El karate será olímpico por primera vez y Alexandra Grande no quiere perderse la cita. (Foto: Marco Ramón)
El karate será olímpico por primera vez y Alexandra Grande no quiere perderse la cita. (Foto: Marco Ramón)
Pamela Ríos Calmet

La tinta toca su piel y los aros se vuelven eternos en su pierna, y en sus sueños. se mira al espejo y recuerda aquella decisión que tomó años atrás: tatuarse el símbolo olímpico en el tobillo para siempre. En aquel entonces, el karate aún no era parte del evento deportivo más importante del mundo, pero Ale ya soñaba con ser partícipe de él. Sabía que, en algún momento, esta disciplina sería olímpica en y que debía estar preparada para cuando llegue ese momento.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Christian Cueva al Al-Fateh: ¿por qué le cuesta tanto el éxito lejos de Ricardo Gareca?

Me lo hice porque lo sentí, porque es lo que adoro. ¿Si no es olímpico? Yo sentía que lo iba a ser”, nos cuenta la bicampeona panamericana.

Ahora Alexandra Grande busca que esos aros olímpicos tengan una historia para contar más adelante. Estar en Tokio no solo para participar sino para llenarse de la gloria deportiva. El sueño es grande: quiere estar en los Juegos Olímpicos para diseñar en un nuevo tatuaje. Y sí, todo apunta a que piensa en la medalla dorada.

“Tengo un espacio en mi cuerpo reservado para un tatuaje de Tokio 2020. En mi brazo tengo los laureles deportivos. En el medio aún no he puesto nada. Siempre he dicho que ahí debe entrar algo de esos Juegos. No sé qué, pero va a ir algo”, confiesa Grande.

El detalle del tatuaje en la pierna izquierda. (Foto: Facebook Alexandra Grande)
El detalle del tatuaje en la pierna izquierda. (Foto: Facebook Alexandra Grande)

PASO A PASO

Nadie se salvó de los efectos de la pandemia del COVID-19. Los Juegos Olímpicos fueron postergados, pero aun así Alexandra no se detuvo. Su ritmo de entrenamiento se mantuvo a la espera de que llegue el momento de competir y conseguir ese cupo que tanto desea. Entrenamiento diario, una alimentación adecuada y el descanso ideal. La combinación perfecta para mantenerse en el estado ideal de competencia.

“Si el preolímpico fuera mañana, ella estaría lista”, asegura su entrenador Roberto Reyna. “Yo sé que vamos a estar en Tokio. Es difícil, pero hemos hecho un buen proceso olímpico como para llegar bastante bien. Mi idea en un principio era llegar a tener las cinco opciones para llegar a los Juegos, pero una de ellas era ser locales, así que quedó descartada”, agregó.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Emigrar, el sueño de todo futbolista peruano: así se hacen las negociaciones de venta | INFORME


Las otras cuatro opciones se resumen en el ranking olímpico, mejor deportista continental de los Juegos Panamericanos, el Preolímpico y la carta de invitación directa del Comité Olímpico Internacional. De todas ellas, Alexandra tiene opciones por tres vías y es en el ránking continental o el preolímpico donde están sus mayores chances.

, Alexandra se ubica en el octavo lugar, por lo que esta vía se ha complicado. Solo las cuatro mejores clasifican de manera directa.

Ránking olímpico - Karate Femenino Kumite -61kg.

PuestoKaratecaPaísPuntos
1Xiaoyan YinChina10.545
2Giana LotfyEgipto7.710
3Merve CobanTurquía7.027,5
4Jovana PrekovicSerbia5.482
8Alexandra GrandePerú3.705
...
11Jacqueline FactosEcuador2.805


Su siguiente opción: ser la mejor deportista continental. Hasta el momento, es la más viable. “En abril hay una Premier League en Marruecos para seguir sumando puntos en el ranking olímpico. Ese torneo me tiene que ubicar en el puesto número uno de América por los Juegos Panamericanos mujeres. Ahorita lo soy, estoy octava, y detrás mío la más cercana del continente es una ecuatoriana que está en el puesto 11. Yo ya no subo, me quedo en el 8, pero es difícil que me pase, tendría que ganar el campeonato, y aun así creo que llegaría al 9. De todos modos, no hay que confiarse”, nos explica la medallista de oro en Lima 2019.

En vista que la Premier League de Rabat (Marruecos) entrega 990 puntos si la competencia tiene al total de participantes -eso se sabe semanas antes del torneo-. De darse el caso, para que Alexandra no sea alcanzada ni superada por la ecuatoriana Fartos, debe ganar al menos dos peleas en el certamen para sumar un mínimo de 150 puntos. Con ello tendría a salvo su puesto como la mejor del continente en el ránking olímpico.

El Preolímpico es el siguiente paso. Allí, Alexandra podrá festejar su clasificación en Tokio 2020. “Recién en junio me voy a enterar de manera formal. Si en Marruecos me va súper, en el Preolímpico igual tengo que ir y asegurar”, afirma.

Este certamen, que sería realizaría en París, entrega tres cupos para cada categoría de karate olímpico. En él torneo ya no participarán las clasificadas y por cada categoría solo se inscribe un representante por país, por lo que debido al ránking que tiene Alexandra, podría ser una de las cabezas de serie, lo que daría pie a un buen cuadro en busca del boleto hacia Tokio 2020.

Antes del preolímpico, Alexandra viajará a Lisboa para poder competir en su primer torneo del año. Este certamen no entrega puntos para el ránking olímpico, pero será el termómetro perfecto para que la karateca nacional pueda medir cómo ha sido su preparación durante todo este tiempo.

Así se clasifica

  • Ranking - 4
  • Preolímpico - 3
  • Continental - 1
  • Local - 1
  • Invitada - 1
Alexandra con sus medallas doradas de Toronto 2015 y Lima 2019. (Fotos: Epensa / GEC)
Alexandra con sus medallas doradas de Toronto 2015 y Lima 2019. (Fotos: Epensa / GEC)

NADA ES FÁCIL

“Alexandra es una deportista muy emotiva. Tiene momentos donde si quiere volar, vuela, pero también hay otros donde se frustra y las cosas no le salen”, cuenta el ‘Sensei’ Reyna. Y es que nuestra karateka ha tenido que superar distintos obstáculos a lo largo de la vida para llegar a donde se encuentra: dos campeonatos Panamericanos, Laureles Deportivos en el grado de Gran Cruz, gracias a la medalla de oro conseguida en los Juegos Mundiales 2017, entre otros.

“Creo que he perdido más en mi vida que lo que he ganado en campeonatos, pero eso me hace sentir bien, porque cuando pierdes aprendes muchas cosas. La vida golpea tan fuerte a veces que te hace despertar. Yo he caído muchas veces, no siempre he estado arriba, pero cuando me recupero siento que vuelvo mejor. Cuando peleo debo estar sonriendo, tranquila, relajada y me va super bien así”, cuenta.

“En la cuarentena, por ejemplo, tuve un periodo de estrés fuerte, porque estoy acostumbrada a competir, viajar. Como no sentía eso, me entraban esos fantasmas que me hacían llorar, ya no quería nada y me sentía pésimo”, agregó.

Entrenando en la Videna, con los protocolos establecidos. (Foto: Mario Zapata)
Entrenando en la Videna, con los protocolos establecidos. (Foto: Mario Zapata)

Este panorama lo han vivido muchos de nuestros deportistas a lo largo de la cuarentena. La pérdida de ritmo y las ganas de volver a competir provocan cuadros de ansiedad que requerían de especialistas. En el caso de Alexandra se apoyó en su entrenador, quien es psicólogo de profesión, y de su psicóloga clínica. No obstante, como dicen, después de toda tormenta viene la calma, y esta vez Ale espera que sea en Tokio.

“Siempre que me ha ido super bien, antes he tenido meses super duros. Es por algo. Cuando me viene alguna destrucción fatal es porque me viene algo bueno”, asegura.

‘SOMOS UN EQUIPO’

Detrás del exitoso palmarés de Alexandra Grande hay un hombre muy importante: Roberto Reyna. Compañero de su madre en la selección peruana, conoce a la karateka desde su nacimiento. Es por ello que cuando la campeona le pidió que sea su técnico a tiempo completo, decidió arriesgarse. Dejó su puesto después de 15 años en una reconocida universidad como catedrático de psicología para dedicarse a ella. Así, Roberto dirige a Ale con la camiseta de Perú desde hace 3 años de manera oficial.

Roberto y Alexandra. (Foto: Facebook Alexandra Grande)
Roberto y Alexandra. (Foto: Facebook Alexandra Grande)

“Yo entreno con él desde los 8 años y por el país estamos juntos desde el 2017, pero él siempre ha marcado mi plan de entrenamiento. Lo que muy pocas personas saben es que en Toronto yo tenía una compañera que también era de mi academia con él, entonces ella nos ayudaba a comunicarnos por WhatsApp en plena competencia. Por esta vía me decía qué hacer. Yo siento que mis logros han sido gracias a él”, nos cuenta Alexandra.

“Somos un equipo y si uno falla, fallamos juntos. Él me dice tal cosa, y se confunde, pero no pasa nada, tampoco me voy a amargar. Los dos competimos, yo estoy al medio recibiendo golpes y él está dirigiéndome. Si uno se confunde, los dos lo hacemos, así que tratamos de ayudarnos siempre. Yo le tengo un gran aprecio, es como mi segundo papá”, agregó.

ALE PARA RATO

Ver competir a Alexandra es un espectáculo. Su habilidad con los brazos y piernas dentro del tatami son de otro mundo. A pesar de su edad (30 años), ‘Ale’ quiere hacer historia y hoy está a punto de ser parte del grupo de karatecas que por primera vez son parte de unos Juegos Olímpicos. Pese a ello, la deportista peruana asegura que aún tiene objetivos por cumplir.

“Muchos dirán que si saco una medalla olímpica es momento de retirarme, pero yo creo que aún lo haré cuando sea tricampeona panamericana en karate (Santiago 2023), hasta ahí puedo darle un poco más al deporte y al país. Mi cuerpo responde aún bastante bien pese a que tengo 30 años”, culmina.

MÁS EN DT

VIDEO RECOMENDADO

Alianza Lima: Carlos Bustos aclara los rumores sobre el fichaje de Kevin Quevedo para esta temporada
Alianza Lima: Carlos Bustos aclara los rumores sobre el fichaje de Kevin Quevedo para esta temporada

No te pierdas