"La banda del 'Loco' Vargas", por Daniel Peredo
"La banda del 'Loco' Vargas", por Daniel Peredo
Daniel Peredo

La lesión de presenta un problema. Gareca estaba satisfecho con la responsabilidad, la perseverancia y la generosidad del futbolista. Su versión 2015 supera largamente la de cuatro años antes. Por eso, desde su plan de juego decidió recuperarlo para una posición de pocas variantes: lateral izquierdo. En estado de forma, con actividad y convencimiento, sustentó la confianza, ofreció su jerarquía y entendió lo que el equipo requería de él. En su intento por llevarse la banda izquierda por delante, Juan Manuel había chocado contra sí mismo y quedó reducido a su mínima expresión.

Ahora, pudo retomar protagonismo. No le apuntaban más todos los reflectores como el jugador potente, desequilibrante y efectivo en ataque; pero se valoró su compromiso con la propuesta colectiva, entendió que antes que el lucimiento individual era mejor el beneficio del conjunto. Desde la solidaridad de los compañeros, el respaldo de los medios cercanos a su zona, la lectura de los centrales y su propia experiencia, Vargas le volvió a aportar a la selección.

Es cierto que le sigue costando la intensidad defensiva para los duelos mano a mano, aunque sumó en su entendimiento para cuidar las espaldas de los zagueros, para cerrar cuando la acción lo solicita y para sumarse al ataque con criterio si la oportunidad lo amerita. En el último cuarto del campo puede entregar precisión en el centro o en el remate. Para resumir: en este contexto, titular en la Liga BBVA y físicamente a punto, Juan Manuel es la mejor opción de lateral izquierdo.

Su ausencia, además, significaría alinear a Yotún y privaría al equipo de su gran alternativa de primer cambio más allá del resultado. Me encanta la opción de Yoshimar en la línea de los medios; es más, desde mi análisis y mis gustos, no descartaría su titularidad como un tercer volante potenciando su velocidad de juego, su transición agresiva, su conducción de balón y su capacidad para llegar. De marcador, más allá de su incuestionable crecimiento, del gran escenario donde está, enfrentará al Real Madrid nada menos; sigue arrastrando inconvenientes en los cierres defensivos, el juego aéreo y el nivel de atención. Es quien más queda enganchado y habilitando a los rivales.

Por último, viendo el vaso medio lleno, sumamos dos futbolistas de jerarquía internacional, que tal vez falte en otros puestos, para una misma posición. La salida de Vargas le presenta al comando técnico una dificultad por resolver. El lateral de pierna zurda ha sido, históricamente, una ubicación sensible. En el infierno de Barranquilla no podemos jugar con fuego. Necesitamos alguien que ayude a apagar los incendios.