Ramón Quiroga fue la gran figura en ese partido. (Fotos: Revista La Copa)
Ramón Quiroga fue la gran figura en ese partido. (Fotos: Revista La Copa)
Jorge Moreno Peña

Los holandeses se volvieron locos por culpa de Ramón Quiroga. Los subcampeones del mundo buscaron el gol de muchas formas: Trece veces dispararon a la red, pero las manos del ‘21’ peruano ahogaron su grito. ¡13 veces! Nadie se percató de que ahí se establecía un récord de atajadas en los mundiales.

MIRA: El estreno de la bicolor de franja roja en los mundiales cumple 50 años
(Foto: Revista La Copa)
(Foto: Revista La Copa)

La tarde del 7 de junio de 1978, la bandera peruana -en su día- flameó en lo alto del estadio de Mendoza para la segunda presentación de la bicolor en el Mundial de Argentina. Tras el auspicioso debut ante Escocia, (brillante triunfo de 3-1) el equipo de Marcos Calderón llegó con la moral al tope para enfrentar a Holanda que, aún sin Johan Cruyff, metía miedo.

La idea era sumar para asegurar la clasificación a la siguiente fase. Por eso, el 0 a 0 fue celebrado como un triunfo por una selección que, en la previa del Mundial, era considerada como una de las más débiles por tener el más alto promedio de edad y porque en los amistosos previos solo había ganado un partido (ante México, en EE.UU).

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: ¿Cuál fue el mejor Perú en los mundiales? Los mundialistas opinan

DUELO DE PIZARRAS

El ‘Oso’ Calderón no modificó el once que había iniciado las acciones cuatro días ante Escocia, pero sí cambió la estrategia. Esta vez la orden fue replegarse para contrarrestar los veloces ataques ‘naranjas’. Los laterales Jaime Duarte y Rubén Toribio Díaz cerraron su zona y José Velásquez aparecía como un zaguero más, entre Rodulfo Manzo y Héctor Chumpitaz.

Holanda, que había goleado 3-0 a Irán en su debut, sí realizó una modificación: salió el atacante Johny Rep para permitir el ingreso del defensa Jan Poortvliet. Quedaba claro que el técnico Ernst Hapel sabía de lo que eran capaces Teófilo Cubillas y compañía y no quiso cometer el mismo error de los escoceses.

A pesar de las precauciones en ambas pizarras, Holanda tomó la iniciativa y fue más agresivo para buscar el gol al mando de Johan Neskeens, Rob Resenmbrink -héroes de la campaña de 1974- y los mellizos Wily y René Van der Kerkhof.

(Foto: Archivo Histórico El Comercio)
(Foto: Archivo Histórico El Comercio)

VIDEO RECOMENDADO

En la memoria del hincha peruano sigue presente el tanto que hizo Teófilo Cubillas a Escocia en 1978. (Video - Fotos: YouTube).

EL ‘LOCO’ DIJO NO

Alguien dijo que para ser arquero hay que ser un poco loco. Pero recién en 1978 apareció en los mundiales un portero transgresor en todo sentido: osado para usar las medias caídas y capaz de recibir una tarjeta amarilla por una falta en el mediocampo (ocurrió ante Polonia). Detalles que antes, ni después, volvieron a verse en las Copas del mundo. Quiroga -que había atajado un penal ante Escocia- volvió a ser figura ante Holanda.

“Me bajaba las medias por comodidad, creo. Y usaba pantalones largos para evitar rasguños. Además, llevé mi propia chompa de color verde porque sabía que en junio hace mucho frío en Córdoba y Mendoza. Por eso no usé el uniforme que me asignaron. Antes se podía hacer esas cosas”, nos aclaró el ‘Loco’.

OPINIÓN: Las geométricas curvas, por Ricardo Montoya

Fiel a su estilo, el arquero nacido en Rosario, Argentina, impuso su personalidad: no dejó de gritar con su inconfundible falsete para ordenar a sus defensores e irritar a los rivales. Y lo principal es que se mostró siempre seguro de manos. Así pudo detener 13 disparos a puerta en los 90 minutos de juego. Marca que no ha podido ser igualada en los mundiales.

Cabe señalar que 36 años después, el estadounidense Tim Howard estableció la marca de 16 atajadas, pero las hizo en 120 minutos del partido frente a Bélgica en el Mundial de Brasil. En los 90’, el ‘1’ norteamericano detuvo 12 disparos.

Volviendo al partido de 1978, Perú hizo muy poco en materia ofensiva. César Cueto no encontró espacios para mostrar su magia y Juan Carlos Oblitas se dedicó a apoyar al ‘Panadero’ Díaz por el carril izquierdo. Cubillas y Juan José Muñante fueron bien marcados y así, Guillermo La Rosa deambuló huérfano de apoyo. El ‘Tanque’ fue reemplazado por Hugo Sotil, quien tampoco pesó.

(Foto: Archivo Histórico El Comercio)
(Foto: Archivo Histórico El Comercio)

PUNTO VALIOSO

Y Quiroga seguía atajando. Y Perú se defendía como podía. Por las buenas o por las malas. A los 68 minutos, Manzo le aplicó un codazo en las costillas a Neeskens, quien tuvo que ser reemplazado tras esa acción que pudo costar un penal. Y el ‘Loco’, 100% protagonista, cargó al holandés para que lo atiendan fuera de la cancha.

(Foto: Revista La Copa)
(Foto: Revista La Copa)

“Holanda nos atacó bastante. Nosotros conocíamos el nivel de sus principales jugadores y al final logramos el punto que nos sirvió. Yo jugaba adelantado porque sabía usar los pies, así me sentía más cerca de la acción”. Mucho después entraron en escena René Higuita, José Luis Chilavert y Jorge Campos, entre otros.

A los 78, Happel hizo ingresar el gigante Dick Nannigna, que medía 1.90 metros. Y asustó a Quiroga, pero no por tamaño. “El ‘Loco’ me gritaba: ‘¡Sacálo, sacálo porque le apestan las axilas a burro!’ Y era verdad. Tuve que entrar a ‘tocarlo’”, bromea ahora el ‘Panadero’ Díaz, una de las figuras de la cancha.

(Foto: Archivo Histórico El Comercio)
(Foto: Archivo Histórico El Comercio)

Así llegó el pitazo final. Con el empate, Perú prácticamente aseguraba el pase a la semifinal, pues se daba por descontado que derrotaría a Irán (lo aplastó 4-1). Y Holanda también pasaría, con mucho susto, pues caería 3-2 ante Escocia.

FINAL INFELIZ

El notable arranque de Perú tuvo un final para el olvido: Tres derrotas, 10 goles en contra y cero a favor fue el saldo de una excursión a una fase para la cual el equipo, al parecer, no pensaba llegar y por eso no se preparó en la parte física.

“Tengo un mal recuerdo de Perú en ese Mundial. Un jugador me rompió dos costillas y tuvieron que infiltrarme para jugar los últimos partidos. Y después, ese equipo perdió 6-0 ante Argentina, y ese era un resultado improbable, porque Perú defendía muy bien, por eso no pudimos anotarle. Creo que ese resultado estaba comprado”, dijo Johan Neeskens en 2019.

MIRA: Hugo del Castillo se pronunció tras las palabras de Phillip Butters donde se burla de algunos deportes
(Foto: Revista La Copa)
(Foto: Revista La Copa)
(Foto: Revista La Copa)
(Foto: Revista La Copa)
(Foto: Revista La Copa)
(Foto: Revista La Copa)

Ramón Quiroga dio su versión de aquella fatídica derrota: “Teníamos un plantel corto. Para ese último partido, el equipo contaba con varios lesionados. Y además pesó el factor físico: nadie estaba acostumbrado a jugar tantos partidos en pocos días”. Tantas veces cuestionado, el ‘Loco’ realizó varias atajadas frente a Argentina y poco pudo hacer en los goles.

Sol y sombra. Perú superó las expectativas en el Mundial de Argentina y clasificó primero en el grupo IV, que tenía como favoritos a Holanda y Escocia. Lamentablemente, solo en la primera fase, el equipo de Chumpitaz y Cubillas mostró su real nivel. Y le regaló al país momentos inolvidables.

MÁS EN DT

VIDEOS RECOMENDADOS

Luis Suárez recuerda este bonito momento en el Barcelona
Real Madrid: el día que José Mourinho casi hace llorar a Cristiano Ronaldo | VIDEO

No te pierdas