Maicelo pelea mañana: de ganar iría por el título mundial
Maicelo pelea mañana: de ganar iría por el título mundial
Redacción EC

se encuentra aislado de todo: de la bulla, las calles, el ráting, la firma de autógrafos y también de su familia. Peleará en Washington con el armenio Art Hovhannisyan. En esta 'cuarentena' deportiva, el chalaco se prepara a doble jornada para conseguir un peso ideal, una óptima forma física y sobre todo, mental.

La cadena ESPN transmitirá en vivo el evento como plato principal, en sus noches de  'Viernes de Combate' y un posible triunfo lo podría acercar al título mundial. Nelson Fernández, comentarista de las peleas en la cadena HBO, y además su mánager, nos dice que fue difícil porque había que separarlo de su mamá, su abuela y sus tías, quienes lo criaron. Conoce la idiosincracia del latino.

Si gana, podrá en los próximos meses pelear por el título mundial en su categoría, el cuál es ostentado actualmente por el mexicano Miguel Vázquez. Será una pelea de descarte para el peruano y para Hovhanyssyan: el ganador tendrá una oportunidad de ingresar al ránking mundial de los ligeros del CMB, cuyo campeón es el estadounidense Omar Figueroa.

Para Juan Carlos Ortecho, el que pierda se enfrentará a un difícil camino, puesto que el boxeo es un deporte que solo excepcionalmente ofrece segundas oportunidades. Los dos perdieron el invicto hace un año. Maicelo por el ruso Nugaev en California, mientras que el armenio perdió por puntos con Alejandro Pérez

La vida solitaria y de entrenamiento que lleva ahora en Nueva Jersey es puro sacrificio: correr, sudar, sparring, poca agua, cero azúcar, cero sal. Tiene cero distracciones, no más apariciones en televisión, no más rating. Ahora, desde su cuartel en EEUU, nos dice que a veces la 'tele te atrapa', a algunos los atrapa. Otros se escapan y esconden. Desde la Gran Manzana, nos dice agradecido que si no fuera por su aislado búnker de concentración, no habría obtenido logros importantes.

En el fuero interno de su conciencia, con la misma soledad con la que habita el ring y su cálido cuarto en Nueva Jersey, el chalaco recuerda sus días de infancia en los Barracones, cuando 'se trompeaba' por cualquier cosa. La bandera del Perú cuelga al lado de su cama. Ahora, en este limbo, se 'trompea' por la segunda oportunidad que le ofrece el boxeo en su carrera y quiere dejar noqueado a su pasado.