Muhammad Ali: el día que Fidel Castro retó al campeón del mundo
Muhammad Ali: el día que Fidel Castro retó al campeón del mundo

"Golpéame aquí, dale", le dijo Fidel Castro a Muhammad Ali señalándose la cara. Era 1996 y Cuba estaba viviendo una de las peores fases de lo que se denominó el "periodo especial", donde a pesar de tener algunos de los médicos más calificados del mundo, estaba sufriendo de falta de medicinas.

Por esa razón la Cruz Roja Internacional organizó un viaje humanitario a la isla y eligió a Alí para liderar la delegación.

"Durante esos cinco días, Muhammad Ali estuvo en varios rincones de Cuba visitando la gente que lo recibía como un verdadero campeón", le dijo a BBC Mundo la fotógrafa Hazel Hankin, quien acompañó al campeón en su travesía.

Cuando ya se disponían a regresar a Estados Unidos, les avisaron a él y al resto de acompañantes que Fidel Castro los iba a recibir. "Nos llevaron a un lugar que nunca llegué a precisar. Allí, mientras tomábamos un jugo, de repente apareció Fidel y comenzó a bromear con Alí", recordó Hankin.

El diálogo entre ambos fue un intercambio de bromas y de algunos pequeños jabs. Ali y Castro sonreían, mientras los observaba el triple campeón olímpico cubano Teófilo Stevenson -quien era amigo cercano de Ali- y lo había acompañado durante su estadía en Cuba.

De repente, Castro le señaló el rostro y le dijo "golpéame aquí, dale". "Ahí fue cuando tomé la foto, que se convirtió en el símbolo de aquella visita histórica", dijo Hankin.

"Muhammad Ali fue un hombre que tenía una capacidad de ser recibido por todos y en Cuba, donde el boxeo es algo tan importante, fue evidente su influencia y su apoyo en uno de los momentos más difíciles de la isla. Fue un honor estar en ese lugar y compartir ese instante", concluyó.

Teófilo Stevenson murió el 11 de junio de 2012 en Cuba.

Hazel Hankin es cargada por el fallecido campeón mundial Muhammad Ali y el triple campéon olímpico cubano Teófilo Stevenson en 1996.


En ese instante, Ali dijo de su amigo: "Aunque nunca peleó profesionalmente, haber ganado tres medallas de oro en tres Juegos Olímpicos diferentes garantiza que él habría sido un enemigo formidable para cualquier otro campeón de peso pesado reinante o cualquier retador en su mejor momento".

No te pierdas