Perú ha sido local en el Monumental repetidas veces, pero en el 2004 el recinto no fue parte de la Copa América. (Foto: EFE)
Perú ha sido local en el Monumental repetidas veces, pero en el 2004 el recinto no fue parte de la Copa América. (Foto: EFE)

A lo largo de la historia del hay partidos que quedarán para siempre en la memoria del hincha. Están los encuentros que uno recuerda por la cantidad anormal de goles que se produjeron. Repasar en YouTube el trepidante empate 5-5 de Cristal ante Cienciano, en el viejo estadio Garcilaso del Cusco en junio del 2009, todavía es un deleite para los ojos. También, tenemos los duelos que son inolvidables por los golazos que se marcaron, como el tanto de volea del ‘Pato’ Henry Quinteros a Universitario en el clásico del 2003. Sin embargo, el fútbol es tan generoso que ofrece un abanico de posibilidades para satisfacer todos los paladares. Hay, también, quien gusta de los partidos con pierna fuerte y que se juegan con el cuchillo entre los dientes. Esos en donde los 22 jugadores no arrugan en ningún lugar del campo.

MIRA:Cristiano Ronaldo no puede regresar a Italia debido a que prohíben el despegue de su avión de Madrid

Aunque claro, hay casos en donde el juego brusco se excede, el campo se transforma en un ring de boxeo y se pierden todos los estribos transformándose en un escándalo total. Este es el caso de aquel Cienciano –‘U’ disputado en Urcos un 23 de mayo del 2004. Un partido para el olvido por los hechos de violencia que se presentaron, pero riquísimo desde el aspecto histórico. ¿La razón? Los cremas perdieron el duelo tras quedarse solo 6 jugadores en campo y, como consecuencia de esto, la selección no pudo utilizar el estadio Monumental para la Copa América que albergó en ese año.

En un duelo que no fue televisado, los cusqueños recibieron a los de Ate en el estadio Municipal de Urcos. Un recinto pequeño que en esos tiempos se hacía complicado para cualquier equipo limeño. No solo por la altura, también por la cercanía de las tribunas y el pésimo estado del césped. El partido desde el comienzo fue cero fútbol y mucho choque y fricción por ambos bandos. Esto, a medida que pasaban los minutos, iba caldeando los ánimos de la multitud de gente que se congregó esa tarde.

Manuel Garay tuvo que salir del campo de juego con resguardo policial. (Foto: GEC)
Manuel Garay tuvo que salir del campo de juego con resguardo policial. (Foto: GEC)

El primer expulsado para la visita fue Gregorio Bernales. Tras una entrada fuerte y algunos entredichos con el siempre polémico juez Manuel Garay, el volante se fue a las duchas. El juego se paralizó por unos minutos, pues el encuentro se transformó una enorme gresca entre titulares y suplentes. Minutos después, Luis Guadalupe le haría compañía a Bernales. El ‘Cuto’, aparentemente, dijo algo de más, aunque nunca se supo realmente el motivo. Como dijimos antes, el partido no fue televisado, apenas sobreviven unas cuantas fotos y videos en internet.

“Siempre cuando íbamos al Cusco, era un ambiente muy hostil. En otro partido ya nos habían emboscado los hinchas de Cienciano. Esa vez nos rompieron las lunas del bus. Pero en ese partido de Urcos hubo decisiones desastrosas de Manuel Garay. Él comenzó a inclinar la balanza y a cobrar cosas sin sentido. Los hinchas hicieron pedazos nuestro camarín y se transformó en una pelea campal”, nos contó el ‘Cuto’ recordando aquella tarde llena de golpes, abucheos y tarjetas rojas.

MIRA: Claudio Pizarro lidera lista de latinoamericanos con más partidos en el Bayern Múnich | FOTOS

El tercer expulsado fue José Luis Carranza. Al ‘Puma’ no le gustó la decisión y de una patada mandó el balón a los cielos cusqueños como símbolo de descontento. Los jugadores cremas no entendían qué sucedía. Mientras estos reclamaban, los policías invadían el campo. Antes que acabe el primer tiempo, Santiago Acasiete, defensor del cuadro cusqueño, también vería la roja por una agresión hacia Ysrael Zúñiga. Para el segundo tiempo el partido se puso mucho más caliente. Los estudiantiles se quedarían con siete hombres tras la expulsión de Luis Flores por dejar la pierna muy en alto ante un rival.

El 'Puma' Carranza fue uno de los cinco expulsados que tuvieron los cremas en aquella tarde en Urcos. (Foto: captura YouTube)
El 'Puma' Carranza fue uno de los cinco expulsados que tuvieron los cremas en aquella tarde en Urcos. (Foto: captura YouTube)

Para el ‘Puma’, pese a que ya pasaron 16 años, sigue creyendo firmemente que lo que sucedió en aquella oportunidad fue previamente preparado al detalle por Cienciano. “Fue una vergüenza. Le metieron una patada al ‘Cachete’ Zúñiga a los pocos minutos de comenzar para querer romperlo. En ese partido nos tuvieron preparado todo porque no fue televisado. Fue una guerra. Habría que preguntarle a Garay por qué me botó. Es un payaso. Fue un asco su arbitraje. Nos agarraron a piedrones saliendo del hotel. Había varios ex ‘U’ jugando en Cienciano que quedaron con resentimiento por irse. La hinchada sabe quiénes son. Estaban de los buenos y de los malos también”.

PARA SUSCRIPTORES: Roberto ‘Nuno’ Molina desde México: “Con esa ‘U’ del 2002 se habrían conseguido más cosas”

Volviendo al partido, pese a la inferioridad numérica de hombres, el primer gol del partido lo marcó Ysrael Zúñiga para el cuadro limeño a los 67 minutos. El delantero hizo uso de la viejísima jugada, la de tirar el balón por un costado del defensor y salir por el otro para dejarlo atrás. Ya frente a Óscar Ibáñez, el ‘Cachete’ sacó un zapatazo cruzado. La celebración fue digna del encuentro de alto volante que se venía jugando. El ex Melgar se desprendió de su camiseta, agarró banderín del córner y lo levanto con los dos brazos mirando desafiante a las tribunas convertidas en una caldera. Fue, sin duda, un símbolo de conquista en un territorio que se presentaba cada vez más hostil.

El 'Cachete' marcó el tanto para los cremas y lo celebró eufóricamente. (Foto: captura de YouTube)
El 'Cachete' marcó el tanto para los cremas y lo celebró eufóricamente. (Foto: captura de YouTube)

Pero el empate le duró poco a la visita. Tras un penal cometido por Edson Domínguez sobre el colombiano Rodrigo Saraz, Garay pitó penal. Como se imaginarán, dicha acción provocó nuevamente que el Municipal de Urcos tomara forma de una olla a presión que estaba a punto de estallar en cualquier momento. Entraron nuevamente los policías al campo, expulsaron al técnico crema Marcelo Trobbiani y al volante José Pereda. La trifulca duró varios minutos. Después de esta, Sergio Ibarra definió cruzado y venció a Juan Flores a falta de cuatro minutos para el final. Como síntoma de impotencia, y para ponerle más picante al asunto,‘Chiquito’ no le permitió agarrar el balón al ‘Checho’ y lo botó del área chica en base a insultos. Ese fue el último round de una jornada más boxistica que futbolística. Garay marcó el pitazo final.

MIRA: Así es la situación en cada una de las grandes ligas y cómo culminaría la Champions

Como la visita quedó con seis jugadores en cancha, la ADFP le dio el triunfo a Cienciano en mesa por 2-0 . Pero, lo peor estaría por llegar para los cremas. El informe arbitral fue lapidario días después. Guadalupe, por ejemplo, recibió seis meses de inhabilitación como castigo, mientras que a Bernales le dieron cuatro. El resto de expulsados recibieron entre dos semanas y dos meses fuera de las canchas. Sanciones por las que finalmente apelaron y se redujeron en algunos casos.

LAS CONSECUENCIAS

Días después de lo sucedido en Urcos, Alfredo Gonzales volvió a estar en el ojo de la tormenta. (Foto: GEC)
Días después de lo sucedido en Urcos, Alfredo Gonzales volvió a estar en el ojo de la tormenta. (Foto: GEC)

Al día siguiente, Alfredo González, presidente de los cremas en ese momento, se dirigió con contundentes amenazas al presidente de la Federación Peruana de Fútbol de aquel entonces, Manuel Burga: “Si la Federación Peruana de Fútbol no castiga al árbitro Garay, la 'U' no cederá el estadio Monumental para los partidos de la Copa América. No podemos estar sentados en nuestra casa al lado del enemigo”, declaró en Radio Ovación.

El ‘Gordo’, como popularmente se le llamaba, también aseguró que gente cercana a los organizadores de la Copa América 2004, a jugarse en nuestro país,le mencionaron que “era igual jugar en el Nacional que en el estadio Monumental”. Para finalizar, dio una declaración explosiva que fue portada en varios diarios: “sentarse en las bancas del Nacional es como estar sentado en un cajón de frutas; en el Monumental, es todo lo contrario”.

MIRA: Claudio Pizarro en espera: los cracks peruanos que sí tuvieron homenaje de la FPF

Arturo Woodman, presidente de la Comisión Organizadora de la Copa América 2004, fue el primero en expresar su preocupación por la amenaza con recinto de Ate. “Según la gente de Gremco, este es solo un ‘hipo’ de González. No lo sé, hay que hablar con él”, señaló, agregando que había un Decreto Supremo de por medio por el que no se podía pasar por encima.

Pero a Manuel Burga no le tembló la mano para tomar una decisión radical. El cuestionado dirigente decidió no usar el estadio Monumental para la Copa América 2004, y reprogramar los partidos, incluyendo la inauguración y la final, al Estadio Nacional. Además, dejó en claro que esperaba la comprensión de Gremco, así como de las personas que ya habían adquirido sus boletos.

Por aquel entonces, Manuel Burga era presidente de la FPF. (Foto: GEC)
Por aquel entonces, Manuel Burga era presidente de la FPF. (Foto: GEC)

“Alfredo González tiene la Videna abierta para conversar, pero una vez que cruza estas puertas pierde su inmunidad parlamentaria. Aquí es un dirigente más, como uno de la Segunda División”, resaltó Manuel Burga en una conferencia de prensa de urgencia en la Videna.

La medida, como se esperaba, no tuvo marcha atrás. El estadio Monumental, en infraestructura y capacidad el mejor del Perú, no fue sede de la última Copa América que se jugó en nuestro país. Toda esta historia, por más increíble que parezca, comenzó en un partido lleno de violencia y expulsiones, y acabó privando a la selección de jugar en su fiesta en lo que es considerado uno de los mejores estadios del continente. Una anécdota tan curiosa como descabellada que solo sucede en nuestro fútbol peruano.

MÁS EN DT...


VIDEOS RECOMENDADOS