Renato Tapia se molesta con un rival tras fingir falta. (Fuente: LaLiga)
Renato Tapia se molesta con un rival tras fingir falta. (Fuente: LaLiga)
Redacción EC

Renato Tapia fue titular en el empate 1-1 de Celta de Vigo ante Real Valladolid. El peruano disputó los 90 minutos y recibió una tarjeta amarilla, la cual, lo dejará fuera del próximo encuentro ante Osasuna por acumulación de amonestaciones.

El mediocentro sufrió un esguince en ese tobillo en el choque de la anterior jornada contra el Valencia, y durante la semana realizó un trabajo individual de recuperación para no perderse el choque ante el conjunto vallisoletano, un rival directo en la pelea por eludir el descenso.

Tapia, indiscutible para Eduardo Coudet como pivote defensivo, tendrá ahora dos semanas para recuperarse al no poder jugar el siguiente compromiso contra la SD Huesca, después de que este mediodía viera su décima tarjeta amarilla en LaLiga por una falta casi en la mitad de la cancha.

Tal como se aprecia en las imágenes, Tapia fue a robar un balón que estaba en poder de Óscar Plano. Aparentemente, no hubo una falta fuerte. Sin embargo, el juez del partido entendió que el peruano merecía ver el cartón amarillo. El ‘Cabezón’ insistió que el capitán pucelano había exagerado en la caída, pero nada pudo evitar cambiar la decisión del árbitro.

La molestia de Tapia por la simulación del rival fue evidente, aunque por más reclamos que hizo, el árbitro ya había decidido. Será la segunda vez que el ex Feyenoord se pierda un partido liguero por acumulación de amarillas.



No te pierdas