Módulos Temas Día

Más en Nutrición

Aprende a preparar tus propias bebidas rehidratantes en casa

Mantenerse hidratado durante la actividad física es primordial y por ello te brindamos algunos consejos para que lo logres con ingredientes caseros.

Bebidas rehidratantes caseras

Consumir bebidas rehidratantes antes y durante el ejercicio te asegura un aporte rápido de nutrientes para que no disminuyan los niveles de electrolitos y sales en tu organismo.

Shutterstock

La bebidas isotónicas o rehidratantes son importantes porque ayudan a los corredores a reponer el agua y sales minerales (como sodio, calcio, potasio, magnesio y fósforo) perdidas durante el ejercicio. Lo primero a recordar es que se recomienda tomarlas antes y durante el ejercicio, servidas a una temperatura que oscile entre 10 y 15º centígrados, como apunta Runner’s World.

Otro aspecto a tener presente es su composición, ya que si cuentan con más del 10% de azúcares pueden producir diarreas o molestias gastrointestinales, mientras que si los azúcares son menos del 5% no brindarán el valor energético necesario.

“Las bebidas rehidratantes deben ser consumidas principalmente cuando se realicen entrenamientos de resistencia de larga duración (menos de 10 km no lo recomendaría) y durante la competición, debido a que su consumo para la reposición de azúcares retrasa también la fatiga de 15 a 20 minutos”, explica Renato Salazar, máster en Entrenamiento y Nutrición de la Escuela Universitaria Real Madrid.

Sus beneficios:
-Sirven para rehidratar y recomponer las sales perdidas durante la actividad física.

-Estabilizan los niveles de glucosa en sangre.

-Aceleran la asimilación del agua.

-Reducen la degradación de las reservas de glucógeno.

Es importante precisar que no todos los corredores necesitan del mismo tipo de bebidas. Los que realizan actividades de corta duración y alta intensidad, requieren de las isotónicas altas en glucosa, y para los que practican deportes de larga duración e intensidad media son preferibles las bebidas bajas en glucosa, combinadas con hidratos de carbono simples y compuestos.

Cómo prepararlas en casa
El nutricionista Renato Salazar propone dos recetas e bebidas rehidratantes que se pueden preparar fácilmente en casa:

Primera receta

Ingredientes:

-1/4 de sandía
-450 ml. de agua de coco
-2 limones exprimidos
-2 cucharaditas de miel de Maple


Preparación:
-Licuar todos los ingredientes por espacio de un minuto y servir.

Segunda receta:

-200 ml. de jugo de cranberry o arándanos
-1 cucharadita de sal marina
-2 cucharaditas de miel de Maple

Preparación:
-Licuar todos los ingredientes por espacio de un minuto y servir.

Una receta adicional:
Ingredientes
-900 cm3 de agua a temperatura ambiente (no fría)
-100 cm3 de jugo de dos cítricos (pueden ser naranjas, limones, mandarinas, toronjas o pomelo)
-3 cucharadas grandes de azúcar (cuchara de sopa)
-1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio (cucharita de té)
-1/2 cucharadita de sal fina (cucharita de té)


Preparación:
-Verter en una jarra de 1 litro, revolver y servir.

El Dato
►Las bebidas rehidratantes caseras no cuentan con preservantes, por lo que refrigeradas pueden durar un máximo de 5 días.


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada