La carrera protagonizada por Ben Johnson, cumplió 30 años. Aquel hecho se dio en la final de los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 (Foto: AFP)
La carrera protagonizada por Ben Johnson, cumplió 30 años. Aquel hecho se dio en la final de los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 (Foto: AFP)
Redacción DT

En la final de los Juegos Olímpicos Seúl 1988, se dio un hecho insólito. Seis de los ocho esprinters dieron positivo y entre ellos, el campeón Ben Johnson. Tras ello, a dicho suceso se le denominó como 'la carrera más sucia' y hoy cumplió su aniversario número 30.

En aquella oportunidad, Ben Johnson logró una sorprendente marca para la época. El canadiense se coronó campeón con un tiempo de 9,79 segundos en los 100 metros planos, lo cual fue muy llamativo por aquellos años.

Foto: AFP
Foto: AFP

Sin embargo, el mencionado récord conseguido en esa final ya no tiene validez. Al tercer día de hacerse con la medalla de oro, se conoció que Johnson había ingerido una sustancia prohibida para sacar ventaja sobre los demás. Y como si fuera poco, otros 5 corredores, estaban en las mismas condiciones.

Luego del escándalo, hubieron dos atletas que no dieron positivo en las pruebas. Los estadounidenses Carl Lewis (archirrival de Johnson) y Calvin Smith, siendo el primero premiado con la medalla de oro.

TAGS RELACIONADOS