El nigeriano que huyó de la miseria para ser un genio del BMX
El nigeriano que huyó de la miseria para ser un genio del BMX

Huyendo de la miseria de Nigeria cuando tenía seis años, Courage Adams se refugió con su familia en España, donde descubrió el BMX Street, en el que se ha convertido en una estrella.

A sus 20 años, es la futura gran estrella de la disciplina de deportes extremos, que consiste en realizar con una bicicleta múltiples acrobacias sobre un mobiliario urbano.

"¡Me siento tan bien en una bicicleta!. Olvido todo. Me gusta mucho", señala el talentoso 'Rider'.

Con un gorro negro acoplado hasta las orejas, Courage Adams se confió en una entrevista a la AFP, tranquilamente sentado en un café de París, con su bicicleta no lejos de él. 

Se encuentra en la capital francesa en busca de lugares para montar en el marco de un concurso de video, el Sosh Urban Motion, que reúne a los más grandes especialistas mundiales del BMX. 

"Hoy Courage es uno de los mejores y el mejor 'streeter' europeo. La bicicleta lo ha sacado de la miseria. Es difícil cuando vienes de un país en guerra civil y que llegas a otro en el que no hablas el idioma y donde todo es diferente. En esos casos, el BMX supera fronteras. Que seas pequeño, grande, guapo, feo, negro, amarillo, al final todos hacemos BMX", afirma el francés Matthias Dandois, campeón del mundo 2016 de BMX Flatland.

- 'Me he convertido en alguien' -

Courage Adams huyó de Nigeria con su madre y sus dos hermanas, Lisa y Faith, en 2003 para unirse a su padre, que había entrado ilegalmente en España unos meses antes y se había instalado en un pueblo cercano a Pamplona.

"Está claro que era peligroso vivir en Nigeria. No nos sentíamos seguros. En cualquier momento, un ladrón podía entrar en casa y robarte todo. Además del peligro, encontrar un trabajo era muy difícil. Y si tenías la suerte de tener un buen trabajo, estaba mal pagado. No como en Europa", rememora.

Tres años después, descubrió el BMX en un parque y se entusiasmó. Colocó videos que fueron seguidos por miles de personas y fue cortejado por los patrocinadores.

"¡Es genial! Gracias a mi bicicleta me he convertido en alguien. Puedo decir que nunca habría imaginado tener todo lo que tengo por montar en un bici. He tenido mucha suerte, he logrado hacer algo en la vida, y además en el deporte", afirma el rey de las dos ruedas, que podría haber sido futbolista.

"Mis padres querían que juegue al fútbol. Me decían: el fútbol es dinero. Pero yo odio el fútbol, es aburrido", señala.

El nigeriano que huyó de la miseria para ser un genio del BMX. (Foto: Red Bull)

Tras haber batallado con sus padres para escapar del balón, trazó su camino en la bicicleta.

Está lejos todavía de haber realizado todos sus sueños. Y ahora busca uno que persigue desde hace diez años.

"Me gustaría tener mi pasaporte español. Con él, podría ir a Estados Unidos", explica.

Para ser el número uno mundial debe ser reconocido por sus pares, es decir ilustrarse en el circuito americano. "Tal vez sea posible dentro de un año", espera el único africano que compite en BMX.

AFP

LEE TAMBIÉN...

TAGS RELACIONADOS