Redacción EC

Cuando te toca marcar a LeBron James, tienes que hacer de todo para detenerlo a una superestrella como él. A veces hay que llenarse de faltas, ser un poco más duro con la marca, aunque en el quinto juego de las finales de la Conferencia Este, Lance Stephenson no tuvo mejor solución que soplarle las orejas a LeBron durante casi todo el encuentro.

En conferencia de prensa, el alero del Miami Heat señaló que esto solo se trata de básquet y que no se preocupa de incidentes como el que pasó ayer en el estadio de Indiana. Sin embargo, la fórmula parece que resultó. LeBron se lleno de faltas y solo estuvo 24 minutos en cancha, para tener registros de siete puntos y cuatro asistencias.

Stephenson, por su parte, fue el hombre que le puso la garra a los Pacers en el triunfo (93-90) ante el Miami Heat. Lance marcó 12 puntos, obtuvo cinco rebotes y dio asistencias en 43 minutos que estuvo en cancha. El viernes se realizará el sexto juego en el American Airlines Arena de Miami. Los Pacers irán por el milagro. 

No te pierdas