Módulos Temas Día

Más en Polideportivo

"Lo mejor y peor en la WWE y en la lucha libre" [OPINIÓN]

Un análisis de los mejores y peores personajes y momentos que dejó el último año la WWE, así como en la lucha libre en el mundo, incluyendo Perú

WWE

Repasa lo mejor y peor de la WWE y la lucha libre en el mundo. (Foto: web)

(Foto: WWE/web)

Por Carlos Marroquín

LO BUENO 

El mejor luchador: (EMPATE) Kenny Omega / AJ Styles

Esta fue la categoría que más tiempo me tomó en resolver, no por la notoria ausencia de grandes propuestas en el año, sino que exclusivamente Kenny Omega y AJ Styles redondearon una fantástica temporada. Ambos demostraron que pueden vencer a cualquier oponente con argumentos sólidos de pelea y de espectáculo.

Por un lado, Kenny Omega corrompió cualquier tipo de regla para imponer su estilo. El tipo conoce su oficio y gracias a la libertad que tiene siempre nos brinda un show único, peleas cargadas de arriesgadas movidas, llaves y un juego psicológico para vender un personaje fuera de lo común y que calza perfecto en esta época tan exigente. Y en la otra acera podemos encontrar a AJ Styles, quien ha sido el gran obrero de la WWE durante el 2017. No ha parado ni un mes. Con decir que en una sola semana peleó hasta 5 veces. Lo resaltante es el profesionalismo que expone en cada lucha. Sabe aterrizar los valores que tiene para presentar un estilo sumamente particular. Lo acompañan acrobacias que saben dibujar estéticamente la intención que oculta detrás. Sin duda, ver un enfrentamiento entre ambos no vendría nada mal.

WWE

WWE

La mejor luchadora: Asuka

A mi juicio, Asuka debe ser la mejor peleadora en todo el mundo. Es un placer verla sobre el ring. Es intimidante. Presenta un estilo moderno de lucha, combinado con maniobras aéreas y patadas que absorbió de lucha oriental. Su presencia le está dando otro horizonte a la división femenina de la WWE y eso se puede respirar en las movidas que realiza, con su extraño personaje con solo verla.

Asuka

(Foto: WWE)

El ganador del año: The Miz

Si bien su personaje puede generar bastante antipatía, The Miz se ha consolidado este 2017 como uno de los mejores luchadores en todo el mundo. Sí, créelo. Incluso, el ránking anual de la revista Pro Wrestling Illustrated (PWI) lo ubicó en el puesto 10 de las estrellas más destacadas de los últimos 12 meses, superando nada menos que a John Cena, Jericho, Rollins, Lesnar o Christopher Daniels. Pero dejando de lado las estadísticas que a veces suelen ser engañosas, lo que ha venido demostrado el Miz es digno de aplaudir, ya que supo combinar un estilo fresco y no tan llamativo de pelea con un impresionante personaje que guarda mucho carácter. No solo eso, cuando fue campeón Intercontinental le dio una relevancia notable a este cinturón, al punto que por unos meses llamó más la atención de los fanáticos que el mismo título de la WWE.

The Miz

(Foto: WWE)

El mejor empuje: Braun Strowman

Yo no daba ni un peso por Braun Strowman, pero el tiempo se encargó de enterrar mis argumentos. Y es que durante los últimos meses, tuvo un push tan grande como el mismo. Tiene poder, buenas movidas, vende, recepciona, te saca del cuadro con alguna pincelada, entre otros detalles muy interesantes. Este es, quizás, el punto más alto de la WWE en el año: haberle dado tanto protagonismo a un luchador que la sudó para estar en donde ahora le toca. Estoy seguro que el 2018 será su año… y merece ser campeón hace rato.

WWE: Braun Strowman

(Foto: WWE)

La mejor pelea: Kenny Omega vs Kazuchika Okada (Wrestle Kingdom 11)

De lejos. 46 minutos de pura adrenalina, técnicas, llaveo y movidas de alto vuelo. Sucedió el 4 de enero en el Wrestle Kingdom 11, evento que fue patrocinado por la empresa japonesa New Japan Pro Wrestling (NJPW). Esa noche, se enfrentaron el campeón de la marca, Kazuchika Okada (Japón), contra Kenny Omega (Estados Unidos), siendo así la primera vez en la historia del Wrestle Kingdom que un extranjero estelariza dicho evento. Todo jugó a favor de que ambos se insertaran en una carnicería pura y así lo fue. Vimos un combate con mucho oficio, apoyado en figuras psicológicas por ambos bandos que lo convirtieron una clase maestra de cómo hacer lucha libre en nuestros tiempos. Insuperable al punto que es considerada por distintos especialistas, incluyendo a Dave Meltzer, como una de las peleas más importantes en toda la historia de este deporte.

El mejor con el micro: Samoa Joe

Todos esperábamos que Samoa Joe tuviera su gran debut dentro del Royal Rumble, pero no sucedió así. Recién apareció en el roster principal el 30 de enero, una noche después, para atacar a Seth Rollins por órdenes expresas de Triple H. Luego, le dieron libertad y ganó su oportunidad para enfrentar a Brock Lesnar por el título Universal en Great Balls of Fire. A mi juicio, fue un combate de 4 estrellas sobre 5, pero el detalle está en la historia que trabajaron con anticipación, sobre todo Joe. Su despliegue fue tan impresionante que el mismo Paul Heyman, que es uno de los mejores vendedores de historias de todos los tiempos, se quedó sorprendido. Hay que reconocer que Samoa Joe está acostumbrado a alimentar sus peleas de esta forma, lo hizo antes en TNA como en ROH. Y en este 2017 llegó a su consolidación estelar. Excelente. Fue un placer escucharlo.

El mejor regreso: John Cena

John Cena debe de ser uno de los luchadores más convencionales de todos los tiempos: nunca se ha arriesgado tanto y siempre presentó el mismo arsenal, con una que otra excepción. Por años, se ganó el repudio de la gente por luchar de esta forma y porque la WWE le daba todos los privilegios. Pero, hay que ser sinceros y reconocer que aprendió de sus errores. Ya no es aburrido. Es más, hasta da gusto verlo. Su última vuelta en agosto fue positiva y ayudó considerablemente para salvar lo alicaído que estaba el show en ese momento. Tuvo un combate en SmackDown con Nakamura que fue tema de análisis, ya que se le vio mucho más rápido, fuerte y con predisposición para elevar la velada y la atención del público.

El mejor debut: Woken Matt

Prácticamente, el Universo Broken (Woken) ha sido el salvavidas profesional y de vida que necesitó siempre Matt Hardy. Hay que ser claros, cuando formó parte de los Hardy Boyz fue la sombra de Jeff y ya independientemente, relleno enlatado. Pero, cuando se volvió ‘loco’ y configuró el espectro Broken, cambió para siempre. Por eso es que la WWE decidió contratarlo y recién a final de temporada lo hacen debutar con esta personalidad, que ahora lleva el nombre de Woken por temas legales con TNA. El solo hecho de verlo vestido con este abominable aspecto y dándole vida a historias cargadas con juegos mentales fue suficiente para llevarse los aplausos de todos.

El mejor evento: TLC

Este 2017, el virus de la meningitis atacó a algunas estrellas estelares de la empresa como Bray Wyatt o Roman Reings. Ello obligó a que los directivos los alejen y así tener reestructurar los diferentes eventos que ya estaban programados. El que más se vio afectado fue TLC, porque se improvisaron algunos enfrentamientos de su cartelera, que a la postre, fue sumamente interesante y rico en material. Aquí pudimos ver un Finn Bálor vs. AJ Styles (tranquilamente pudo ser la mejor pelea del año) o el regreso al cuadrilátero de Kurt Angle.

WWE

(Foto: WWE)

La mejor pareja: Rey Fenix y Pentagón Zero M. (Lucha Brothers)

Entretenidos, cuajados y con un dominio escénico brutal. Así es como podría definir a la pareja que conforman los mexicanos Rey Fenix y Pentagón Zero M, Los Lucha Brothers. Destacan en la empresa Lucha Underground y gracias a las gestiones de Imperio Lucha libre, los pudimos ver de cerca en dos oportunidades. En mi opinión, por encima de cualquier otro dúo en este 2017.

LO MALO

El peor luchador: Goldberg

A pesar de que la vuelta oficial de Goldberg se dio a finales de 2016, lo incluyo en este conteo porque su desempeño se dio, prácticamente, durante la primera mitad del 2017. De lejos, el peor: fuera de físico, sin ideas, apoyado en un personaje gastado, con un empuje que se notó absolutamente forzado y que terminó por humillar a Brock Lesnar sin necesidad alguna. Lo importante es que el mismo Goldberg se encargó de reconocer que fue un error volver, pero argumentó que lo había hecho por su familia. Igual, para nuestra suerte ya oficializó su retiro y está voceado para integrar el Salón de la Fama 2018.

La peor luchadora: Carmella

Ha sido dos veces ganadora del Money in the Bank femenino y ni con eso ha logrado hacerse un nombre en la empresa. No tiene una buena técnica de pelea y su romance con James Ellsworth no tuvo trascendencia en lo absoluto. Decepción.

WWE

(Foto: WWE)

El perdedor del año: Curt Hawkins

Este muchacho lleva un número para nada envidiable de derrotas en su carrera: 147 en total. Lejos de ser un mal luchador, a esta cifra hay que sumarle el cero compromiso que tuvo la WWE con él desde que llegó en 2006. Lo han enterrado al punto que su fama de perdedor ahora sirve para apoyarse en una historia, la de su constante fracaso. Una pena.

WWE

(Foto: WWE)

El peor empuje: Jinder Mahal

Lo expliqué en una de mis columnas: Mahal fue un campeón netamente por situaciones económicas. Después de WrestleMania, la WWE centró su atención en seguir creciendo como empresa y para fortalecer lazos con una de sus principales potencias, India, dio en el gusto de que Jinder Mahal sea el campeón de la marca. Sin antes haber pagado derecho de piso, le dieron un innecesario empuje que, la verdad, terminó por estropear la carrera de este luchador que aún estaba en proceso de formación.

Mahal

(Foto: WWE)

La peor pelea: Jinder Mahal vs Randy Orton

Esta pelea me trasladó directamente al fatídico recuerdo que tengo de una de las peores peleas que he visto en mi vida: Batista vs The Great Khali, en No Mercy 2007. Uno de esos ingredientes es, sin duda, el encuadre que le dieron a ambos enfrentamientos: dentro de la prisión Punjabi que, a decir verdad, no es para nada agresiva, ni atractiva como suelen venderla. Pero, las similitudes, a mi parecer, van más lejos y ello tiene que ver con sus protagonistas. Tanto Orton como Mahal son luchadores atléticamente muy lentos y limitados. Durante el combate, no hubo química entre ambos, ni se tomaron la molestia de reinventar un poquito el duelo con algo sorprendente. Al final pegó la vuelta Khali para darle una mano a Jinder, pero ni su ‘sorpresivo’ regreso valió para salvar este desabrido combate.

La peor historia: La casa de los horrores

Este 2017 ha sido uno de los años más bajos en la carrera de Orton: ganó, innecesariamente, el Royal Rumble, fue un campeón intrascendente, actor central de la peor pelea del año y estuvo dentro de la peor historia que se ha configurado en mucho tiempo: la casa de los horrores. Es un hecho que la génesis de este guión fue exquisito, porque nos permitió ingresar al atormentado mundo de Bray Wyatt. Nos dio detalles de cómo había vivido este personaje. Vimos el incendio de la misma casa a manos de Orton, Hasta ahí, todo bien. Se estaba proyectando un enfrentamiento terrorífico entre ambos, pero a los creativos se les ocurrió la ‘brillante’ idea de que la pelea no sea exclusivamente dentro de la casa, sino que su punto final sea en el ring, con público en vivo...¿? ¡No tenía sentido alguno conectar ambos espacios si, tranquilamente, su final pudo haber sido emocionante y fuera de lo común! Este patético final generó el comprensible rechazo de los fanáticos, quienes habían apostado porque este sea un gran punto de partida para apostar por ideas salidas del cuadrilátero. Finalmente, todo se enterró con una mala determinación.

El peor con el micro: Roman Reigns

Y este 2017 fue igual para Roman: la WWE le sigue dando un empuje innecesario, a pesar de no tener una gran técnica y, sobre todo, cero calidad para desenvolverse con el público. Si esta fórmula no funciona, no hay gloria. Su peor momento del año fue cuando lo obligaron a vencer al Undertaker en WrestleMania. Esto lo terminó por sepultar. Los fanáticos no se la perdonaron. Pero, tampoco ha hecho los méritos suficientes para buscar una reconciliación. Hay que ser sinceros, su micrófono no lo ayuda.

El peor regreso: Hardy Boyz

Se esperaba mucho de ellos, pero fueron congelados. Los Hardy Boyz hicieron su regreso por todo lo alto en WrestleMania. Hubo una expectativa muy grande con ellos, ya que venían con el respaldo de haber triunfado en TNA con el Universo Broken. Sin embargo, los problemas legales por los derechos de los personajes, sumado a que nunca terminaron de cuajar en la división en parejas, los obligó al fracaso. Luego, Jeff se lesionó y se quedó Matt comandando el barco solo, sin propuestas y de absoluto relleno. Felizmente, llegó el visto bueno de hacer debutar hace poco nomás el estilo Woken y todo mejoró. Pero, nadie puede dejar de señalar que este 2017 fue intrascendente para ambos.

El peor debut: Tye Dillinger

Otro relleno. No tuvo ningún sentido verlo ingresar en el Royal Rumble. Durante el año, no se construyó ninguna historia relevante para él. Con las justas, su nombre apareció en algún evento, pero nunca fue estelar. Es cierto que antes era conocido como Shawn Spears, pero dentro de la interna de Dillinger lleva buen tiempo en NXT y recién tuvo una oportunidad este 2017.

El peor evento: Great Balls of Fire

Se esperó mucho de este nuevo evento, pero fue un bostezo. Salvo la pelea central entre Samoa Joe y Brock Lesnar, toda la parrilla de combates fue puro relleno. Ningún combate mostró algo fuera de lo común o se arriesgó a enlazar historias. Más de tres horas desperdiciadas.

Este domingo desde las 7:00 p.m. (hora peruana, en vivo por Fox Action) se llevará acabo WWE Great Balls of Fire 2017. (Foto: WWE).

wwe

El peor equipo: The Shield

En vista que no había planes concretos ni para Rollins, Ambrose o Reigns, la WWE decidió volver a juntarlos y ver si así se volvían relevantes como The Shield. Pero, no se concretó. Es cierto que si se generó gran convocatoria porque, quieran o no, fueron importantes en su momento y le dieron otro aire a la división en parejas; pero el resultado fue agrio y sin mucho brillo. Para mala suerte del grupo, Roman sufrió de meningitis y estuvo en cuarentena. Esto generó algunas improvisaciones como incluir a Kurt Angle o Triple H dentro del stable, pero tampoco funcionó. Terminó por desaparecer cuando se confirmó hace poco que Ambrose tiene una lesión que lo alejará 9 meses del ring. Además, Reigns tiene para rato como campeón Intercontinental.

Menciones Honrosas

Mejor Luchador: Johnny Nitro, Braun Strowman
Mejor Luchadora: Charlotte Flair
Mejor Micro: Enzo Amore, The Miz, The Usos
Mejor Evento: NXT War Games, WrestleMania 33
Mejor Debut: Kairi Sane

Mejor Equipo: The New Day, The Usos
Mejor Pelea: Alistair Black vs Velveteen Dream, AJ Styles vs Finn Bálor
Peor Luchador: James Ellsworth, Enzo Amore, Randy Orton
Peor Luchadora: Lana, Liv Morgan

Peor Micro: Jason Jordan, Big Cass
Peor Empuje: Baron Corbin, Mojo, Jason Jordan
Peor Historia: Rusev vs Randy Orton
Peor Evento: Battleground

PERÚ

En este conteo también vamos a incluir la presencia que tuvo de la lucha libre local durante este 2017. Estoy seguro que ha sido el mejor año para nosotros y me apoyo en las cifras: 18 eventos, distribuidos en las 6 empresas que tenemos constituidas como GLL (5), LWA (5), Imperio Lucha Libre (4), NOX (2), CNP (1) y Alpha Wrestling Club (1).

Considero que la empresa que tuvo mayor impacto fue Imperio Lucha Libre y ello tiene que ver con la gigantesca propuesta con la que debutaron. Su evento de estreno, trajo a estrellas como los Hardy Boyz, Chavo Guerrero, Carlito, Alberto del Río, Matt Sydal, Zack Sabre Jr., entre otros. Sin duda, alcanzaron un eco tremendo a nivel internacional y eso valió para darle vida a otros tres shows más. En su roster también se consolidaron propuestas nacionales como Caoz, Kaizer, el Virrey Rafael de Salamanca, Apocalipsis, Reptil y muchos más.

En otro horizonte, LWA, una de las empresas más antiguas que hay en Perú, también sumó un número importante de carteleras: 5. Ellos también trajeron a los chilenos Pashenko All Arica Alisson evans, Francesco Di Bassi, etc. Con ellos se sumaron los locales Killer, Doctor Veneno, Ikaro, como principales figuras.

Luego, GLL también es otra marca longeva en nuestro mercado y también ha dado que hablar con 5 eventos en fila. Cerrando, vimos la resurrección de NOX, que lograron encajar dos shows.

Mejor luchador: Apocalipsis

Por su experiencia, profesionalismo y despliegue para luchador en dos empresas locales como Imperio y LWA.

Mejor luchador extranjero: Alcold

De lejos es la propuesta más sólida de la región porque tiene una buena técnica y su personaje todo petulante le permite ganar el odio del público.

Mejor personaje: el Virrey Rafael de Salamanca

Hasta el momento, es uno de los que mejor ha construido su personaje en el medio local. Sale del cuadro y refleja optimismo.

La mejor pelea: Zack Sabre JR. vs Ricky Marvin (Imperio Lucha Libre)

Técnica, de puro llaveo y movidas aéreas. 5 estrellas para este encuentro que quedó corto.

Mejor Evento: Imperio Lucha Libre

En mi opinión, es el evento de lucha libre más grande que se ha hecho en el país.

Tags Relacionados:

WWE

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada