La relación de WWE con Arabia Saudí ha sido víctima de numerosas críticas y demandas | Foto: WWE
La relación de WWE con Arabia Saudí ha sido víctima de numerosas críticas y demandas | Foto: WWE
Leonardo Torres Cueva

En la última semana de abril, brindó un reporte del primer cuarto de año de la con números rimbombantes pese a la crisis por el . US$ 291 millones de ganancias, 60% más que en el primer cuarto del año pasado; 967 millones de reproducciones de y 13,8 millones de interacciones en redes sociales; el nuevo videojuego y más. Sin embargo, las demandas colectivas han frenado la bonanza de la empresa de lucha libre y algunos focos apuntan a la relación con Arabia Saudita.

MIRA: La guerra ¿y la paz?

Esta llamada que realizó Vince sirvió para que sus acciones se recuperen, ya que habían caído estrepitosamente: de cotizar a US$ 100 en el 2018 a hacerlo casi en un 60% menos en el 2019. El pasado martes, las acciones cerraron a US$ 44,37 para felicidad de McMahon. A ello se les suma los grandes contratos televisivos con NBCUniversal y FOX para brindar números sólidos a los accionistas.

Sin embargo, hay indicadores que siguen negativos: las audiencias continúan bajando, la mercadería no se vende y los shows en vivo convocan menos personas cada año.

Los Live Events bajaron en ganancias en el primer cuarto del año de 26,2 millones de dólares a 17,5 millones de dólares. El promedio en los Live Events es 6.320 fanáticos y el precio promedio de los boletos es $53,46. Asimismo, la venta de mercancía ha decaído: 16,9 millones de dólares frente a los 20,8 millones de dólares del primer cuarto del 2019. Y ante esto no hay respuestas de parte de Vince.

El WWE Network tampoco convoca el número de usuarios esperados. Es ahí donde los accionistas se preguntaron por el dinero, si todo se encuentra bien, por qué los números no reflejan lo estimado en cuanto a todos los indicadores. Y a raíz de ello se generaron numerosas demandas colectivas en contra de Vince, Triple H, Stephanie McMahon y algunos directivos de WWE.

MIRA: Luis Llontop: “En la 'U' no había agua para entrenar. No cobramos diez meses y seguimos sin cobrar”

Levi y Korsinsky

El staff de abogados Levi y Korsinsky alegó que WWE “engañó al público inversionista” en numerosos aspectos de los informes. Mediante un comunicado de prensa, ellos señalaron lo siguiente:

"Se inició una demanda colectiva en nombre de ciertos accionistas en World Wrestling Entertainment, Inc. La queja presentada alega que los demandados hicieron declaraciones materialmente falsas y/o engañosas y/o no revelaron que: Los acusados ​​perpetraron un esquema fraudulento que: (i) engañó al público inversionista con respecto a los negocios y las perspectivas de WWE; (ii) infló artificialmente el precio de las acciones ordinarias Clase A de WWE; (iii) permitió a ciertos altos ejecutivos de WWE vender más de US$ 282 millones en sus acciones personales a precios inflados de fraude; y (iv) hizo que el público compre acciones ordinarias de la Clase A de WWE a precios inflados artificialmente ".

Glancy Prongay y Murray

El staff Glancy Prongay y Murray alegó que WWE engañó a los accionistas al atribuir los bajos números en los eventos en vivo y rechazos de productos a las ausencias de las superestrellas. McMahon argumentó que la ausencia de luchadores hizo poco atractivo el producto, pero esto ha sido contrastado con la vuelta de las principales estrellas como Roman Reigns, Bray Wyatt y Kevin Owens.

MIRA: Juan Seminario, el goleador que le hizo tres goles a Inglaterra y nunca más volvió a jugar por la selección

“El 25 de abril, WWE informó que para el primer trimestre, los ingresos disminuyeron especialmente en los segmentos de eventos en vivo y mercancía. Aunque la Compañía atribuyó la disminución a la ausencia de ciertas ‘superestrellas’, varios analistas relacionaron los resultados con las dificultades para asegurar un acuerdo de derechos de medios para la región del Medio Oriente y África del Norte (“MENA”) con el Reino de Arabia Saudí".

Ryan Merholz y Melvyn Klein

En una presentación de 44 páginas, la empresa Ryan Merholz y Melvyn Klein nombraron específicamente al presidente Vince McMahon, el vicepresidente ejecutivo Paul Levesque (Triple H), la directora de marca Stephanie McMahon, el director financiero interino Frank Riddick III, el ex copresidente George Barrios y el directorio miembros Stuart Goldfarb, Laureen Ong, Robyn Peterson, Alan Wexler, Man Jit Singh y Jeffery Speed. Estos son los dos puntos más importantes de la demanda.

“Los ejecutivos y directores más importantes de la Compañía aprovecharon el precio inflado de las acciones de WWE para vender millones de dólares en sus propias acciones de WWE durante este período de tiempo. En una venta de acciones únicas el 27 de marzo del 2019, el Director Ejecutivo de WWE (“CEO”) y el Presidente de la Junta, el Demandado V. McMahon, vendieron más de 3,2 millones de acciones de WWE por más de $ 261 millones en ganancias. Esta venta se produjo cuando solo quedaban unos días en el primer trimestre del 2019 de la Compañía que los expertos sabían que estaba experimentando un desempeño financiero pobre y a pesar de los crecientes problemas detrás de escena con los saudíes".

“WWE celebró el evento en vivo Crown Jewel en Riyad, Arabia Saudí. Después de que terminó el evento, aparecieron informes de noticias impactantes que afirmaban que el gobierno saudí estaba reteniendo a varios luchadores de la WWE como ‘rehenes’ en represalia por la decisión de McMahon de retrasar una transmisión en vivo de Crown Jewel hasta que los saudíes obtuvieron decenas de millones de dólares en mora pagos Las estimaciones para el monto pendiente oscilaron entre $ 60 millones y hasta $ 500 millones. Varios luchadores detallaron su experiencia durante la prueba en las plataformas de redes sociales".

EL COMERCIO RESUELVE DUDAS SOBRE EL CORONAVIRUS

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden llegar a causar infecciones que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, que se pueden contagiar de animales a personas (transmisión zoonótica). De acuerdo con estudios, el SRAS-CoV se transmitió de la civeta al ser humano, mientras que el MERS-CoV pasó del dromedario a la gente. El último caso de coronavirus que se conoce es el covid-19.

En resumen, un nuevo coronavirus es una nueva cepa de coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano y debe su nombre al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o un halo.

¿Qué es la covid-19?

La covid-19 es la enfermedad infecciosa que fue descubierta en Wuhan (China) en diciembre de 2019, a raíz del brote del virus que empezó a acabar con la vida de gran cantidad de personas.

El Comité Internacional de Taxonomía de Virus designó el nombre de este nuevo coronavirus como SARS-CoV-2.

MÁS EN DT...

NO DEJES DE VER...