Víctor Chávez: “Entrenaba en arena pensando que era nieve”
Víctor Chávez: “Entrenaba en arena pensando que era nieve”
Natalia Delgado

author

ndelgado@comercio.com.pe

De la calurosa arena del cerro Saraja de Ica quedan muchos recuerdos, pero ahora es el frío hielo el que se derrite en sus manos. Víctor Chávez decidió cambiar la arena de su niñez por la nieve para superarse y cumplir su sueño de competir en los Juegos Olímpicos de Invierno en snowboard. Actualmente, 'Dito' se ubica en el puesto 174 del ránking mundial de la Federación Internacional de Esquí (FIS) y no piensa detenerse hasta verse en un desfile olímpico.

— ¿Cuál fue tu primer acercamiento con el esquí?

Comencé haciendo sandboard en las dunas del cerro Saraja en Ica a modo de juego. Tenía 8 años y desde aquel entonces comenzó mi aventura con este deporte.

— ¿Cómo te diste cuenta de que tu anhelo iba más allá de hacer sandboard?

En febrero de 1998, el mismo año de la inundación en Ica, el snowboard hizo su debut oficial en los Juegos de Invierno en Nagano. Meses después, vi en un televisor en blanco y negro en el taller de mi padrastro algo de esa cita olímpica. Si bien me di cuenta de que estaba lejos de mi condición social, empecé a soñar con el snowboard.

— ¿Cómo hacías para aprender?

En el hotel donde trabajaba solía ver videos de snowboard en Internet para motivarme a mí mismo. En mis prácticas de sandboard en la arena, solía imaginarme que estaba en la nieve.

— ¿Qué demandó esa transición del sandboard al snowboard?

Técnicamente son muchos cambios debido a que en el snowboard vas más rápido y tienes diferentes superficies de nieve. La postura del cuerpo varía, las temperaturas son muy bajas, necesitas una aclimatación y más. Pero lo que más me demandó fue conseguir los medios económicos para aventurarme en la práctica del snowboard.  

— ¿Cómo lograste competir en los eventos del FIS?

En el 2007 logré el campeonato nacional de sandboard y fui seleccionado por la Federación de Deportes de Invierno, que en ese año aún existía, para obtener la licencia FIS. Con ello ya podía representar al Perú en la disciplina de snowboard, pero todavía no contaba con la capacidad económica para realizarlo y tuve que esperar hasta el 2009.

— ¿Cuál fue y cómo te sentiste en esta primera competencia sobre hielo?

Fue para el evento más importante del continente, la FIS South American Continental Cup, que se realizó en la Patagonia, Argentina. Me preparé entrenando en la arena y no en la nieve. Recuerdo que había 28 competidores, me temblaban las piernas de nervios y alegría. Terminé en la posición 25, pero podría decir que esos días fueron los mejores de mi vida por haber cumplido mi sueño de hacer snowboard y representar al Perú.

— ¿La arena no perjudicaba tu entrenamiento?

Tenía que desacostumbrarme a lo que demandaba el sandboard para trabajar en la nueva técnica para competir en la nieve. Me di cuenta de que si quería resultados, tendría que pasar mínimo nueve meses al año entrenando en nieve. En realidad entrenar en la arena es un complemento.

— ¿Cómo lograste cambiar de escenarios?

En el 2011 y, con mi experiencia trabajando en hoteles, dejé todo en el Perú para ir a trabajar en centros de esquí en Chile. De esa manera podía aprovechar mis días libres para entrenar en la nieve. Claro que me encontré con muchas dificultades y ganas de tirar la toalla no me faltaron, pero, como siempre, solo quería seguir adelante con mis sueños.

— Ahora tienes una beca olímpica.

Gracias al respaldo del Comité Olímpico, logramos la beca. Obviamente, hay que cumplir ciertos requisitos que el COI te pide, como el de tener el nivel competitivo internacional y de pertenecer al equipo nacional. El más difícil fue lograr ser un deportista de alto rendimiento en la disciplina.

— ¿Qué te otorga esa beca?

Es una subvención económica que debe ser usada en tu preparación y competencias clasificatorias a partir de marzo de este año hasta febrero del 2018, mes en el que se realizarán los Juegos Olímpicos de Invierno Pyeongchang 2018 en Corea del Sur.

— ¿Cuál es el camino hacia los Juegos?

Necesito sumar 100 puntos antes de los Juegos. Recién tengo 30, y para sumar lo que necesito en julio haré el Circuito de Sudamérica y Oceanía. Quiero llegar en las mejores condiciones a Pyeongchang 2018, por eso en los últimos meses del año entrené en los Alpes de Europa, en la Patagonia de Argentina y en los Andes de Chile. También he tenido la oportunidad de entrenar en Canadá y, ahora último, estuve realizando las competencias del circuito europeo, que recorre países como Suiza, Austria, Alemania, Francia, Italia, República Checa y Bulgaria.

— También buscas que otros te sigan los pasos.

Claro. Soy entrenador de sandboard de niños y jóvenes y, además, tengo a cargo un club deportivo en Huacachina. Este año realizamos la gira asiática y europea junto a una delegación de Ica formada por mis alumnos. Representamos a Perú en el Dream Program, un campo de entrenamiento en la provincia de Gangwon, Corea del Sur.

TAMBIÉN PUEDES LEER...

TAGS RELACIONADOS