Retiro de Murray dejará un gran vacío en tenis británico. (Foto: AFP)
Retiro de Murray dejará un gran vacío en tenis británico. (Foto: AFP)

Por Eliezer Benedetti

En el 2006, con tan solo 18 años y cuatro torneos disputados en la temporada, se enfrentaba a Lleyton Hewitt, el número 1 del ránking ATP en el 2001 y 2002. A pesar de su corta edad, el británico tomó firmemente su raqueta y logró el primer título de su carrera en el Abierto de San José, California. Han pasado 12 años y Murray, ya con 44 campeonatos en su haber, anuncia su retiro de las canchas.

Podrá mirar en sus vitrinas dos trofeos de Wimbledon, uno del US Open, 14 Másters 1000 y dos oros olímpicos. También podrá recordar que en el 2013 rompió una sequía de 77 años para el Reino Unido sin coronarse en la catedral del tenis. Tres años después se convirtió en el primer británico en ocupar el número 1 desde que existe la clasificación ATP en 1973.

Murray sabe lo que es ganarle a grandes como Federer, Djokovic o Nadal. Sin embargo, su rival más duro está fuera de las canchas. Las lesiones lo han llevado del primer lugar al puesto 230. El escocés siempre trató de imponerse ante la adversidad, pero esta vez debe aceptar su derrota.

La lucha ha sido dura y parece que los dolores que sufre en la cadera han podido más, a tal punto que por la cabeza de Andy ronda la tristeza. “No me siento bien, he estado sufriendo durante un largo tiempo. He intentado hacer de todo para que mi cadera esté bien, pero el dolor no para”, dijo Murray antes de romper en llanto.

—Futuro oscuro—

Tras la dura noticia de su pronto retiro, el escocés dejará un vacío muy grande en el Reino Unido. La nación británica se quedaría sin tenistas top y quizá sin la posibilidad de soñar con otro título de Grand Slam.

Los candidatos a ocupar el lugar privilegiado que dejará Murray son Kyle Edmund, de 25 años, puesto 14 del ránking mundial y ganador de la Copa Davis en el 2015, y Cameron Norrie (23), quien se ubica en el puesto 93 y disputó la final del ATP de Auckland.

Ambos jugadores son jóvenes y con mucha proyección; sin embargo, son dos raquetas sin el brillo mágico de Murray, quien antes de los 20 ya asomaba como una estrella. El tenis británico extrañará más que nunca a Andy. 

TAGS RELACIONADOS