Simone Biles desistió de competir en la final de suelo de gimnasia artística. (Foto: AFP)
Simone Biles desistió de competir en la final de suelo de gimnasia artística. (Foto: AFP)
Redacción EC

Simone Biles se bajó de la final de suelo de este lunes, luego de también haber desistido de competir en las de concurso general, salto y barras asimétricas. Ahora, a la atleta estadounidense le queda una sola oportunidad de volver a tener actividad en los Juegos Olímpicos de Tokio, el martes, en la barra de equilibrio.

“Simone se retira de la final de suelo y tomará una decisión sobre la barra de equilibrio (que se disputa el martes) más tarde”, hizo saber este domingo USA Gymnastics, la federación estadounidense de este deporte en su cuenta Twitter.

Biles, de 24 años, informó que estaba luchando con los “twisties”, el bloqueo mental que le está afectando en Tokio 2020 y que ya le ha dejado fuera de cuatro finales (concurso general individual, salto, barras asimétricas y suelo), tras interrumpir su participación en la primera, en el concurso general por equipos.

La estadounidense, que ganó cuatro medallas en Rio, explicó que necesitaba proteger su salud mental y que tenía menos confianza que antes, para después hablar de esos “twisties”, que le hacen perder equilibrio en el aire y pueden ponerla en peligro.

La gimnasta publica regularmente su estado de ánimo en sus historias de Instagram: “tengo derecho a tener límites y sentirme mal”, se puede leer como texto de un dibujo publicado hace unas horas.

Dos días antes, había colgado un video que le mostraba cayendo en salidas de barras asimétricas y explicando en qué consistía el fenómeno de “twisties”, que le hizo perder su facultad a tomar referencias en el espacio y puede conducir a un accidente.

Cada vez parece más difícil imaginar su regreso a la competición, pese a que su estado médico es evaluado diariamente.

Con información de AFP.