Ricardo Gareca ha asumido toda la responsabilidad por este pésimo arranque de la Selección Peruana en Eliminatorias. (Foto: AFP).
Ricardo Gareca ha asumido toda la responsabilidad por este pésimo arranque de la Selección Peruana en Eliminatorias. (Foto: AFP).
Pedro Canelo

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Ricardo Gareca nos demostró anoche que el silencio también es una manera de pedir auxilio. El técnico de la Blanquirroja agotó su garganta con indicaciones durante 45 minutos y después se entregó a la resignación. Perú perdió 2-0 con Argentina en el Nacional y comparte el último lugar de las Eliminatorias con Bolivia, que ayer empató 2-2 con Paraguay en Asunción. Es momento de cuestionarse todo en la selección peruana. El agradecimiento por lo conseguido es eterno, pero el fútbol no te espera. Y hay que seguir compitiendo.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: A falta de tres fechas: ¿Cómo se define el título, las clasificaciones internacionales y el descenso en la Liga 1?

Preocupa este cierre de año no solo por el puntaje conseguido sino por los rendimientos. Esta fecha doble ha sido la más pobre en desempeño de la era Gareca desde aquella fecha doble de marzo del 2016, cuando el ‘Tigre’ decidió refundar la base del equipo con futbolistas jóvenes y del torneo local.

Contra Chile y Argentina, los primeros tiempos de Perú fueron el reflejo de su posición en la tabla de posiciones: en el sótano y con pocas expectativas de escalar en el corto plazo. Hay que replantear todo en la selección porque, a diferencia de la fecha doble de octubre, esta vez Perú se mostró muy lejos de ser un equipo competitivo.

Nicolás González anotó el primer gol de Argentina en el 2-0 ante Perú. (Foto: AFP)
Nicolás González anotó el primer gol de Argentina en el 2-0 ante Perú. (Foto: AFP)

Argentina tuvo dinámica y ritmo suficiente para superar a Perú línea por línea. Gareca se queda sin respuestas, también, porque hay rendimientos individuales que preocupan. Queda claro que si Yoshimar Yotún no está preciso, todo se derrumba. Así de certero.

En ataque tampoco el nivel se acerca a lo que vimos hasta la Copa América 2019. Flores y Cueva han perdido el toque de desequilibrio que tanto ayudó en el segundo tramo de las Eliminatorias pasadas. Lo de Lapadula es compromiso y entrega, pero ¿es suficiente para considerarlo parte del universo de convocables? Por ahora sí, hay que darle la oportunidad de mostrarse en un equipo menos anémico de fútbol y recompuesto en la confianza.

—Un equipo sin defensas—

Horas antes del partido contra Argentina, Gareca decidió incluir a Anderson Santamaría y Aldo Corzo para cuidar la banda derecha. El ‘Tigre’ asumió el riesgo y lo pagó muy caro. Por ese lado llegó el primer gol de González a los 17 minutos.

La defensa demoró mucho en cuajar y esa falta de reacción también determinó esa atropellada de Lautaro Martínez para el 2-0. En menos de 30 minutos se derrumbó la ilusión de dar pelea. A favor de Gareca y a favor de Perú hay que explicar que el arranque no fue malo. Incluso se generó un mano a mano de Cueva que pudo acabar en un penal. Hasta allí llegaron el ímpetu, el orden y el desgaste. Después, el ritmo lo marcó Argentina.

La reacción en el segundo tiempo tuvo más de toque que de peligro. Perú con Gareca nos enseñó que el buen trato de la pelota puede tener como consecuencia un resultado positivo. Pero lo mostrado en el complemento estuvo más cerca de la intrascendencia: Flores a destiempo, Cueva sin movilidad, Carrillo muy individual y Lapadula conmoviendo por su soledad en el área.

Perú es último en estas Eliminatorias porque le cuesta encontrar el gol y porque le anotan con facilidad. En la próxima fecha doble, la única salida es sumar seis puntos ante Bolivia en La Paz y ante Venezuela en Lima. No hay más licencias. El crédito se acortó muy rápido para este equipo mundialista y subcampeón de América.

Gianluca Lapadula habló antes de partir a Italia. (Foto: AFP / Video: Canal N)

—No hay recambios—

Gareca se queda en silencio, también, porque las derrotas no solo han sido ante Chile y Argentina. Hay otros partidos que se están perdiendo desde hace varios meses: no hay recambio generacional en muchos puestos y las figuras de ayer son las grandes dudas de hoy.

Nunca como hoy aceptamos que hay jugadores irreemplazables. Aunque nos duela. Sin Alberto Rodríguez en nivel competitivo, no podemos prescindir más de Carlos Zambrano. Y cada vez nos golpea más una realidad: nos costará mucho la vida sin Paolo Guerrero y Jefferson Farfán. Los necesitamos a todos recuperados dentro de cuatro meses. No hay cosecha de nuevos jugadores que, en el corto plazo, puedan levantar esta crisis de resultados.

Sin hacer mucho esfuerzo podemos sacar una estadística que también nos pondrá cabizbajos: después del Mundial, la selección solo ha consolidado a Luis Abram como novedad en el cuadro titular. No podemos ser mezquinos y reconocer que Gareca ha buscado y ha mantenido la apertura hasta para recibir a Lapadula en un trámite de nacionalidad exprés. Estamos en urgencias a cada momento y el técnico de la Blanquirroja lo refleja en esos cambios de último momento.

Es hora de dudar sobre todo lo que tenemos. Como hace cuatro años, nos estamos dando cuenta de que con lo que hay no alcanza. Gareca en marzo del 2016 replanteó todo y ganó. Hay fórmulas que merecen repetirse.

MÁS SOBRE EL PERÚ VS. ARGENTINA

VIDEO RELACIONADO

Lionel Messi habló sobre el Perú vs Argentina por Eliminatorias Qatar 2022. (Video: Movistar)


TAGS RELACIONADOS