrero del 2020, el mediocampista alemán cumplió 31 años este domingo 31 de mayo. Su vida en el fútbol, llena de episodios de perseverancia ante grandes obstáculos, empezó siendo la de un actor de reparto; pero, en base a su talento, consiguió el papel protagónico y hoy es la figura del Borussia Dortmund, el equipo de sus amores que lo rechazó cuando tenía 17.

Ahora quiere a Lautaro Martínez: Barcelona y los fichajes más caros de su historia

Marco Reus lleva un tatuaje en torno a su bíceps: “the greatest adventure you can face is living your dreams”. La frase que reposa en inglés, es un mensaje motivacional para el jugador que empezó su camino en el fútbol rechazado por el club del que es hincha. Quizá la mayor decepción a sus tempranos 17 años, el volante alemán decidió bajarse del carro del Borussia Dortmund y optó por ir a un club de tercera división, donde sí tenía espacio para conducir.

Amante de la velocidad, realizó un prototipo de un auto junto a Hot Wheels bautizándolo como el MR11, Marco Reus redujo sus expectativas y pasó del poderoso Borussia Dortmund a un club de tercera división: Rot Weiss Ahlen. Así empezó la carrera del extremo alemán, pero sólo estaba en la línea de partida de una competencia de varias vueltas.

El volante dormía viendo los capítulos de su héroe preferido, Batman; pero, tenía que levantarse muy temprano para trasladarse 60 kilómetros para llegar a su nuevo club. Alternando entre titulares y suplentes, fueron días oscuros para el volante; pero, sus 22 goles con la sub19, fueron las pinturas que lo ayudaron a afianzarse en el cuadro principal en la temporada 2007/2008.

Así logró ascender y jugó en la Bundesliga 2 con el Rot Weiss Ahlen. Rápidamente se hizo notar por su gran técnica, notable habilidad y su peculiar peinado. Apodado como Woody, por su similitud con la cabellera del personaje del Pájaro Loco, Marco finalizó disputando 27 partidos y anotando cuatro tantos con tres asistencias.

Varios equipos empezaban a quererlo; pero, fue el Borussia Mönchengladbach el que lo contrató, aunque seguramente hubiera deseado que sea el otro Borussia, el de color amarillo. Reus estuvo tres temporadas y disputó 109 partidos, anotando 40 goles y brindado 28 asistencias. Por aquellos años, todo el plantel tenía certeza de dos cosas sobre Reus: no le gustaba cabecear y era muy supersticioso. Declarando incluso: “odio cabecear, me da pavor”, Reus sigue combatiendo actualmente contra aquel miedo. Sintiéndose protegido por sus cábalas, Marco antes de un partido siempre se coloca todas las prendas por la extremidad derecha: el short, la camiseta y las zapatillas.

Vistiéndose de amarillo

En la temporada 2012/2013, Marco Reus recibió la propuesta del Borussia Dortmund. El jugador aceptó y regresó al club donde inició. Volvió al primer amor y con ello el lazo que los unía se hizo más fuerte. Con el club amarillo logró conseguir tres Supercopas de Alemania y una Copa de Alemania. Además, ganó múltiples títulos individuales entre los que resaltan: Jugador Revelación de la Bundesliga (2012), Futbolista alemán del año (2012, 2019) y Futbolista del Año de la Selección de Alemania (2018).

Marco Reus ha mostrado su fidelidad al Borussia Dortmund en distintas entrevistas; pero, lo cierto es que el Bayern Múnich siempre ha adquirido a las máximas figuras del club amarillo: Mario Gotze, Robert Lewandowski y Mats Hummels, por nombrar algunas. Y el mismo Reus estuvo tentado a pasar a las filas del club bávaro.

El mismo año que se estrenó su película favorita, “El Lobo de Wall Street”, Marco Reus vivió su propio film protagónico. Se especulaba en el 2013 que estaba analizando una propuesta del Bayern Múnich; pero, que al final no decidió ir por la gran cantidad de estrellas que tenía el club bávaro. En diversas entrevistas Reus ha desmentido esta “historia popular”, e incluso a declarado que: “a mí no me verás jugando en el Bayern. Lo prometo. Además, tengo casi 30 años y ellos quieren rejuvenecer la plantilla”, afirmó para el portal web de la Bundesliga.

Marcado por las lesiones desde el 2014, Marco Reus se desgarró el ligamento externo de su tobillo en un partido amistoso con Alemania, se perdió el Mundial de Brasil y desde aquella fecha ha batallado contra aquel mal. También padeció un gran problema con sus aductores que lo alejaron 300 días de los campos de fútbol.

Portada del FIFA 2017, amante de la música de Justin Bieber y arquero en los entrenamientos del Dortmund y de Alemania, quizá Reus vea hoy su tatuaje en el bíceps y recuerde toda su carrera. “The greatest adventure you can face is living your dreams” o “la mayor aventura que puedes afrontar es vivir tus sueños”. Marco optó por soñar con los ojos abiertos. Despierto. Mirando la camiseta amarilla cada vez que sale a un campo de fútbol profesional. Enamorado de lo que hace y del club que defiende.

MÁS EN DT...

NO DEJES DE VER