Redacción DT

Brasil, el mayor país de Sudamérica ha sido también el más lento en la región en imponer restricciones a las grandes concurrencias en eventos deportivos mientras sigue diseminándose el brote de coronavirus.

A diferencia de los países vecinos, que han anunciado severas medidas desde el comienzo de la semana, Brasil ha adoptado un enfoque más moderado.

Apenas el jueves por la noche, más de 50.000 hinchas vieron el partido de la Copa Libertadores entre los clubes brasileños Gremio y el Internacional en Porto Alegre.

Brasil ha sido igualmente moderado en otros deportes. La UFC mantuvo en pie su plan de escenificar una cartelera de artes marciales mixtas sin espectadores la noche del sábado en la capital Brasilia.

Y la confederación de baloncesto dijo que era suficiente aplazar el inicio de una de sus dos ligas de primera por unas pocas semanas. Todos los partidos en la liga de voleibol procederán a puertas cerradas.

Más en DT:




TAGS RELACIONADOS

No te pierdas