Wilmer Robles

Redactor de Zona Deportiva de Grupo El Comercio

wilmer.robles@depor.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Entre bosques, colinas rocosas y viñedos, un Goliat de 1.94 metros de altura, deja huella a pasos agigantados, en Moldavia, al otro lado del mundo. Se trata de , el defensa peruano del FC Sheriff Tiraspol, que clasificó recientemente a la fase de grupos de la , luego de imponerse al Dínamo Zagreb de Croacia. “La decisión de venir a jugar a Moldavia era seguir en el radar de Europa, y vamos por mas, no me conformo”, subraya con una alentadora sonrisa. “Pochito”, de 25 años, nos cuenta sobre su presente, pasado y el sueño por concretar, el de ser convocado a la aunque no desespera, pues es consciente que la competencia es ardua, pero no imposible para un futbolista que no juega con el apellido Dulanto, sino con Sanguinetti, el de su mamá. “Ya mucho tiempo he jugado con el apellido Dulanto, ahora tocaba mi madre”, revela entre risas en una entrevista realizada días antes de su clasificación a la fase de grupos de la Champions, donde enfrentará al Real Madrid e Inter.

LEER TAMBIÉN: Champions League: ¿Quién fue el último peruano en disputar la fase de grupos y el más exitoso de este torneo?

-Eres uno de los capitanes del FC Sheriff siendo extranjero…

Desde que llegué me han respetado mucho. Acá mis compañeros ven al futbolista peruano muy técnico. Espero seguir haciendo las cosas bien para que vengan más peruanos a este nuevo mundo como es Moldavia. Es una gran vitrina para moverse al fútbol europeo.

-Ahora ya conocemos Moldavia gracias a ti…

Ahora ya conocen los que no conocían dónde jugaba Gustavo Dulanto, bueno, ahora ya conocen, aquí, en Namekusei… (Risas). A mí también cuando me tocó venir acá, no conocía, así como ellos no nos conocen a nosotros. Estoy bastante cómodo aquí, pero no conforme, siempre busco mejorar en todo aspecto.

-Desde chico siempre pusiste el parche a tus detractores. ¿Sigues igual?

Siempre me he bañado en aceite. Con que mi familia esté contenta con lo que hago, yo me quedo tranquilo. Vivo y me pagan por hacer lo que me a mí me gusta. No hay problema lo que digan los demás, ahí están los resultados de mi esfuerzo que he podido hacer. No solo es llevar el apellido de un ex futbolista en la espalda, sino demostrar día a día que puedo seguir jugando. Fácil es llegar, el tema es mantenerse, ya voy seis años.

-¿El buen momento en Europa invita a soñar con una convocatoria a la selección?

Siempre trabajo para estar en la selección, donde sea que juegue. Hay que seguir trabajando, y todo llegará por su propio peso. Obviamente me encantaría ser convocado, pero soy consciente que adelante mío hay otros nombres.

Gustavo Dulanto jugó todo el partido este miércoles ante Dinamo Zagreb. (Foto: FC Sheriff Tiraspol)
Gustavo Dulanto jugó todo el partido este miércoles ante Dinamo Zagreb. (Foto: FC Sheriff Tiraspol)

-El gol es el plus a tu juego…

Ya tengo dieciocho goles y seis asistencias como futbolista siendo defensa, lo cuento por ser algo raro tener tantos goles. Y de todos los colores ah. Nunca he dejado de practicar la definición de cara al gol.

-¿Qué tal la comida en Moldavia?

Acá no hay nada de eso. A veces con mi esposa, me preparo un chaufita para engañar el paladar, pero acá hasta el sabor es distinto. Tengo miedo de comprar pescado acá. La última vez me intoxiqué en Portugal, por eso ya no me la juego. Después uno tiene que jugar intoxicado, ya que acá no se puede regalar ni un día de entrenamiento.

-¿Cómo haces con el idioma?

Acá el ruso es complicado, pero felizmente tenemos un traductor en las prácticas. Eso sí, entiendo el inglés, no hay problema con eso. Además, hay tres colombianos, así que normal.

-¿Afecta mucho el coronavirus?

Felizmente acá no hay mucho Covid-19. La mascarilla es solo para ingresar a los restaurantes. Ahora estamos en temporada de calor, con 35 grados. No hay punto medio, es calor o frío.

-¿Sigues a Universitario de Deportes?

Grité los goles ante Cienciano. Acá tengo mi camiseta de la “U”, igual mi hija, mi esposa es del otro bando, pero se respeta.

Alfonso y Gustavo Dulanto, la dinastía de dos defensores con carreras futbolísticas diferentes. (Foto: GEC)
Alfonso y Gustavo Dulanto, la dinastía de dos defensores con carreras futbolísticas diferentes. (Foto: GEC)

MÁS EN DT

VIDEO RECOMENDADO

Eliminatorias en duda: conoce a las estrellas que se perderían el partido frente a Perú
LaLiga, Premier League y la Serie A decidieron apoyar a sus clubes para no ceder a jugadores en Eliminatorias de Conmebol. Uruguay y Brasil quedaría sin figuras ante Perú.