Gianluca Lapadula jugó esta temporada de la Serie A para el Lecce, club que descendió a la Serie B. (Foto: EFE)
Gianluca Lapadula jugó esta temporada de la Serie A para el Lecce, club que descendió a la Serie B. (Foto: EFE)
Julio Vizcarra Torres

Jefe de Mesa Digital de la Zona Deportiva

julio.vizcarra@comercio.com.pe

Quién iba a pensar que el tema iba a polarizar tanto. El delantero italiano despierta pasiones y odios entre los hinchas peruanos en las redes sociales. El tema estuvo muy activo la última semana, en la que el ‘9′ marcó en varios partidos consecutivos con el Lecce, que no pudo evitar el descenso.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Beto da Silva, Ray Sandoval, Ñol Solano: Archivo de indisciplinados en Perú en tiempos de cuarentena

Ahora bien, pensando en alguna teoría que explique este efecto Lapadula que vaya más allá del no a la , me atrevería a decir que cuesta aceptar no ver al ex Milan marcando con la Blanquirroja como lo hace en el Calcio.

Está claro que él no tiene ninguna intención de venir y que desde San Luis tampoco hay ganas de ir a buscarlo nuevamente. Pero, decir que no tiene nivel es negar la realidad. Si lo incluimos con nuestra legión extranjera, el futbolista de madre peruana es el único que juega en una liga top del mundo. Renato Tapia recién lo hará la otra temporada.

¿Hace cuánto un delantero peruano no cierra una campaña en Europa con 11 goles? Y eso que en los últimos años jugadores con supuesta proyección, llamados a ser los reemplazantes de Paolo en el seleccionado, emigraron. Christopher Olivares, Iván Bulos y Beto da Silva son algunos de esos casos. Si Lapadula hubiera querido, hoy sería la primera opción a Guerrero y con 30 años, nuestro ‘9′ del futuro.

El miércoles, habló sobre el atacante en Movistar y dijo lo siguiente: “No está fuera de evaluación, pero mientras Lapadula no decida ser peruano, no podrá ser elegible. Obviamente, sería un chico importante para ser tomado en cuenta”.

Si para el director deportivo de la Federación Peruana de Fútbol es un elemento destacable, obviamente para Ricardo Gareca también lo es.

Que cinco años después siga la discusión por el nacido en Turín es un indicador nada alentador para nosotros. En ese tiempo, nuestro fútbol no pudo consolidar, medianamente para ser benévolos, a ningún jugador en ataque. Es cierto que hubo una clasificación al Mundial y un subcampeonato de Copa América; sin embargo, no se amplió el universo de opciones en ofensiva, zona en la que sigue siendo nuestra única referencia.

Cuando Lapadula le dio el triunfo al Lecce en la cancha del Udinese, Víctor Zaferson, especialista en temas de scouting, elaboró en Twitter una lista con los centrodelanteros del futuro, a quienes comparó con el artillero del Calcio. Aldair Rodríguez (1994), Alexander Succar (1995), Da Silva (1996), Sebastián La Torre (1998), Sebastián Gonzales Zela (1999), Olivares (1999) y Matías Succar (1999) fueron los nombres mencionados por el periodista, quien aseguraba que mientras Lapadula llevaba 10 goles en la Serie A, ellos no estaban consolidados. Y no le falta razón.

Lapadula agrupa todas las condiciones del ‘9′ que podría darle descanso o compañía a Guerrero. El problema sigue siendo el mismo de hace cinco años: él sabe de Perú, pero por ahora no tiene ninguna intención de venir a conocerlo.

MÁS EN DT:

VIDEO RECOMENDADO:

La falta por la que Guerrero fue amonestado en clásico ante Gremio. (Video: Premiere)