(Foto: AFP)
Agencia AFP

Agencia de noticias

Tras competir y salir adelante en un escenario único, ante el anfitrión Rusia y con 40.000 aficionados rivales en contra, afronta otra prueba de fuego, derrotar por primera vez a en un partido oficial, hoy en Sochi (1:00 p.m. hora de Perú y México por DirecTV) en las semifinales de la

La Mannschaft y el Tri se citarán por quinta vez en Sochi en un duelo de competición. El conjunto mexicano cayó 6-0 en la primera fase del Mundial de 1978, en los penales de los cuartos de 1986, en los octavos de 1998 (2-1) y en el partido por el tercer puesto de la Copa de las Confederaciones 2005 (4-3).

Cierto es que Alemania comparece en Rusia con un equipo en el que falta su columna vertebral de los últimos años, pero el grupo de jóvenes y meritorios citados por Joachim Löw juega con el cuchillo entre los dientes. Son conscientes de que se juegan una plaza en el grupo que defenderá el título mundial el próximo año en Rusia.

México, que ha logrado reunir en sus filas a los jugadores más talentosos del país, se ha mostrado como un conjunto con un amplio abanico de opciones en ataque, pero con muchas grietas en defensa.

En la Confederaciones el equipo mexicano se ha visto obligado a remontar en los tres partidos de la primera fase (2-2 ante Portugal, 2-1 ante Nueva Zelanda y Rusia).

"El equipo muestra la resiliencia y la combatividad. Es algo que siente el jugador mexicano, la decisión, la determinación de competir hasta el final", destacó su técnico Juan Carlos Osorio.

Los jugadores mexicanos han demostrado que son capaces de levantarse ante las condiciones adversas, aunque son conscientes de que sería mejor no tener que remar contracorriente contra Alemania.

"Ojalá algún día podamos ganar sin necesidad de tener el marcador adverso, porque se sufre muchísimo. Pero es eso, la resiliencia y la voluntad del equipo", dijo Héctor Moreno, uno de los jefes del vestuario.

La joven Mannschaft tampoco se ha mostrado como un bloque imperturbable: Australia fue capaz de marcarle dos tantos (3-2), frente a Chile (1-1) la defensa sufrió muchísimo en la primera parte y ante Camerún también cometieron un error que costó un gol (3-1).

"Tenemos que encontrar la forma de romper su defensa, ellos son un poco como nosotros, no tienen superestrellas", dijo el martes el central Skhodran Mustafi, normalmente titular en el estadio Fisht de Sochi.


- Grietas en defensa -
Tras caer 2-0 el año pasado en semifinales de la Eurocopa, Alemania ya suma 13 partidos sin perder, con diez victorias y un empate.

En el apartado de ausentes, México no podrá contar con Carlos Salcedo, que tuvo que abandonar la competición por una lesión en el hombro, Diego Reyes, con un problema muscular desde el partido contra Rusia, y el capitán Andrés Guardado, sancionado.

Entre las opciones de Osorio, jugar con Miguel Layún como lateral derecho, incluir a Oswaldo Alanís en el izquierdo, y alinear a Luis Reyes en el medio, en una línea que normalmente completarán Jonathan Dos Santos y Héctor Herrera.

Löw, que no tiene bajas, podría juntar en ataque a Lars Stindl y Timo Werner, ambos con dos goles en la competición -máximos realizadores junto con Ronaldo-, acompañando al capitán Julian Draxler.


- Alineaciones probables:
Alemania: Marc-André ter Stegen - Matthias Ginter, Shkodran Mustafi, Antonio Rudiger - Joshua Kimmich, Leon Goretzka, Emre Can, Jonas Hector - Lars Stindl, Julian Draxler, Timo Werner.

México: Guillermo Ochoa - Miguel Layún, Néstor Araujo, Héctor Moreno, Oswaldo Alanís - Jonathan Dos Santos, Héctor Herrera, Luis Reyes - Raúl Jiménez, Javier Hernández, Caros Vela