LeBron James fue el MVP de las finales de la NBA. (Foto NBA Latinoamérica)
LeBron James fue el MVP de las finales de la NBA. (Foto NBA Latinoamérica)
Ricardo Montoya

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Su nombre no les hace honor. Lakers, en español, se traduce como ‘laguneros’ y la ciudad de Los Ángeles no es, precisamente, la más lacustre del país. Curiosidades de la NBA. El equipo originalmente nace en Detroit en 1946 bajo el nombre de Las Gemas, pero los pobres resultados deportivos y financieros obligaron a sus dueños a traspasarlo al año siguiente por tan solo 15 mil dólares. Nadie podía predecir los éxitos futuros. Hoy la franquicia tiene un precio de 4.500 millones de dólares y un valor intangible todavía más alto. Son junto a los Celtics los pilares del mejor básquet del mundo.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Eliminatorias: ¿Qué ha cuestionado la Federación Peruana de Fútbol en la carta enviada a la FIFA?

El caso es que en 1947 la franquicia se traslada a Minneapolis, la ciudad de los 10.000 lagos, de ahí el nombre por supuesto. Rebautizados como los Lakers y de la mano del gigantesco George Mikan (2,08 metros), se convierten en la institución más ganadora de la recientemente fundada NBA. Corría el año 49 y las dos ligas que gobernaban el baloncesto en Norteamérica se habían fusionado para potenciar el deporte de la canasta.

En esa época, entre el 49 y el 54, conquistaron cinco anillos en seis años. El romance con la ciudad, sin embargo, sería uno de esos breves amores eternos. Tras el retiro del ídolo ‘Mister Basketball’ Mikan, los aficionados de Minneapolis perdieron interés en el juego y la asistencia al coliseo disminuyó sensiblemente. En una medida riesgosa pero finalmente feliz, Bob Short, el dueño, decidió en 1960 mudar el equipo a California. Desde entonces se les conoce como Los Angeles Lakers.

En un principio el cambio no tuvo el suceso esperado. Durante los 60 tuvieron que subordinarse a unos Celtics de ensueño. En esa década fueron derrotados en seis finales por los ‘Leprechauns’ de Boston. La sequía llegaría a su fin con el concurso de Wilt Chamberlain, que los llevó a la cima en 1972. Poco después, volvieron a entrar en abstinencia de títulos hasta los años dorados de la franquicia: los ochenta.

En esa década, coincidió en Los Angeles una constelación de estrellas: James Worthy, Kareem Abdul-Jabbar, ‘Magic’ Johnson, AC Green, etc. Se trataba de una pléyade de basquetbolistas fabulosos reunidos y sincronizados en torno a Pat Riley, su notable entrenador. Entre el 80 y el 91 alcanzaron nueve finales y cinco títulos de la NBA. Luego irrumpió Michael Jordan para robarles el trono y reinar por largo tiempo.

Ya en el siglo XXI y tras el retiro del Rey Michael, los Lakers resurgirían con fuerza. Dirigidos por Phil Jackson, exentrenador de los Bulls, y con el inolvidable Kobe Bryant y Shaquille O’Neal como figuras, lograron el triplete entre el 2000 y el 2002. Después, tras la marcha de Shaq y el ingreso de Marc Gasol volverían a coronarse en el 2008 y el 2009. Un rejuvenecido Kobe Bryant era el “as de espadas” en esa escuadra. Lo premiaron con el MVP en el primer título de aquel doblete.

Esa fue la última vez que los Lakers conquistaron el anillo hasta este año, que alcanzaron su decimoséptima estrella. Ahora es el tiempo de LeBron James. De él, de Davis y de Rondo depende que esta victoria sea el inicio de una nueva dinastía. Los Angeles vuelan siempre.

VIDEO RELACIONADO

Los Lakers celebran un nuevo título en la NBA

MÁS EN DT...

TAGS RELACIONADOS