Mundial de Cross Country 2017 tendrá dos etapas en Sudamérica
Aldo Cadillo

El Mundial de Cross Country 2017, evento que congrega a los mejores exponentes de las cuatrimotos y motos, tendrá dos etapas en Sudamérica. Así lo confirmó la Federación Internacional de Motos (FIM). El ente internacional aseguró que Chile y Argentina se unirán al calendario junto a Emiratos Árabes Unidos, Catar y China.

En este escenario , piloto de cuatrimotos, se impuso el objetivo de ganar esta dura competencia. El guatemalteco de 44 años buscará consagrarse en este evento internacional tras haber participado en el Dakar 2015. Hombre en apariencia común en su vida diaria, tiene, no obstante, una meta extraordinaria cuando se calza la ropa de motociclista: competir y quedar entre los mejores.

Guillioli y su sueño

Rodolfo tiene tres grandes amores en su vida: Su esposa Claudia, su hija Nina y su moto. El hombre que se levanta cada mañana pensando en las finanzas tiene los sueños de un juvenil hambriento de gloria cada vez que escucha las palabras dunas, cuatrimotos o competencia. “Hace unos años en Guatemala me compré una moto. Casi no la pude usar. Pero cuando vine a vivir a Perú, a los cinco días me fui a la “Expomoto” y vi una cuatrimoto del Dakar. Averigüé y me fui a comprar una”, describe con la mira encendida y el rostro sonriente.

Guillioli llegó a Lima en el 2012. El futuro padre de familia arribó a la capital y volvió a encontrarse con las motos. El hombre de negocios adquirió una y trasladó su pasión a las dunas de Ica y Paracas. El destino aceleró y en el 2015 Rodolfo Guillioli se embarcó en la aventura más peligrosa del mundo: el Dakar. Con la número 267 en la parte delantera de su cuatrimoto, el piloto guatemalteco pisó fondo y cumplió así uno de sus sueños. Pero todo giró bruscamente y uno de los mejores momentos de su vida se convirtió en la peor pesadilla. Rodolfo estuvo al borde de la muerte cuando una ola de calor lo golpeó. El piloto ya había recorrido 400 de una etapa de 500 kilómetros. La cuatrimoto desaceleró y realizó ocho kilómetros en cuatro horas.

Milagro en el Dakar

Alrededor de las cinco o seis de la tarde, Rodolfo no recuerda bien, se recostó sobre un árbol. A su lado Juan Carlos, un argentino, grabó un mensaje para su familia de despedida. El Dakar, consiente de la peligrosidad de la carrera, implementó un sistema para situaciones de vida o muerte. Apretar un botón para pedir auxilio. La salvación es también la despedida del sueño. De presionarlo decía adiós. Él no lo hizo, su compañero sí. Para la inmortalidad quedó un video. Un desnudo Rodolfo siendo rescatado. "Nunca más vuelvo a correr un Dakar. Nunca más", sentenció el piloto.

Rodolfo fue llevado a emergencia, evolucionó favorablemente y se recuperó. El Dakar quedó como una gran experiencia. Tiempo después recibió una noticia que lo aceleró más que conducir cualquier moto. Sería papá de una niña. El hombre de negocios vio como su hija creció junto a los eventos deportivos más importantes del mundo. "Sus primeros pasos fueron en los Juegos Olímpicos de Río 2016".  Nina, la hija de Rodolfo dio sus primeros pasos en el mismo escenario en el que Usain Bolt consiguió su triplete de oro olímpico.

Pero el hombre, en apariencia común, ahora quiere ir más allá. Rodolfo Guillioli ahora busca una meta extraordinario. Ganar en el Mundial de Quads del 2017. El proyecto es un asunto familiar. Su esposa y su hija están involucradas en el objetivo. La primera prueba será en abril. El desierto de Abu Dhabi será el inicio de todo. El deportista vuelve a soñar y va para campeonar.

LEE TAMBIÉN