Gabriel García Márquez y su pasión secreta: el tenis
Gabriel García Márquez y su pasión secreta: el tenis

Cuando Gabriel García Márquez tomaba una raqueta, se desconectaba de todo. Era una de las razones por la que le gustaba jugar tenis. El nobel colombiano, quien ayer falleció a los 87 años, jugó este deporte desde 1992. Así lo dio a conocer hoy el 

¿Cómo es que el escritor comenzó a practicar tenis? En el 92, luego de que se le extirpara un tumor del pulmón derecho, se le sugirió al nobel realizar más ejercicio. Las caminatas no eran tanto de su agrado y fue así como empezó a practicar el deporte de Roger Federer y Rafael Nadal.

Desde ahí, el tenis se le volvió casi una adicción al punto que lo practicaba muy seguido desde la seis de la mañana. Jugaba 40 minutos, descansaba y volvía a las 9 cuando salía el sol. Le gustaba comentar su juego con sus otros 'partners' e incluso a veces regresaba a practicar a las 7 de la noche. Siempre se le recuerda con su raqueta verde de grafito. 

Su cancha preferida era la del Hotel Hilton de Cartagena. Ahí siempre se aparecía, religiosamente, a las seis en punto. Su primer entrenador fue un recogebolas de 15 años, quien poco a poco se fue convirtiendo ya no solo en su maestro, si no en su rival. García Márquez terminó volviéndose un apasionado del tenis. Hoy todos lo extrañan en las canchas de Colombia.