Redacción DT

El último domingo 4 de noviembre se disputó el clásico de Paraguay entre Olimpia y Cerro Porterño. Fernando Ovelar, delantero del cuadro visitante, abrió el marcador tras una gran definición con apenas 14 años. De esta manera, se convirtió en el jugador más joven en anotar en un clásico del mencionado país.

Pelé fue la figura de la selección brasileña que levantó la Copa del Mundo en 1958. En aquella época, el joven crack contaba con tan solo 17 años y 239 días. Su primera víctima fue la selección de Gales, convirtiéndose así en el jugador más joven en marcar en un Mundial.

Romelu Lukaku es hoy en día una de las máximas figuras del Manchester United. Sin embargo, cuando tenía 16 años y 127 días se volvió en el jugador más joven en marcar en la Europa League. Por aquel tiempo defendía los colores del Anderlecht.

Peter Ofori-Quaye obtuvo el título de jugador más precoz en anotar en la Champions League. El ghanés marcó en el duelo que cayó con el Olympiacos FC frente al Rosenbor por 5-1, cuando aún tenía 17 años y 195 días.

Fabrice Olinga selló su nombre en La Liga (España), cuando anotó al Celta de Vigo, defendiendo en su momento al Málaga de Isco Alarcón. El camerunés logró tal hazaña cuando apenas tenía 16 años y 98 días.

TAGS RELACIONADOS