¿El fútbol portugués realmente mejora a los jugadores peruanos?
¿El fútbol portugués realmente mejora a los jugadores peruanos?
Redacción EC

RAÚL CASITLLO

Cómo olvidar los goles de Jardel en el Porto, el pequeño paso de Ronaldo en el Sporting de Lisboa, la progresión de Falcao y Di María, y la aparición de talentos como Deco, Hulk y Ricardo Carvalho, etc., que hicieron de la la mejor ventana para mostrarse, para después ser el puente hacia la , y .

Sin embargo, ahora esa liga portuguesa parece que ha dejado de poseer ese atractivo ante el crecimiento futbolístico de la Ligue 1 y el poder económico de equipos rusos como el Zenit y CSKA de Moscú. Con el último desmantelamiento del Benfica– perdió cinco indiscutibles (Oblak, Siqueira, Garay, Markovic y Rodrigo) de la temporada pasada- parece que el campeonato luso continuará decayendo a nivel técnico. Porto pudo retener a Jackson Martínez, pero le es más difícil hacer grandes inversiones a futuro, por lo que decidió tomar cesiones como la de Christian Tello del Barcelona y el delantero Oliver Torres del Atlético Madrid. ¿La principal razón? Cada vez hay más equipos de fuera que se atreven a hacer esas apuestas y con mayores sumas de dinero.  

Al igual que en otras temporadas, la competencia interna parece remontarse más al Porto, Benfica y Sporting Lisboa, aunque esta vez con un menor atractivo y, por lo tanto, un menor fútbol como cuando se veía a un Aimar, Moutinho, James Rodríguez, etc.

El hecho de que haya ocho peruanos en ese campeonato habla bien de la exportación de futbolistas que empieza a tener nuestro país, pero también denota los graves problemas económicos que pasa el fútbol portugués. Apuestas a ciegas hacia jugadores como , y Wyllian Mimbela, que ni siquiera eran titulares acá en el Perú, deja más de una interrogante en un campeonato que ya tiene menos asistencia en espectadores que la Tercera División de Inglaterra, según los últimos reportes. 

¿Ha mejorado con cuatro temporadas en la Liga de Portugal? Claramente demuestra una mayor potencia física y un regate un poco más fino, pero continúa con sus carencias en lo que se refiere al gol. Seis tantos en más de cuatro años no hablan bien de un volante ofensivo que tendría que resolver más para su equipo, y que el hincha le pedirá más en Champions. A cientos de kilómetros, un joven muestra una evolución distinta por el propio fútbol que practica, pero también por los rivales a quienes enfrentó durante la temporada pasada.

, por su lado, tuvo un buen arranque en el Pacos Ferreira, fue uno de los goleadores, pero no logró consolidarse en el Peñarol, por lo que no se le renovó su préstamo por temas económicos y también por no ser más destacado que el resto de sus compañeros. Ahora esperará recuperar ese nivel que tuvo para tentar un equipo más importante que el suyo.

Luis Advíncula, Junior Ponce, Wilder Cartagena, además de los casos ya mencionados,  también han entrado a tallar y queda más de una interrogante para saber si, no por sus propias condiciones, sino por los mismo rivales que les tocan. Es cierto que se encuentran en Europa, pero la competencia del fútbol portugués se remonta más a la externa, en participaciones como la Europa League y Champions. Ahí es donde le toca a Carrillo, mientras que el resto peleará para estar en los primeros lugares y tentar ese tipo de campeonatos para la próxima temporada. Lamentablemente, el fútbol portugués cada vez entra a ser una liga de menos élite, así como el italiano, que en su momento era el mejor del mundo, y ahora solo tiene dos equipos que compiten en Champions. Veremos que le deparará durante estos próximos meses.