Módulos Temas Día

Más en Polideportivo

CM Punk: 5 años del 'pipe bomb' que revolucionó la lucha libre

El 27 de junio de 2011, CM Punk llevó a WWE a los grandes medios y gestó la lucha moderna más espectacular con un discurso

CM Punk: 5 años del 'pipe bomb' que revolucionó la lucha libre

CM Punk: 5 años del 'pipe bomb' que revolucionó la lucha libre

WWE le debe a CM Punk más de lo que imagina. El 27 de junio de 2011, el de Chicago lanzó el pipe bomb más mítico de la última década de la lucha libre. El discurso con el que atacó a la empresa, a Vince McMahon, a sus políticas y las quejas por su situación gestaron la historia mejor contada de la empresa y consecuencias que hasta ahora son disfrutadas. 

A tres semanas de concluir su contrato con WWE, Punk ganó una oportunidad titular contra John Cena. La lucha sería en Money in the Bank 2011, el mismo día que se quedaba sin trabajo. Pero quiso irse diciendo su verdad: WWE hunde al verdadero talento por culpa de las argollas y estupideces de Vince McMahon.

WWE lo suspendió de forma indefinida. Su perfil fue retirado de la web y la lucha titular había sido cancelada. Es en esta parte donde la historia beneficia y ensalza el nombre de John Cena. El entonces campeón abogó por la lucha a cambio de ser 'despedido' si perdía.

Cena quiso luchar. Se dejó llevar por lo que CM Punk ofrecía en sus discursos. Respondió bien con poca pero efectiva oratoria. Durante la lucha, en Money in the Bank 2011 demostró que él también sabe de wrestling. Fue llevado al máximo, por eso el entretenimiento también ganó.

Vince McMahon, aunque insultado, también se involucró. Pactó la primera negociación de contrato en medio del ring seis días antes de la lucha en Msasshussets, de donde es oriundo John Cena; y es que hasta el orden de las ciudades benefició a la historia, pues el encuentro y la siguiente y supuesta última vez que se vio a Punk fue en Chicago, su ciudad natal.

La pelea fue calificada como una 5 star match (lucha de cinco estrellas) por los editores del "Wrestling Observer Newsletter" (WON), la editorial más respetada de la lucha libre. Los criterios que le valieron tal distinción fueron calidad de la lucha, historia de los protagonistas, rivalidad de los luchadores e impacto en el público. 

En 63 años, solo 30 luchas de empresas de todo el mundo recibieron tal mención. WWE solo tenía hasta ese momento cuatro luchas de 5 estrellas, la última de 1997. Esto a la vez hizo que la empresa vuelva a tener un segundo aire en su carrera de ahora producto apto para toda la familia.

El pipe bomb convirtió a WWE en viral de redes sociales. En ese momento, la empresa ignoraba las garantías y respaldos de plataformas como YouTube, Facebook o Twitter. A la vez, grandes medios se interesaron por la historia destacándola en sus espacios.

"WWE solo es noticia cuando alguien muere", dijo Punk una semana antes de su lucha contra Cena. La realidad, cinco años después, es distinta pues las incidencias de la empresa gozan de gran cobertura. Si bien es cierto hay medios online locales y de fuera que utilizan el producto para generar visitas a su web, hay otros que si lo llevamos con verdadero motor periodístico. 

Obviamente el discurso también benefició a CM Punk. Pasó de ser un luchador reconocido al dueño del récord del reinado más largo de la era moderna de WWE con 434 días. Emitieron un documental, fue un éxito en ventas de merchandising y esta considerado uno de los mejores luchadores del mundo. Ahora que está próximo a debutar en UFC, hay quienes aun aguardan por su regreso a WWE.

También regresó la credibilidad al wrestling. Las palabras de Punk fueron sinceras -prueba de ello es que repitió el discurso cuando abandonó la empresa de forma definitiva en 2014, pero añadiendo detalles, más críticas y una frustración visceral. 

"Me has encadenado, me has sofocado de forma creativa, has hecho de este un ambiente muy tóxico. Ya no quiero estar aquí", expectoró Punk la noche que se fue en la cara de Vince McMahon, según reveló en el podcast de Colt Cabana en noviembre de 2014.

Pero la credibilidad también llegó en justicia dentro de la empresa. CM Punk por fin dijo lo que muchos pensaban sobre la elección de estrellas en WWE -como sigue pasando y el ejemplo es Roman Reigns-. Y con la victoria resarció un error de 1997: el permitirle irse con el campeonato en su última lucha y no robarle como hicieron con Bret Hart en el Montreal screwjob.

Lo que pasó después es historia conocida. CM Punk estuvo unos días paseando con el título. Cena no fue despedido, WWE organizó un torneo para coronar un nuevo campeón. Triple H relevó en funciones a Vince e inició su figura corporativa. Y semanas más tarde, CM Punk regresó a la empresa para hacer justicia a su autoproclamado apodo: The best in the world.

EL DATO
Para revisar el discurso completo, explicado y con el contexto de cada frase, puedes acceder a la publicación del blog Crónicas de Wrestling en este link.

Tags Relacionados:

WWE

Leer comentarios ()

SubirIrMundial 2018
Ir a portada