Tokio 2020: 100 metros y salto triple <a href=""></a>
Tokio 2020: 100 metros y salto triple
Christian Cruz Valdivia

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Son menos de 10 segundos de competencia, pero el ritual hace que los 100 metros planos olímpicos de sea una hermosa eternidad y más cuando se trata de encontrar al sucesor de Usain Bolt.

LEE TAMBIÉN: Lapadula cuenta cómo llegó a la selección: “Mi manager llamó a Gareca en setiembre del año pasado” | ENTREVISTA

El Estadio Olímpico de Tokio se vistió de gala para este tercer días del atletismo y Marcell Jacobs logró lo increíble: ganar el oro olímpico sin discusión. Tras clasificar como uno de los terceros con mejores tiempos en semifinales, Jacobs sorprendió la candidatura del chino Bingtian Su y del estadounidense Ronnie Baker.


Impresionante la presentación de la final. Luces apagadas y uno a uno los hombres más veloces del mundo se presentaban.

Luego, disparo y a correr. 9.80 segundos que uno quiere que nunca acaben. Jacobs arrancó adelante desde el inicio y no soltó el puesto hasta llevarse el oro olímpico. Emoción italiana total, ya que minutos antes, su compatriota Gianmarco Tamberi había ganado la presea dorada en salto alto.

Emoción total de los deportistas y la prensa italiana que acompañó a los suyos. Pese a que no hubo público en el Estadio Olímpico, se sintió la alegría olímpica en cada rincón.

Venezuela eterna

Pero hubo otra reina en la noche de domingo de Tokio. La venezolana Yulimar Rojas demostró que es la mejor. En la competencia de salto triple logró el récord olímpico en su primer intento y rompió el récord mundial en el último, una marca que llevaba 26 años sin ser resuelto.

Un salto de 15.67 para coronarse con el oro olímpico. La primera mujer venezolana en colgarse la dorada. “Esta medalla de oro es para mi país”, declaró la atleta.

Así, el atletismo se confirma como el deporte que es el corazón de los Juegos Olímpicos.

MÁS EN DT