A pesar de muchas polémicas generadas, Ronald Koeman ha aseverado que tiene una estupenda relación con Lionel Messi. (AP Photo/Manu Fernandez)
A pesar de muchas polémicas generadas, Ronald Koeman ha aseverado que tiene una estupenda relación con Lionel Messi. (AP Photo/Manu Fernandez)
Pedro Canelo

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Esa imagen de sangrando por la nariz en plena conferencia es el retrato de un exídolo en su hora más extrema. Le habían hecho hasta cinco preguntas sobre las urgencias que vivía el y la salud del técnico holandés también quiso enviar un aviso. El reporte médico confirmó que ese mal rato fue causado por los anticoagulantes que toma el entrenador ‘culé’ para tratar los problemas al corazón que lo aquejan desde mayo del año pasado. Koeman volvió a sonreír en la zona mixta posencuentro. Pero su tensa calma amenaza con ser fugaz. La cercanía de las elecciones presidenciales en el Barza pone en cuestión su estabilidad. Esa difícil situación es una ola feroz que el exzaguero no podrá contener, así se convierta en la muralla impenetrable que algún día fue.

PARA SUSCRIPTORES: Dos historias de peruanos en Holanda: uno arenga en holandés para salvar la baja y otro casi llega al poderoso Ajax

Hoy habrá debate de candidatos en Cataluña, y Koeman solo espera un voto de confianza de los tres postulantes al cargo: Joan Laporta, Víctor Font y Toni Freixa. El excapitán del ‘dream team’ noventero vive su segundo tiempo suplementario con el Barcelona. En el primero, hace 29 años, se convirtió en un monumento de carne y hueso al anotar un tiro libre en el arco de la Sampdoria. En ese minuto 111, en el estadio de Wembley, el exdefensor cargó sus botines con pura dinamita para hacer explotar la pasión azulgrana. Fue el primer título del Barza en la antigua Copa de Campeones de Europa (hoy Champions).

Hoy, en este apurado 2021, Koeman se juega un nuevo tiempo extra con días decisivos para el Barcelona en el torneo ibérico, en la Champions y Copa del Rey. Ya no viste de corto, pero la situación está tan al límite como en aquel partido. Tiene que ser preciso y no puede fallar. Solo así, como en 1992, se podrá cambiar la historia del Barcelona. Solo así, Koeman volverá a su condición de mito indiscutible. Solo así, los niños y jóvenes catalanes lo mantendrán en ese viejo póster que acompaña sus dormitorios. Ese espacio donde todos soñamos ser algún día supercampeones.

Ronald Koeman sufre incidente en conferencia de prensa (FC Barcelona)
Ronald Koeman sufre incidente en conferencia de prensa (FC Barcelona)

No es un jugador de póker, pero lo que hizo Koeman en agosto pasado fue un “all in”. Es decir, jugó todas sus fichas, con la posibilidad de quedarse sin nada. Y quedarse sin nada para Koeman no solo es ser borrado del presente azulgrana, sino también es quedarse sin pasado y sin futuro. Es esfumarse de las memorias en DVD, del álbum de figuritas, de los segmentos de expediente fútbol.

—Lo dejaron solo—

Hace seis meses, el excapitán del ‘dream team’ ‘culé’ aceptó la propuesta del cuestionado Josep Bartomeu y dejó la dirección técnica de la selección holandesa, un equipo que comenzaba a caminar en piloto automático con la consolidación de figuras como De Jong, De Ligt y Van Dijk. Dejó la paz de un cuadro en crecimiento, por la turbulencia de un gigante acorralado por sus circunstancias. Desde que llegó Koeman al Barcelona, nunca le fue posible escapar de las emergencias. Comenzó con el amago de partida de Messi y hoy, a pesar de algunos resultados positivos, su nombre vuelve a aparecer en los programas de tertulia donde la conclusión es que difícilmente podrá sostenerse en el cargo cuando llegue un nuevo presidente.

Bartomeu, ese directivo desconfiable que convenció a Koeman, dejó solo al holandés al momento de dimitir del cargo, en medio de su enfrentamiento con Messi y el desfalco financiero del club. A partir de allí, lo del exzaguero de “la naranja mecánica ochentera” ha sido dar exámenes finales todos los días. Y si bien ha encontrado un espacio de calma luego de esta victoria ante el Sevilla, lo que se viene para él son dos meses de un ‘reality’ de supervivencia.

Ronald Koeman piensa en el Barcelona-Sevilla de la semana entrante por Copa del Rey. (Foto: Reuters)
Ronald Koeman piensa en el Barcelona-Sevilla de la semana entrante por Copa del Rey. (Foto: Reuters)

En poco más de cuarenta días, aunque no lo quiera reconocer abiertamente –¿quién lo hace?–, Koeman se está jugando el puesto. No tiene margen de error en la Liga Española, donde aparece a dos puntos del líder Atlético (aunque con dos partidos más), a mitad de semana recibirá al Sevilla con la obligación de superar los tres goles de diferencia y así seguir avanzando en la Copa del Rey, el 10 de marzo visitará al PSG por otra goleada épica en la Champions y el 11 de abril se jugará el clásico de visita con el Real Madrid.

Para el final de ese agotador circuito, ya habrá un nuevo presidente en el Barcelona. Los candidatos que debatirán hoy han sido respetuosos con el trabajo de Koeman. Todos han respondido: “Hay que esperar”. A Koeman ya no lo cuidan como el héroe que fue. El mejor ejemplo es que nadie se le acercó cuando empezó a sangrar en su conferencia. Sí, Koeman está solo. Su estrategia tendrá que ser darle la vuelta a esto de golpe. Con la misma decisión y explosión de ese tiro libre en Wembley que algunos ya han comenzado a olvidar.

MÁS EN DT

VIDEO RELACIONADO

Lionel Messi combinó con juvenil y marcó el 2-0 a Sevilla por LaLiga (ESPN)
Lionel Messi combinó con juvenil y marcó el 2-0 a Sevilla por LaLiga (ESPN)

No te pierdas

No te pierdas